EL DÍA DE CÓRDOBA En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Provincia de Sevilla

La primera reválida de Podemos y Ciudadanos llegará en dos meses a la provincia

Si es habitual que los resultados de unas elecciones se extrapolen para ver qué puede ocurrir en las siguientes, no es extraño que las miras se tengan puestas ahora en las municipales del 24 de mayo. Faltan 63 días y es inevitable pensar en cómo se plasmará el aterrizaje de Podemos, que ha sido la segunda lista más votada en 32 municipios de la provincia y tercera en otros 58, comiendo terreno sobre todo a IU y el PP. Si la tendencia se mantiene en municipios grandes, en los que la organización ya barajaba organizar agrupaciones de electores para afrontar el reto, podría traducirse en varios concejales en cada caso. También, aunque en menor medida, le pasaría a Ciudadanos, que se está articulando en la provincia con ex ediles y ex militantes del PP descontentos, como ocurre en Dos Hermanas, Tomares o Camas, entre otros. 

 

Atendiendo a los 16 municipios sevillanos con más de 20.000 habitantes, sin la capital, Podemos ha sumado casi 58.000 sufragios y ha sido segunda fuerza, por detrás del PSOE, en enclaves estratégicos. Entre ellos , Dos Hermanas (Podemos le sacó al PP más de 2.600 votos de diferencia) y La Rinconada, donde Podemos acapara el 20,57% de los sufragios, una cifra calcada a la que el PP sacó en las municipales y le dio cuatro ediles. Podemos, por cierto, le saca 1.718 votos al PP en el pueblo de la número 3 en la Ejecutiva andaluza y candidata a presidir la Diputación y con un PSOE liderado por Javier Fernández que no ha bajado del 47%. Podemos también es segundo en Alcalá de Guadaíra. Con diferencias menores, pero dispuesto para la alternancia o para liderar la oposición, también ha quedado así en Camas, Coria y Morón. 

 

Y como tercera fuerza está en Carmona, Écija, Lebrija, Mairena del Alcor, Mairena del Aljarafe, Utrera, San Juan y Tomares, el único mayor de 20.000 vecinos en el que el PP salva la nave y se mantiene primero. Es el pueblo de José Luis Sanz, el que aspiró a ocupar el puesto de Juan Manuel Moreno, pero el caso de los informes de una frase, que mantiene ahora imputado a parte de su equipo y a él pendiente de Supremo, mermó sus opciones, pese a que sigue defendiendo que no hay caso.   

 

Hay que tener en cuenta que los resultados de las elecciones municipales son muchas veces diferentes al resto. Los más dispares. La tendencia del voto en elecciones europeas, generales o autonómicas se invierte a veces, porque se conoce a los candidatos en persona, su trayectoria y coherencia. De  ahí que, casi como flores raras, el PP, el PA e IU logren sus mejores resultados en estas citas en una provincia en la que, en las demás elecciones, el PSOE se impone como una mancha (ver el mapa adjunto) que lo cubre casi todo.  

 

La consolidación de Podemos y de Ciudadanos depende de que logren poner al frente de sus candidaturas a vecinos convincentes o se desinflarán. También es cierto que es más fácil en estos grandes núcleos, con más donde elegir y una población más distante de la política local ávida de algo nuevo. Pero, de confirmarse la tendencia, ¿cómo se plasmará? ¿A costa de quién? La respuesta es diferente en cada sitio y lo único claro es que, salvo que el tirón de sus alcaldes obren el milagro, el PP puede ser el más perjudicado con IU, que ya cedió el domingo todos los votos (y más) con los que despuntó y logró su segundo diputado por Sevilla hace tres años. En las elecciones locales, los vecinos valorarán además cómo ha gestionado cada alcalde su particular crisis y sus recortes. El responsable está mucho más cerca que La Moncloa o San Telmo.   

 

Extrapolando resultados, es en las dos mayores ciudades en las que gobierna, Dos Hermanas y Alcalá de Guadaíra, en donde la llegada de Podemos y Ciudadanos ha castigado más al PSOE-A, pese a ser el más votado. En Dos Hermanas pierde 3.118 papeletas con respecto a 2012. El 35% de votos que acapara queda lejos del 47% de entonces y siembra dudas sobre la mayoría absoluta en las municipales, lo que explica que Francisco Toscano  haya decidido esperar para irse.  Podemos ha acaparado el 21,85% de los sufragios. Ciudadanos -que concurrirá con el ex edil del PP Juan Varela-, 11,73%. En las municipales de 2011, IU sacó tres ediles con el 11,59%, por si sirve de referencia. Lo ocurrido en Dos Hermanas refleja también el fracaso del PP en la segunda ciudad de Sevilla. El PP obtuvo el domingo casi 7.000 votos menos, 18 puntos porcentuales perdidos. IU, que en Dos Hermanas irá con Ganemos en mayo, pierde 3.214 votos y se queda de quinta fuerza. También pierde más de la mitad de los votos que logró en 2012 UPyD. 

 

En Alcalá, un PSOE aquí dividido,  perdió 1.250 votos para quedarse con un 36%. Teniendo en cuenta que en 2012 el resultado de las elecciones autonómicas fue el mismo de las municipales de 2011 (algo más del 43%), Antonio Gutiérrez Limones podría dar por perdida su mayoría absoluta. Podemos saca 7.199 papeletas, más de un 20%; Ciudadanos se queda con un 9,72%, por encima de IU, que se desploma, como el PP (pierde más de 4.000 votos). Con un 6.30% de los votos en las municipales, IU sacó en 2011 un concejal. Así, la composición del Pleno que mantiene acorralado a Antonio Gutiérrez Limones puede ser muy distinta en breve, aunque igual de compleja. 

 

En Camas, el PSOE pierde algo pero salva las naves y Podemos logra un 20% de sufragios. Ello supondría cuatro ediles si se tratara de unas municipales. En Coria, el PSOE apenas pierde 60 votos, pero Podemos, con el 16,37% de las papeletas que le han colocado segundo, podría tener tres ediles. El PP pierde aquí 1.600 votos y el PA, que gobierna en la Alcaldía, sólo mejora ligeramente. 

 

El PP salva el segundo puesto en Carmona, donde gobierna, pese al millar de votos perdidos. Podemos saca un 12,3% de sufragios y Ciudadanos, 6,30%, lo que en unas municipales -si se presentan y la tendencia se confirmara- supondría dos y un edil, respectivamente. En Morón, con el partido de Pablo Iglesias como segunda fuerza, sus 19% de votos podría traducirse en más de tres ediles. También aquí el PP pierde un millar de votos e IU, pese al puesto que ocupaba su edil Marina Segura en la lista de Antonio Maíllo, pierde 600 papeletas. Si en Tomares Podemos y Ciudadanos presentaran lista y mantuvieran el casi 16% que, cada uno,  logró el domingo, también obtendrían representación municipal. Un ejemplo: el único edil del PA que trae de cabeza al gobierno de Sanz logró su acta con poco más del 7% de los sufragios en las municipales.  

 

Por otro lado, la aparición de Podemos y Ciudadanos no  restó votos al PSOE, que hasta mejoró resultados el domingo en cuatro municipios, que superan los 25.000 vecinos. Dos de ellos, Los Palacios y Écija, forman parte de esos diez en los que el despunte del PP en 2012 ha sido flor de un día, porque se han perdido. En Écija el PSOE saca 662 votos más y se coloca con el 40%. El PP, que ostenta la Alcaldía desde 2011, pierde 3.220 votos, casi 17 puntos. Podemos y Ciudadanos se sitúan aquí como tercera y cuarta fuerza, por delante de IU (mil votos menos) y del PA, que llegó a ostentar la Alcaldía. En concreto, la lista de Begoña Gutiérrez obtuvo un 12,36% de los sufragios. De presentarse en las municipales y mantener esos apoyos, podría hacerse con al menos dos ediles. 

 

El PSOE, al que las encuestas dan mayoría absoluta en las municipales en Utrera, también ha mejorado en este municipio. El PP pierde casi 2.800 votos, que se reparten entre Ciudadanos (2.000) y Podemos (3.498) que recoge también de IU y se sitúa tercero, con casi el 14% . Si se toma como referencia el 16%, una cifra similar,  que el PP obtuvo en las municipales, se tradujeron en cuatro concejales en el gobierno del acalde del PA.

 

Pero el avance más espectacular del PSOE es en Los Palacios, donde el PP (que ahora ha perdido más de 2.000 seguidores) fue el más votado hace tres años. Los socialistas, con el 32,34% de las papeletas, ganan 620 votos en uno de esos pueblos que lleva cuatro años en el candelero por la "ruina" que dejó el PSOE tras su gestión, con el ex alcalde, Antonio Maestre, y varios ediles imputados. Para colmo, el PSOE funciona con una gestora después de que la designación de candidato a la Alcaldía desatara una lucha fraticida, con denuncias de pucherazos y falsificación de firmas, que el PSOE sevillano no ha aclarado. A ello se une el desastre de la propia Mancomunidad del Bajo Guadalquivir, que Maestre presidió en su última etapa.  

 

Aun así la marca PSOE ha podido con todo. Es, eso sí, territorio fiel a Susana Díaz, que mantiene a Maestre en un puesto destacado de la Ejecutiva de Sevilla y como vicepresidente del Consorcio de Aguas del Huesna. También aquí destaca la pérdida de votos de IU (se queda con 3.225 tras perder 1.227) frente a un Podemos que saca 2.357, el 12,5% del tirón. Con el 9%, el PA, por ejemplo, tiene dos ediles. 

 

Al contrario de lo que ocurre en Los Palacios, en Bormujos, con otro caso de supuesta corrupción  -el bolso de Loewe que recibió la alcaldesa, descartada por su partido para la relección-, sí parece desgastar al PP, que despuntó en 2012. Ahora queda segundo, con 2.540 votos, 1.300 menos. En un municipio conservador -cuando no ganaba el PP, lo hacía su homónimo independiente Baldomero Gaviño-, Podemos sacó el domingo casi el 17% de los sufragios y Ciudadanos, el 15%, lo que supondrían al menos tres ediles, los que Gaviño tiene ahora. 

 

También es llamativo lo que ha ocurrido en la ciudad que gobierna el diputado nacional del PP Ricardo Tarno, Mairena del Aljarafe: el PP pasa de primera a segunda fuerza en las andaluzas con sólo 452 votos más que Podemos, tercero y que logra un 20,41% que, de mantenerse en las municipales, le daría más de tres ediles. Ciudadanos saca un 14,43%. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios