Andalucía

Moreno pide a Bravo unas cuentas de 2020 “reformistas” y negociadas

  • El titular de Hacienda denuncia los “embargos” a los que se ha enfrentado la Administración por las “torpezas” de los socialistas a pesar de tener 3.000 millones de euros en las cuentas

Juanma Moreno y Juan Bravo se abrazan en un acto del PP. Juanma Moreno y Juan Bravo se abrazan en un acto del PP.

Juanma Moreno y Juan Bravo se abrazan en un acto del PP. / Julio Muñoz / Efe

Comentarios 1

Euforia en el PP tras la aprobación de los Presupuestos de la Junta para 2019. Lo dejaron claro en sus discursos del debate que albergó el Parlamento entre el miércoles y el jueves. Igual que sus socios de Vox. Pero este viernes se han conjurado en un acto en Carmona donde el presidente de la Junta, Juanma Moreno, ha anunciado “un nuevo reto” al consejero de Hacienda, Juan Bravo, para que las cuentas de 2020 sean “reformistas”, negociadas y consensuadas con otros partidos. También deben servir, según Moreno, para recuperar los servicios públicos que “arrebataron” los anteriores ejecutivos socialistas.

El presidente de la Junta defendió que los presupuestos de 2019 son los del cambio y también del diálogo”, lo que contrapuso “al ruido, a la bronca, a la mala educación, la falta de respeto a las instituciones y a los votantes” de otros partidos. “El centro político que nosotros representamos, ese es el nuevo modelo de gobierno” en la comunidad, ha añadido antes de aludir a la bronca del final del debate tras la cual Susana Díaz negó el saludo habitual al consejero.

Moreno ha recordado que él siempre saludaba a la consejera de Hacienda, María Jesús Montero, a pesar de no estar de acuerdo con las cuentas y de que no les aceptaran enmiendas, ya que “eso es educación, y tiene que estar por encima de las siglas políticas”. “Cuidemos las formas, cuidemos los estilos, cuidemos todo lo que hay que cuidar”, dijo, sin nombrar a Díaz.

Moreno valoró el trabajo del consejero de Hacienda al “cuadrar el círculo”, con la subida de las partidas para sanidad, educación o servicios sociales mientras se bajan impuestos, y también ha garantizado que el Gobierno andaluz será cumplidor con los objetivos de déficit que marque el Ejecutivo central.

Moreno ha agradecido también el trabajo de otros consejeros, como el de Presidencia, Elías Bendodo, que ha estado “en la sombra, donde se mueve muy bien, en el sigilo de las negociaciones”.

Por su parte, Juan Bravo reveló que la Junta tiene en la cuenta bancaria 3.000 millones de euros y, a pesar de esos fondos, a la Administración autonómica le han embargado y subastado inmuebles por las “torpezas” en la gestión de los socialistas.

Bravo ha relatado que “llega una sentencia a un funcionario y se queda en su mesa, no sé si el funcionario se ha muerto, cayó enfermo o no quiso tramitarla, la respuesta es que nos han embargado y han subastado los inmuebles”.

“Esa es la Junta que hemos heredado”, denunció el consejero, quien garantizó que el bipartito lleva a cabo la “política contraria”, sin permitir que eso ocurra.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios