SECUELAS DEL VERANO

Y a la vuelta, problemas de pareja

Curiosamente, después de los paseos románticos por la orilla del mar y las cenas a la luz de las velas, son muchas las rupturas que se producen a la vuelta de vacaciones. Según el Instituto de Política Familiar (IPF), uno de cada tres divorcios que se producen en España tiene lugar en el mes de septiembre. La razón: a mayor tiempo libre, más discusiones. Estas disputas que pueden causar graves problemas tras el periodo vacacional. El regreso al hogar y el comienzo del trabajo son momentos de planificación, según apunta la psicóloga Isabel Díaz. Esto se manifiesta como un nuevo caldo de cultivo para que surjan roces entre la pareja por temas como el material escolar de los hijos, la búsqueda de ahorro en septiembre tras el despilfarro de las vacaciones, la organización de los horarios para llevar a los niños al colegio, las comidas... Los datos del IPF indican que la mayor parte de las separaciones se dan en las parejas jóvenes de entre 25 y 35 años, con poco tiempo de casados y con un hijo pequeño. Para evitarlo, los pisicólogos aconsejan salir más con los amigos para descansar de la pareja, e incluso, si es necesario, hablar menos, hasta que se pase la irritación producida por el estrés de la vuelta al trabajo y la rutina.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios