EL DÍA DE CÓRDOBA En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Andalucía

Susana Díaz evita la pugna orgánica y los críticos le piden una oposición “más útil”

  • La líder del PSOE-A insta a sus contrarios a que se centren en los problemas de los ciudadanos en la crisis

Micaela Navarro y Susana Díaz, en Sevilla. Micaela Navarro y Susana Díaz, en Sevilla.

Micaela Navarro y Susana Díaz, en Sevilla. / Eduardo Briones / EP

Susana Díaz ha puesto tierra de por medio con la pugna orgánica que está por venir en su partido. En el PSOE andaluz hay un porcentaje de críticos casi sistémico que rondaba el 30%. No hay ahora datos númericos sobre las contrarias a la dirección de la ex presidenta de la Junta, pero existen y llevan semanas haciendo ruido.

Llegado el momento plantarán cara a la líder socialista, pero queda un mundo para eso. Para el camino que queda hasta entonces, Díaz reclama a sus críticos que se centren en los problemas que la pandemia ha generado, que es lo que “demanda ahora la gente”. “Cuando llegue la hora, habrá proceso orgánicos”, ha apostillado antes de entrar en una reunión con parlamentarios y senadores andaluces del PSOE celebrada en Sevilla esta tarde.

La pandemia ha cambiado el tablero político. El secretario general del PSOE y presidente del Gobierno no puede permitirse dedicarle tiempo a la vida orgánica del partido. A ello hay que sumar que la relación de Díaz con Pedro Sánchez pasa por un buen momento.

La líder socialista ha mantenido conversaciones con el jefe del Ejecutivo en estos últimos meses y su colaboración se deja ver en hitos como el nombramiento de Sandra García, una mujer de la total confianza de Díaz, como delegada del Gobierno en Andalucía. Como contrapartida, uno de los más destacados sanchistas en la comunidad, José Antonio Rodríguez, dirige a los diputados andaluces del PSOE.

Antes del encuentro, la secretaria general del PSOE andaluz ha dicho que no hay “mejor espejo” para comparar lo que hace un gobierno de izquierdas y otro de derechas, como el de Andalucía, que cuando “le ha tocado el mando único”. “Se ha visto que sus políticas iban en otro sentido, como la especulación del ladrillo, la falta de planificación de la vuelta al cole y un sistema sanitario que no refuerza este verano”, añadió. Ya dentro de la reunión, según informa Efe, Díaz ha admitido que ha cometido errores y reconoció que los últimos meses “no han sido fáciles”.

Varios diputados y senadores han expresado sus discrepancias con la dirección regional del partido, a la que reclaman una mayor “coordinación” y que se ejerza una oposición “más útil”. Ha habido 32 intervenciones en total, de las que una veintena tuvieron un contenido crítico aunque con matices, y el resto apoyaron la labor de Díaz o apelaron a la unidad.

Los críticos han reclamado una mayor difusión de las iniciativas del Gobierno de la nación aun admitiendo que se ha defendido la gestión. También han apostado por movilizar a todos los cuadros del partido, al considerar que hay “riesgos” de que el Gobierno de PP y Cs se pueda consolidar en Andalucía por una oposición “tibia” del PSOE.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios