Alto Guadiato

Vecinos de Espiel denuncian el desinterés de las administraciones por recuperar el Puente Mocarra

Puente Mocarra, en el término municipal de Espiel.

Puente Mocarra, en el término municipal de Espiel. / El Día

La plataforma ciudadana que reclama la restauración del Puente Mocarra de Espiel, incluido recientemente en la Lista Roja del patrimonio por su estado ruinoso, ha lamentado "la falta de un criterio responsable" por parte de las administraciones competentes para recuperar este bien histórico documentado por primera vez en 1748. Desde hace varios años, un grupo constituido por 125 vecinos lucha por arrancar un compromiso de las instituciones que, hasta el momento, no ha llegado; todo lo contrario, unas y otras parecen pasarse el balón a juzgar por el relato ofrecido por el colectivo.

La primera instancia se dirigió a Patrimonio, cuenta el portavoz de la plataforma, José Soriano. El organismo contestó que no estaba dentro de su responsabilidad al tratarse de una vía pecuaria y aconsejó acudir a la Delegación de Agricultura, Ganadería y Pesca, a la que se envió instancia. La respuesta fue que la responsabilidad es de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) y que, en todo caso, "no se puede realizar obra sin su expreso consentimiento". 

El 15 de octubre de 2020, el colectivo espeleño dirige una nueva instancia a la Consejería de Agricultura para pedir una aclaración mayor,  a la "que aún no se ha dignado contestar".

"Dada la falta de un criterio serio sobre a quë organismo oficial le corresponde asumir la ejecución de la posible obra", los vecinos recurrieron al Ayuntamiento de Espiel para tratar de averiguar quién es el propietario del puente. Esta vez desde el Consistorio, se dirige pregunta a la Diputación y a la CHG, y se reciben dos contestaciones paralelas.

Por un lado, la Confederación, respecto al desbroce del arroyo, da una serie de recomendaciones sobre la importancia de la conservación de la flora de ribera pero que, en definitiva, "lo que intenta es quitarse de encima la responsabilidad".

Y la Diputación asegura que la restauración es responsabilidad de la CHG, pese a que la ley expresa que es obligación de la administración competente en ganadería el mantenimiento y conservación de las vías pecuarias. Además, la institución provincial redirige el asunto al Ayuntamiento, que según el alcalde, el popular José Antonio Fernández, carece de jurisdicción sobre el puente. Es decir, "no puede pedir subvención para un bien sobre el que no tiene propiedad por ser vía pecuaria". "Todo este entramado está documentado, con lo cual se demuestra la falta de un criterio responsable de la administración para mantenimiento de nuestro patrimonio. Solo Hispania Nostra lo ha tomado con responsabilidad incluyéndolo en la Lista Roja de patrimonio", ha censurado la plataforma. Y es que, según Hispania Nostra, la pasarela "necesita una rehabilitación urgente o se podría perder para siempre".

Ubicado sobre el arroyo de los Molinos, el puente de Marimiguel o Mocarra, como popularmente se conoce, se ubica en un paraje de gran belleza y es peculiar por su antigüedad, recordó Hispania Nostra. Aparece por primera vez en los documentos antiguos del Ayuntamiento espeleño en el año 1748, en el que consta su rehabilitación, si bien se desconoce su fecha de construcción.

La pasarela forma parte de la red de vías pecuarias, donde se recoge descrito como un portón, según la Delegación de Agricultura, Ganadería y Pesca de Córdoba. Aunque es de suponer, teoriza Hispania Nostra, que el puente consta de mayor antigüedad que estos caminos. En concreto, pertenece al cordel Villaviciosa-Fuente Obejuna de la vía pecuaria entre Córdoba y Extremadura.

En los años 70 del pasado siglo XX, se construyó otro puente aguas abajo. Y ahí empezó el declive de la vieja infraestructura. Hispania Nostra recuerda, de hecho, que para facilitar el paso de maquinaria pesada se eliminó el pretil del puente Mocarra y, de hecho, aún se pueden ver restos caídos en el arroyo. "Desde entonces, el deterioro del puente en conjunto ha sido acelerado", avisa la asociación conservacionista. Muy transitado por los senderistas que recorren esta zona de gran riqueza natural en plena Sierra Morena cordobesa, en los últimos tiempos ha surgido un movimiento que insta a su rehabilitación, aunque por el momento solo se ha conseguido llamar la atención de Hispania Nostra.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios