Toros

Romero, Miranda y Silvera dan color onubense al abono taurino sevillano

  • Ramón Valencia hizo oficial ayer ese secreto a voces que un día antes destapó los carteles abrileños

El empresario Ramón Valencia durante la presentación de los carteles de la feria de abril 2020 El empresario Ramón Valencia durante la presentación de los carteles de la feria de abril 2020

El empresario Ramón Valencia durante la presentación de los carteles de la feria de abril 2020 / Juan Carlos Muñoz (Sevilla)

Andrés Romero y David de Miranda son toreros del abono 2020 en Sevilla. También lo es el novillero Emilio Silvera incluido en la cartelería de novilladas con picadores que en verano acoge el coso del Baratillo. Oficialmente, los carteles del abono sevillano salieron ayer a la luz aunque extraoficialmente andorrearon el día anterior por muchos rincones de la información taurina. Ya saben pues que entre Aguado, los egos y desamores de cada uno en el pretendido cartel de Resurrección y los Garcigrande de por medio, el abono titula perfectamente en sevillano, como debe ser, aunque con esos efectos colaterales capaces de dejar fuera a Paco Ureña, a todas luces con merecimientos de sobra para que hubiese habido otra sensibilidad con el de Lorca e incluso con Diego Ventura que es otro de las damnificados de una feria en la que ambas partes deberían de haber hecho un esfuerzo por estar sobre todo por lo que el aficionado y la plaza gana con ellos como profesionales.

Llama también la atención el discreto sitio que la feria concede a Ginés Marín y la justicia con Rafael Serna. Lo demás, es lo que hay, toreros al por mayor.Mas al margen de cualquier otra circunstancia interesa Sevilla porque dentro tiene la presencia de tres protagonistas de tanto matiz onubense como son los nombres de Andrés Romero, David de Miranda y el de Emilio Silvera.

Con los tres ha hablado esta redacción de Huelva Información en el día de ayer para conocer las opiniones sobre su cita sevillana. Una ocasión que a poco que se mire se antoja de estricta justicia para Andrés Romero, el último triunfador de rejones y al que la empresa sevillana dejó fuera el año pasado. La alegría cuaja cuando el de Escacena nos atiende telefónicamente desde La Corchuela, su cuartel general. “Sevilla es un lujo y así hay que disfrutar el estar anunciado. Afortunadamente las negociaciones han llegado a buen puerto. Es un romance muy bonito, pero no fácil, el que hay entre esa plaza y yo y te puedes imaginar la satisfacción tan grande que tengo en estos momentos por lo que gratifica el que ese esfuerzo y la dureza con la que se anda cada día te traiga una feria tan importante como es Sevilla”, comentó Andrés Romero.

Sabe que abrirá ese cartel con Lea y Guillermo Hermoso de Mendoza y sabe también que esa drástica reducción de los rejones en el abono maestrante le dejaba sin opciones a poco que Ventura y Hermoso hubiesen estado. Más la música suena bien y quien está es Romero “El día de mi alternativa también me tocó abrir plaza y no tengo mal recuerdo de aquella tarde. Hay que estar mentalizado para cualquier cosa. En Sevilla queremos estar todos anunciados. Estoy feliz porque los triunfadores deben de estar en las plazas donde cuajan su triunfo y en Sevilla tengo pleno de salidas a hombros y espero no romper la racha este año”, argumentó Andrés.

Debuta como matador de toros en el abono sevillano. Dejó sensaciones como novillero pero la estela de ese triunfo en Las Ventas le trae a Miranda un puesto en la preferia de Sevilla. Localizamos ayer al onubense en tierras salmantinas rematando un par de tentaderos por aquellos lares. Nombrarle Sevilla debe dejarle una amplia sonrisa de satisfacción que no se ve pero se intuye cuando le preguntamos por su inclusión en la feria, “Lo primero que se te viene a la cabeza es suerte. Suerte de poder estar en una feria donde todos los toreros nos pegamos tortas por estar. Después, satisfacción porque los esfuerzos y los triunfos a mí me han ayudado a estar en esta feria dentro de un año importantísimo donde tanto me exijo yo como torero. Es indudable que La Maestranza es una de esas plazas que soñamos los toreros cuando pensamos en nuestro paso por la profesión. Porque es bonita y porque es importante. Junto con Madrid suponen los dos pilares de una temporada determinante. Por lo tanto te puedo decir que estoy inmensamente feliz y un sueño muy bonito que arranca en otra plaza importante como es Valencia y que vendrá a completar Madrid”, remata el triguereño.

Al tercer eslabón de ese matiz onubense de la feria sevillana nos lo acerca la oportunidad del móvil desde La Merced. En su ruedo anda estos días Emilio Silvera compartiendo entrenamiento con su padre. Sevilla no le ha tratado mal en su carrera pero estar este año se antoja vital para un novillero al que sin duda Huelva le va a plantear la opción de su alternativa. “Cuando salen los carteles es cuando uno está puesto. Me siento feliz porque otro año más Sevilla me de esa oportunidad de mejorar mi situación. Sevilla siempre me ha respetado en ese sentido y siempre elogio ese trato y me siento privilegiado que me consideren entre esa afición. Me siento onubense y sevillano y nada quita ni pone de más a un sitio u otro. Mi padre es de Huelva y mi madre sevillana. Tengo doble suerte porque ambos son sitios importantes en mi vida como torero y como persona”, declaró Emilio cuyo debut en la temporada será en el próximo festival de Huelva y con la mirada puesta este año en Madrid como objetivo importante.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios