Pago de 15.000 euros en un prostíbulo Fernando Villén gastó 23.000 euros más para uso personal con la otra tarjeta de la Faffe

  • Ciudadanos impulsará una comisión de investigación sobre las irregularidades en la extinta fundación pública

El consejero de Empleo, Javier Carnero, antes de su comparecencia. El consejero de Empleo, Javier Carnero, antes de su comparecencia.

El consejero de Empleo, Javier Carnero, antes de su comparecencia. / Juan Carlos Muñoz

Comentarios 19

Es cierto que a Javier Carnero le ha costado contestar a las preguntas directas que le hicieron los diputados de la Comisión de Empleo. Todos se han quejado–a excepción de la representante socialista, Marisa Bustinduy– de que el consejero de Empleo no respondía a sus cuestiones, pero en su declaración si hizo una revelación. Ha reconocido que el director gerente de la Faffe, Fernando Villén, gastó otros 23.000 euros para su uso personal con una de las dos tarjetas a las que tuvo acceso como jefe de la extinta fundación.

Carnero se ha enfrentado por segunda vez a una comisión para abordar el escándalo de las tarjetas de la Fundación Andaluza Fondo de Formación y Empleo, después de conocerse que, el 22 de marzo de 2010, se hizo un pago de más de 15.000 euros en el club de alterne Don Angelo, en Sevilla. 

Es cierto que, poco después, alguien canceló el pago y se abonó el efectivo, pero ahora queda claro que no es el único gasto personal que Villén sufragó con los fondos públicos de la Faffe, aunque después también los devolviera.

Según el relato de Carnero, en la historia de la extinta fundación hubo dos tarjetas, ambas a nombre del director gerente. Para el pago del Don Angelo utilizó una contratada con Unicaja formalizada en octubre de 2009 y que funcionó hasta la disolución de la Faffe en 2011. En la liquidación requerida a la entidad bancaria y que se envió al juzgado, el pago y posterior devolución en el club de alterne no aparece porque “es neutra a efectos contables”.

Con la otra tarjeta, contratada en 2004 con la Caja San Fernando –integrada ahora en Caixabank– hay más problemas. Una vez conocida su existencia, se pide a la entidad información al respecto. “A día de hoy no hemos recibido oficialmente la información solicitada”, ha apuntado Carnero antes de reconocer que las comunicaciones entre Caixabank y el personal del Servicio Andaluz de Empleo se limitan a “correos electrónicos con hoja de cálculo que contiene información no verificable e inconexa de los extractos” de esta segunda tarjeta y su cuenta asociada.

De esos documentos, Carnero deduce que hay “devoluciones” realizadas por Villén por valor de 23.000 euros entre 2004 y 2007 y que se corresponden con una compensación de gastos “personales” con cargo a la tarjeta de la Faffe.

Quejas de la oposición

El consejero de Empleo ha dicho no tener constancia de dónde se realizaron dichos pagos y que, cuando la entidad bancaria facilite esa información, la pondrá a disposición judicial. Tampoco sabe Carnero por qué Villén tuvo acceso a dos tarjetas tras recordarle Elena Cortés, de IU, que cuando ella fue consejera de Fomento sólo tuvo “un móvil y una tablet”.

“No sé como funcionaba entonces la Faffe”, ha reconocido el titular de Empleo, que tampoco respondió cuando Juan Marín, líder de Ciudadanos, le preguntó si cree que hubo un uso irregular de las tarjetas de la Faffe o que quién firmó los contratos de las tarjetas.

“Cuántos golfos fueron al puticlub”, ha espetado, muy expeditiva, la portavoz de Empleo del PP, Teresa Ruiz-Sillero, que también quiso saber quién hizo el pago al contado de 15.000 euros para cancelar el abono con tarjeta en el Don Angelo y si entre los asistentes al establecimiento hay cargos actuales del PSOE. “¿Cómo voy a entrevistar yo a Villén?, ha respondido Carnero antes de recordar que el ex director gerente de la Faffe irá a declarar al juzgado el 11 de octubre para aclarar la polémica de las tarjetas a petición de la Junta.

Otra comisión de investigación

Donde puede que también tenga que comparecer es en el Parlamento. Ya lo hizo en la comisión de investigación sobre los cursos de formación, pero las declaraciones de Javier Carnero y la respuesta de la oposición multiplican las posibilidades de que haya otra investigación en la Cámara para abordar las posibles irregularidades en la gestión de la extinta fundación. Todo depende de Ciudadanos, que hasta esta tarde no ha anunciado su postura sobre la propuesta del PP, que sí apoyan ya Podemos e IU.

“No vamos a impedir una investigación en el Parlamento”, ha garantizado Juan Marín tras abandonar la Comisión de Empleo, pero anunció el registro de su propia iniciativa, que se circunscribirá sólo a las irregularidades en el uso de las tarjetas de la Faffe, mientras que la comisión impulsada por el PP aborda también la gestión de las subvenciones de la Faffe en los ocho años que estuvo funcionando.

Con la Cámara cerrada por el periodo estival, la puesta en marcha de la investigación parlamentaria deberá debatirse en septiembre. La oposición puede forzar al PSOE a enfrentarse a la corrupción en el antiguo Hospital de las Cinco Llagas por tercera vez en menos de una década. Lo único que puede impedirlo es una convocatoria electoral adelantada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios