salvador cortés. matador de toros

"Me encierro con seis toros en La Algaba, a un paso de Sevilla"

  • El diestro sevillano, quien comienza mañana su temporada, desvela su cuarta gesta en solitario, para la que ya tiene comprometidos toros de Victorino Martín, Juan Pedro y Parladé.

Salvador Cortés, tras la entrevista realizada en 'Diario de Sevilla'. Salvador Cortés, tras la entrevista realizada en 'Diario de Sevilla'.

Salvador Cortés, tras la entrevista realizada en 'Diario de Sevilla'. / m. j. lópez

Salvador Cortés acomete la temporada 2017 con renovadas ilusiones y desvela en primicia una gesta que tendrá lugar a las puertas de Sevilla, en La Algaba, donde lidiará seis toros la próxima primavera en una fecha todavía por designar y que baraja entre el próximo mes de marzo y abril y para la que ya tiene apalabrados toros de las ganaderías de Victorino Martín, Juan Pedro Domecq y Parladé. Será la cuarta ocasión en que se encierre con seis toros un diestro que en la primera -2007 en la Maestranza- abrió la Puerta del Príncipe. Tras haber saboreado las mieles de las grandes ferias, el mairenero quiere resurgir y alcanzar éxitos históricos, como el hito en la Feria de Abril de 2006, cuando cortó cuatro orejas en una misma tarde, de los 25 trofeos conseguidos en la plaza del Arenal.

"Lo que he conseguido... lo puedo volver a hacer. Tengo muchas cosas que decir en el toreo y aquí estoy"

-Salvador, ¿preparado para su comienzo de temporada, mañana, en Villaluenga del Rosario?

-Sí. Todas las temporadas las afronto preparado y con ilusión. Uno siempre piensa que será mejor que la anterior y estoy con ganas de disfrutar, de darle veinte pases a cada toro y que el aficionado disfrute con mi toreo. Es un cartel interesante con Ventura, Paquirri y el novillero jerezano Bonmati.

-En principio se iba a celebrar en su pueblo, ¿a qué se debe el cambio?

-Posteriormente a que estuviera todo el papeleo en regla, pidieron unos diez mil euros por el piso de plaza donde se iba a instalar una portátil, un lugar sin uso, donde había escombros. Estaba organizado por Viento Bravo y yo también gestionaba cosas. Pero por razones políticas internas no miraron por el pueblo ni por los beneficios que hubiera tenido el festejo para negocios, como la hostelería, como sucedió el año anterior cuando se llenó la plaza.

"Tengo momentos bajos e incluso he llorado por una situación de la que no soy culpable"

-Luego, el 25 de febrero: Cantillana.

-Aunque es un festival, el cartel es muy fuerte y comprometido, junto a Manuel Díaz El Cordobés, El Fandi, Cayetano, López Simón y Pablo Aguado.

-¿Y tras estos dos festivales?

-Me encierro con seis toros en La Algaba, a un paso de Sevilla. Es una idea que acabo de decidir.

-Fecha y ganado...

-Será el próximo mes de marzo o como muy tarde en abril y en cuanto al ganado lidiaré seis toros de hierros distintos y ya tengo comprometidos toros de las ganaderías de Victorino Martín, de Juan Pedro Domecq y de Parladé.

-No será su primera actuación en solitario.

-No, será la cuarta. La primera fue el 12 de octubre de 2007 en Sevilla, corté cuatro orejas y abrí la Puerta del Príncipe; la segunda fue un festival en Mairena, en mi pueblo, donde corté ocho orejas y tres tabos e indulté un toro. Y la tercera el 28 de febrero de 2015 en Écija, ante seis toros y un sobrero y corté siete orejas.

"Hace un par de años pensé en retirarme... Mi ambición es volver al circuito y torear, torear y torear"

-¿Actuará en Sevilla?

-Espero torear en Sevilla porque llevo desde 2012 sin pisar la Maestranza. Es algo que me duele mucho, pero la vida no se acaba aquí. Todos los puestos que me han dado en Sevilla los he ganado a ley y espero que este año sea bueno para volver a mi tierra. Ya dije la verdad en un comunicado el año pasado y ahora todo está olvidado. Este año, si le apetece a la empresa, aquí está Salvador Cortés para contratarlo para Sevilla.

-¿Cómo se desarrolló la temporada pasada?

-Toreé ocho corridas de toros y seis festivales. En el de Mairena, con llenazo, hice dos faenas importantes. También triunfé en Corella y salí a hombros en la corrida de Almazán junto a Padilla y El Cid y destaco otra faena a un toro de Juan Pedro Domecq en Écija. Estoy contento dentro de lo que toreé.

-Cuando se está fuera del circuito, ¿a qué se agarra para continuar ilusionado?

-A la afición y a la confianza en uno mismo. Tengo momentos bajos e incluso he llorado de impotencia por una situación de la que no soy culpable del olvido de las empresas. Es doloroso. Pero no me vengo abajo. Lo que he conseguido, dos, tres cuatro veces... lo puedo volver a hacer. Tengo muchas cosas por decir en el toreo y aquí estoy.

-En esos momentos bajos, ¿en qué ha pensado?

-Hace un par de años pensé en retirarme.

"Espero torear en Sevilla porque llevo desde 2012 sin pisar la Maestranza. Es algo que me duele mucho"

-¿Qué hace falta para volver a las grandes ferias?

-Seguir con la ilusión que tengo. Si no lo logro mañana, será pasado mañana. Lo importante es estar preparado cuando pase el tren y no estar obsesionado.

-Pero está claro que los triunfos para que tengan gran repercusión hay que conseguirlos en Sevilla y Madrid.

-Sí, claro. Por eso quiero volver aquí este año y que se me dé el sitio que tengo para reencontrarme con la afición y la plaza.

-¿Cuál es el planteamiento para 2017 en festejos y apoderamiento?

-Tras los festivales vendrá la encerrona y después lo que vaya viniendo. En cuanto a apoderado, no tengo y me estoy representando a mí mismo.

-¿Y cuál es su ambición más allá de esta temporada?

-Mi ambición es volver al circuito y torear, torear y torear.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios