Cultura

Carlos Franco retrata en su cartel taurino "lo invisible" del arte

  • El madrileño presenta una composición marcada por el cromatismo, uno de los rasgos distintivos de su obra.

  • "Más que la realidad, es el color lo que me conmueve", asegura.

El pintor Carlos Franco ante el cartel durante la presentación. El pintor Carlos Franco ante el cartel durante la presentación.

El pintor Carlos Franco ante el cartel durante la presentación. / Antonio Pizarro

El pintor Carlos Franco confiesa que el mundo de los toros le ha interesado siempre, desde que en la infancia tuvo la "suerte" de asistir a la alternativa de Curro Romero en Madrid. "Es lo primero que vi, y se me quedó grabada esa sensación de algo invisible que percibes y al mismo tiempo no sabes explicar", argumenta el creador, que asegura haber tenido la fortuna "de haber ido a otras corridas muy buenas, donde estaba presente ese elemento que para mí existe en cualquier arte y que es indefinible con la palabra, a no ser que sea en la poesía".

En el cartel taurino que presentó este viernes en la Real Maestranza de Caballería de Sevilla, Franco se ha servido de su intenso cromatismo -"más que la realidad, es el color lo que me conmueve"- para trasladar al espectador a "una situación tan intensa como la que se vive en la plaza, donde confluyen la fiesta, el sacrificio, la muerte, la risa... eso que nos hace humanos". En su cuadro, que el artista ha estructurado como un naipe, "donde se repite lo de arriba abajo y lo de abajo arriba", irrumpe entre otros detalles el Guadalquivir. "Quise poner la visión exterior de la Puerta del Príncipe, que da al río, algo con lo que el torero sueña; pero al mismo tiempo me gustó meter el río dentro de la plaza", analiza Franco, reacio a desentrañar demasiado una composición "muy inconsciente" cuya complejidad permite numerosas lecturas.

El madrileño, nacido en 1951, se ha decantado para su cartel por un tamaño mayor del habitual. "Empecé con la idea de un formato más pequeño, pero me atrajo la idea de hacerlo más grande. Había abordado antes aguafuertes y grabados con toros, y me quedaron entonces las ganas de apostar por mayores dimensiones", explica sobre una obra de técnica mixta en la que tras imprimir digitalmente "un boceto muy acabado" ha reforzado el conjunto con nuevas capas de pintura. "Me sirvo del ordenador, de la técnica, pero el dibujo del que parto es mío, y el color es mío también", manifiesta.

Franco, representante de la Nueva Figuración Madrileña que ha expuesto con frecuencia en la galería Marlborough, ha sido protagonista de una muestra en el Reina Sofía y participado en la colectiva que visitó el CAAC Los esquizos de Madrid, es "un pintor taurófilo", como lo define Juan Fernández Lacomba, quien acompañó al artista en la presentación del cartel. En las pinturas que hizo para la fachada de la Casa de la Panadería de Madrid, en el fragmento que retrata el conocimiento popular, como recuerda Franco, un personaje embozado dentro de una escena sobre la rebelión de Esquilache "lleva unos pantalones de torero, con lo que sugiero que el toreo es un arte que surgió dentro del pueblo". También sus pinceles dieron forma a unos niños en unos toriles, con lo que "quería plasmar el mundo del toro desde una perspectiva cotidiana". "En los mitos de los griegos, en Altamira, el toro se percibe como algo fundacional, como algo que ha estado en relación con el hombre desde siempre", añade Franco. "Es un animal que representa el valor y la nobleza, algo que uno busca cuando va a una corrida y no siempre encuentra. Pero yo sigo yendo, porque si la tarde funciona, te espera una emoción indefinible".

El teniente de Hermano Mayor de la Real Maestranza, Javier Benjumea, recordó ayer al pintor Juan Maestre, que impulsó en 1994 la iniciativa de anunciar la temporada taurina con carteles esbozados por grandes creadores. Maestre mostró "una preocupación por dar una dimensión cultural a nuestra corporación", rememoró Benjumea, a través de "una espléndida colección" por la que han pasado, entre otros, Miquel Barceló, Carmen Laffón, Larry Rivers, Fernando Botero y Luis Gordillo, y a la que este año se ha unido Carlos Franco.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios