Empresa

“Estamos construyendo una compañía tecnológica para los próximos 20 años”

  • El presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete, mira al futuro y hace balance de 2018 en una carta a los accionistas

El presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete. El presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete.

El presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete.

El presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete, ha puesto en valor la estrategia de Telefónica y ha subrayado que las compañías del sector que no hayan preparado sus redes para “la explosión de inteligencia cognitiva” que se avecina no podrán capitalizar el crecimiento experimentado.

Álvarez-Pallete ha destacado, en la carta que abre el Informe de Gestión Consolidado de Telefónica correspondiente al año 2018, que el pasado año la compañía alcanzó los 356 millones de clientes, “con los que tenemos una relación de mayor valor y que cada vez están más satisfechos”.

Redes inteligentes

El presidente explica que Telefónica es una compañía tecnológica que ofrece “conectividad inteligente sobre nuevas redes de alta velocidad, flexibles, seguras y avanzadas que integran elementos de inteligencia artificial”.

Esta es la base, según Álvarez-Pallete, para “brindar los nuevos servicios digitales que demandan los clientes” y que sitúa a Telefónica a la vanguardia de las nuevas tecnologías haciendo un “uso pionero de la inteligencia artificial en su modelo de relación con el cliente, en sus procesos y en sus sistemas de gestión”.

José María Álvarez-Pallete incide en la estrategia a largo plazo de Telefónica, explicando que “estamos construyendo una compañía tecnológica para los próximos 20 o 30 años, no para el próximo trimestre ni para los dos siguientes”. Así, dedica una parte importante de su carta a exponer cuál debe ser el rol de Telefónica en un entorno de cambio muy exigente.

Preparados para el cambio

El presidente de Telefónica, que destaca la importancia del ejercicio 2018 como punto de inflexión en la transformación de la compañía, afirma que “va a generar valor a largo plazo para todas las sociedades en las que opera y para los colectivos con los que se relaciona”.

Para lograrlo, Álvarez-Pallete repasa algunos de los requisitos en los que centra su gestión: la confianza con todos los grupos de interés con foco especial en incrementar la satisfacción del cliente, el crecimiento inclusivo y sostenible priorizando servicios con impacto positivo en el medio ambiente, la eficiencia optimizando las capacidades, especialmente digitalizando redes y operaciones y el equipo humano cada vez más diverso y capacitado con nuevas habilidades comerciales y tecnológicas.

Ese compromiso a largo plazo, explica el presidente de Telefónica, tendrá un efecto en el modelo de remuneración de todo el equipo de la compañía.

En este sentido afirma que, a partir de 2019, la remuneración variable estará “ligada a factores como la confianza del cliente, la confianza de la sociedad, la igualdad de género y el cambio climático”, además de otros indicadores financieros tradicionalmente contemplados en el cálculo de la remuneración.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios