El espacio independiente CoMbO cierra tras dos años de actividad

  • Causas "económicas y naturales" provocan la clausura de la sala impulsada por La Fragua, si bien sus responsables continuarán el proyecto, que supera lo local, con nuevas propuestas

Adiós a CoMbO. El espacio artístico independiente que inició su trayectoria en marzo de 2014 en la calle García Lovera en el marco del proyecto La Fragua (el centro de arte y residencia de artistas internacional ubicado en Belalcázar), impulsado por Gabrielle Mangieri y Javier Orcaray, a los que se unió el comisario y crítico Jesús Alcaide, cierra sus puertas después de una intensa labor que ha comprendido, además de exposiciones y performances, jornadas de debate y otro tipo de actividades, superando el concepto de galería tradicional.

"Este tipo de experiencias tiene un tiempo y unos ciclos", explica Alcaide, "y un espacio independiente es diferente de un espacio institucional". Por otra parte, recuerda, se trata de "un proyecto artístico que iba a durar cuatro meses", alargado porque "la comunidad artística y la ciudad de Córdoba respondieron favorablemente". El cierre llega ahora "por cuestiones económicas", ya que "no hay un apoyo institucional claro a este tipo de iniciativas", y "naturales, ya que no queríamos poner mucha más energía en mantener un espacio y una infraestructura que en mantener un proyecto". "Tener un espacio abierto al público ha provocado que no nos pudiéramos concentrar en otras cosas", completa Mangieri.

"Más allá del balance interno que podemos hacer de estos dos años", indica Orcaray, "la ciudad demanda que se continúe con este tipo de proyectos". Los responsables de CoMbO se proponen ahora realizar "una labor de archivo importante" sobre estos dos años de "actividad frenética". Próximamente presentarán la memoria del primer ejercicio. "La independencia te lleva a mirar al futuro", apunta Orcaray, "pero hay que reflexionar sobre lo que se ha hecho".

"Hemos podido contar con artistas que son para nosotros importantes y que están en un momento de crecimiento y hemos crecido juntos", observa Mangieri. "Realmente nuestro proyecto no existiría sin ellos, son los protagonistas y queremos seguir buscando gente que nos aporte cosas y que tenga algo que decir sobre el momento que estamos viviendo", indica.

CoMbO es un proyecto "que no se hubiera podido hacer sin ese concepto de independencia", anota Alcaide. "Los artistas se han sentido muy cómodos en este contexto de trabajo, seguramente más de lo que se hubieran sentido en una institución al uso. Entre la comunidad artística a nivel nacional ha sido un proyecto muy valorado, hay quien ha sentido bastante el cierre y nos está preguntando por qué. Es algo que en otras ciudades como Barcelona o Madrid no se explicaría", añade.

"Se nos queda una red impresionante de contactos y desde ahí se construyen otros futuros que son los que nos interesan, por encima de que exista un local o no. La plataforma está más que valorada a nivel nacional e internacional", señala Orcaray.

Alcaide explica que "el proyecto sigue abierto, lo que no sigue abierto es el local: un espacio no determina unas ideas ni una forma de trabajar, sino el hecho de que tienes que desarrollar esas ideas en un contexto cerrado: estamos abiertos al mundo y a que posiblemente mañana hagamos otra cosa en otro lugar de Córdoba, o en otra ciudad".

"El problema", explica Orcaray, "es pensar en este tipo de proyectos desde una perspectiva local: este proyecto tiene una perspectiva global. Nosotros trabajamos en proyectos que muchas veces se hacen en sitios que ni nos esperamos". Aun así, destaca la respuesta de público que muchas de las iniciativas de CoMbO han tenido y la aceptación del mundo artístico. "Estamos recibiendo mensajes de artistas que muestran su alegría por haber podido participar en nuestra programación, y eso es algo que nos da gasolina para continuar", indica Mangieri, que considera que La Fragua ha creado "una red sostenible que va creciendo y puede seguir en cualquier sitio del mundo".

La Fragua está a punto de abrir su nueva temporada, "en la que seguramente se deje notar lo que está pasando y en la que cada vez vamos a hacer más lo que nos apetece", concluye Orcaray.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios