El lince 'Caribú' de Doñana murió por un fallo renal

La dolencia fue provocada por una infección bacteriana que probablemente se debió a la ingestión de roedores infectados o de agua contaminada.

El lince 'Caribú' de Doñana murió por un fallo renal
El lince 'Caribú' de Doñana murió por un fallo renal
Europa Press

08 de noviembre 2010 - 12:56

Los resultados de las pruebas analíticas practicadas en el Centro de Análisis y Diagnóstico de la Junta arrojan que el lince Caribú murió a causa de un fallo renal inducido por una infección bacteriana.

Tal y como señalan estas mismas fuentes del programa Life Lince, el contagio más probable del lince pudo ser por ingestión de roedores infectados o el consumo de agua contaminada. Lo cierto es que, Caribú, presentaba cuando fue hallado muerto el pasado 18 de septiembre en el término municipal de Lucena del Puerto, "pobre condición física secundaria a la afección renal".

En este sentido, recuerdan que en el transcurso del presente proyecto Life las enfermedades infecciosas son la principal causa de muerte de lince ibérico en la población Doñana-Aljarafe, mientras que los atropellos se sitúan en segundo lugar.

Caribú era un macho de cinco años procedente de Sierra Morena que en diciembre de 2008 fue liberado en el entorno de Doñana para reforzar la población del felino en el espacio protegido, debilitada por un brote de leucemia felina que causó la muerte de once individuos en 2007 y que redujo de forma importante la presencia de machos en la zona.

Este lince, a diferencia de Baya, otro macho traslocado a Doñana con el mismo propósito de reforzar de la población lincera de dicho espacio, que sí se ha establecido en el espacio natural y ha tenido descendencia, no logró asentarse en la zona, escapándose al menos en un par de ocasiones de Doñana, desde donde llegó hasta la frontera con Portugal.

De hecho, tres meses después de ser liberado en el Espacio Natural de Doñana, Caribú fue noticia por su largo viaje de casi 200 kilómetros por la provincia de Huelva. Tras dispersarse a comienzos de 2010 en el Sitio Natura 2000 Moura-Barranco, en el Alentejo portugués, este ejemplar fue localizado días después en el Cerro del Andévalo, tras lo cual había sido liberado en el entorno de la Laguna de Santa Olalla, zona cercada de la Reserva Biológica de Doñana.

Lo último