EL DÍA DE CÓRDOBA En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

TV-Comunicación

Cinco series para evadirse del desasosiego

  • 'The Good Wife', 'Mad Men', 'Succession', 'The Leftovers' y 'La casa de papel', algunas de las mejores series de la última década, son una vía de escape ideal para desconectar de la presión mediática del coronavirus

Donald Draper en 'Mad Men'. Donald Draper en 'Mad Men'.

Donald Draper en 'Mad Men'.

La primera semana de cuarentena no ha sido fácil. El bombardeo de cifras de contagiados y muertos, las constantes ruedas de prensa y el runrún persistente de la crisis sanitaria provocada por el coronavirus deja a la audiencia exhausta. Una tesitura que merma psicológicamente al espectador, sabedor de que la evolución de la enfermedad no ha alcanzado su pico máximo. Están por llegar los días más complicados y queda una larga cuarentena por delante. Por ese motivo, es justo y necesario que el fin de semana suponga, por lo menos en lo audivisual, una vía de escape.

 

El cine se hace fuerte en la parrilla de sábado y domingo, con propuestas que van de la comedia al drama romántico pasando por las oportunistas apocalípticas, telefilmes vespertinos de siempre y cine independiente de calidad, un abanico para todos los públicos en tiempos de confinamiento.

 

Sin embargo, el universo de la ficción seriada cuenta con miles de productos que satisfacen a los televidentes más exigentes. Es el momento álgido del consumo online, una alternativa donde los usuarios encontrarán amplios y suculentos catálogos para pasar horas devorando la mejor producción nacional e internacional del momento. Sesiones para ponerse al día o maratones para serieadictos pueden ser dos buenas excusas para plantarse delante de la pequeña pantalla como si de una sala de cine se tratara, solo hay que echarle ganas y voluntad. Las palomitas y la bebida nunca fueron tan económicas y reconfortantes.

The Good Wife

Pese a no estar entre las producciones laureadas de la última década, este drama legalista de 156 episodios es una receta ideal para desconectar del mundanal ruido. Protagonizada por Julianna Margulies, esta creación de los hermanos King (Robert y Michelle) mezcla los casos judiciales con las historias personales de sus protagonistas.

Ver esta publicación en Instagram

Alicia and Peter won't be the only one's in need of some wine after tonight's #TheGoodWife party. 🍷

Una publicación compartida de The Good Wife (@thegoodwife_cbs) el 24 Abr, 2016 a las 4:02 PDT

La protagonista principal es Alicia Florrick, una talentosa abogada dedicada a su familia, que se ve obligada tomar los mandos de su familia cuando su esposo (Chris Noth), un destacado fiscal del condado, es encarcelado por corrupción política. Una vez finalizado el atracón de seis temporadas, los espectadores pueden continuar con su secuela, The Good Fight, basada en el personaje de Diane Lockhart, encarnada por la veterana Christine Baranski.

 

Mad Men

Quince Emmy y cuatro Globos de Oro avalan este drama ambientado en una ficticia agencia de publicidad de Nueva York de los años 60. Este producción de Matthew Weiner de 92 capítulos traslada a los televidentes a otra época donde las costumbres y usos eran bien distintos. La historia de Don Draper (Jon Hamm) es considerada por muchos una obra maestra, guionizada por los autores de Los Soprano, otro clásico imprescindible de la pequeña pantalla.

Ver esta publicación en Instagram

Megan Draper and Don Draper in episode 3. #madmen #amc

Una publicación compartida de Mad Men (@madmen_amc) el 20 Abr, 2013 a las 4:45 PDT

Los personajes, magistralmente interpretados, son complejos, y la arriesgada narrativa con temporadas auto conclusivas. Los espectadores serán testigos de tramas en las que se trata el adulterio, el sexismo y el alcoholismo. Además, el vestuario, estética, decorado y ambientación son una delicia para los ojos.

The Leftovers

La historia creada por Damon Lindelof (Perdidos) no suele colarse en la lista de las mejores y es una de las series más injustamente tratadas por la crítica, pero pasados los años, y como los buenos vinos, los analistas coinciden en calificarla como brillante.

Basada en la novela homónima de Tom Perrotta, cocreador y guionista, esta producción de HBO se centra en la vida de una ciudad residencial cuyas ideas preconcebidas se vienen abajo cuando un evento mundial provoca la desaparición de 140 millones de personas. El relato se describe a través de los ojos del atormentado policía Kevin Garvey (Justin Theroux).

 

Succession

Poder, política y familia son tres elementos principales de este drama de Jesse Armstrong, ganador del Globo de Oro 2020. Will Ferrel y Adam McKay son los productores ejecutivos de esta historia que narra las ansias de poder, control y tribulaciones del magnate de los medios de comunicación Logan Roy (Brian Cox), patriarca de una familia disfuncional donde sus cuatro hijos tratan de hacerse con sillón de mando de la compañía.

Esta producción de HBO es un ejercicio técnico impecable, y su guion e interpretaciones llevan al espectador a la reflexión. Veinte capítulos repartidos en dos temporadas que reflejan a la perfección la corrupción del sistema.

 

La casa de papel

El estreno el 3 de abril en Netflix de la cuarta temporada es la escusa perfecta para ponerse al día durante el encierro de las tres anteriores. La producción de Vancouver Media, la más laureada de la historia de la televisión nacional y única ganadora de un Emmy, es todo un fenómeno de ficción internacional que traslada al espectador a la frenética aventura de ocho atracadores en su asalto a la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre.

El encierro de estos ladrones, personajes sin nada que perder y repletos de aristas, y sus 67 rehenes es dirigido por el misterioso Profesor (Álvaro Morte), que manipula con maestría a las fuerzas de élite de la policía.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios