Campiña Sur

El sector de la cerámica de La Rambla afronta su digitalización como clave de futuro

  • Los empresarios y las distintas administraciones coinciden en la necesidad de buscar fórmulas para garantizar el relevo generacional en los talleres

Luis Torres, Álvaro Montaño, Alfonso Osuna, Juan Ruz, Ángel Herrador y José Manuel Santiago. Luis Torres, Álvaro Montaño, Alfonso Osuna, Juan Ruz, Ángel Herrador y José Manuel Santiago.

Luis Torres, Álvaro Montaño, Alfonso Osuna, Juan Ruz, Ángel Herrador y José Manuel Santiago. / Juan Ayala

Una apuesta decidida por las nuevas tecnologías y por el posicionamiento en los mercados digitales y el impulso del relevo generacional en los talleres son los principales retos que el sector de la alfarería de La Rambla debe afrontar para encarar el futuro con garantías. En estas ideas han coincidido los empresarios y las administraciones públicas participantes en la mesa de redacción que, bajo el lema La Rambla, ciudad alfarera, organizada por el Día , ha abierto la 89 Feria de la Alfarería y Cerámica En Barro, que se desarrolla hasta este domingo en el municipio de la Campiña Sur cordobesa.

Los talleres de La Rambla constituyen una de las cuatro Zonas de Interés Artesanal de la provincia, con 62 inscritos en el registro de la Junta de Andalucía. En el coloquio, moderado pro el director de este periódico, Juan Ruz, han participado el alcalde en funciones, Alfonso Osuna (IU); el delegado de Empleo, Formación, Trabajo Autónomo, Economía, Conocimiento, Empresa y Universidad de la Junta en Córdoba, Ángel Herrador;el presidente de la Asociación Alfareros de La Rambla, Álvaro Montaño, y el alfarero emprendedor Luis Torres. En Barro desarrolla su programa hasta este domingo con la presencia de 25 talleres de la localidad y varias empresas auxiliares.

El primer edil ha destacado que esta cita anual “tiene una importancia muy grande” para los empresarios y ha subrayado cómo ha evolucionado en este último mandato, con un cambio de nombre y fechas –antes se celebraba en agosto, coincidiendo con la festividad de San Lorenzo, patrón de la localidad– y la incorporación de empresarios “con visión de futuro” y “mente abierta” que han insuflado aire fresco a un sector que durante décadas ha permanecido encerrado en los talleres y con dificultades para acceder a nuevos mercados.

De ahí que, según Osuna, “no cabe más política que situarnos al lado de nuestros empresarios y nuestros emprendedores”, ante lo que ha dicho que todas las administraciones deben estar “unidas”. El Ayuntamiento –ha manifestado– ha puesto “todos los medios” a su alcance, pero la participación del restos de instituciones ha sido desigual. Así, mientras ha agradecido el apoyo decidido de la Diputación de Córdoba, ha echado en falta mayor colaboración por parte de la Junta de Andalucía.

Críticas a la implicación de la Junta

“No hemos estado bien atendidos. Las convocatorias de subvenciones no salen en fecha y nos merecemos algo más”, ha expresado el regidor rambleño, que aun así ha agradecido la labor que desarrolla la Agencia Andaluza de Promoción Exterior (Extenda). Precisamente, de manera paralela a la mesa de redacción tenía lugar una misión comercial con clientes potenciales llegados de Japón o Estados Unidos.

El delegado de Empleo, Formación, Trabajo Autónomo, Economía, Conocimiento, Empresa y Universidad de la Junta en Córdoba, Ángel Herrador, ha defendido precisamente que la voluntad de la nueva Junta de Andalucía es “apoyar al sector artesano”, como ya sostuvo el propio consejero, Rogelio Velasco, durante la entrega de los Premios Andaluces de la Artesanía.

Herrador ha dejado claro que lo primero va a ser apostar por el relevo generacional, que se llevará a cabo mediante una serie de ayudas con las que se pretende conseguir dos hitos importantes para el sector: “De una parte, que no se pierdan empleos y profesiones tradicionales que empobrezcan nuestro tejido empresarial y cultural; y de otra, que los jóvenes que se incorporen al mercado laboral puedan encontrar en la artesanía un nicho en el que desarrollar su carrera y tengan la oportunidad de adaptar este sector a la economía digital”.

La obligación de estar en las plataformas electrónicas

Un momento de la celebración de la mesa de redacción. Un momento de la celebración de la mesa de redacción.

Un momento de la celebración de la mesa de redacción. / Juan Ayala

El responsable territorial de Empleo ha informado asimismo de que las ayudas también se dirigirán a la transformación digital y a la diversificación empresarial. “No nos podemos olvidar que internet y las nuevas tecnologías abren, para el sector artesanal andaluz, incontables posibilidades para comercializar sus creaciones en el exterior y para internacionalizar su trabajo, que está muy ligado al turismo, ya que son dos áreas que se retroalimentan”, ha dicho el responsable territorial. Así, Ángel Herrador ha llamado a los empresarios rambleños a estar presentes en las plataformas de venta electrónica, como Amazon o Ebay, así como a posicionar el producto de manera adecuada en el mercado.

Precisamente, el empresario rambleño Luis Torres, que ha recibido uno de los premios a la artesanía de Andalucía por sus cada vez más conocidas pajaritas de cerámica, ha dado su testimonio como emprendedor avezado en el uso de las nuevas tecnologías. “Todavía se habla de que abrir una web es el futuro, pero es ya el presente. Es lo básico. No es que sea la panacea, pero sí que es importante el posicionamiento y que sepas moverte en el entorno digital”, ha dicho Torres, quien ha animado a sus colegas a zambullirse en el mundo digital. “Hay que hacer una pieza en el torno y salir a vender, y no hacer 200 piezas y acumularlas en una estantería”, ha dicho. 

El presidente de la Asociación de Artesanos Alfareros, Álvaro Montaño, ha incidido en que “la venta por internet es uno de los puntales del negocio, así como los encuentros con posibles compradores extranjeros, pues el mercado exterior es lo que prima”. Y ha señalado el otro gran reto que debe afrontar el sector sin demoras:el relevo generacional, “una de las cuestiones más difíciles de resolver”. Montaño, por ejemplo, ha echado en falta la organización de más cursos formativos ante la dificultad de que los talleres puedan contar con aprendices de alfareros o pintura.

Participantes en la misión comercial de Extenda en En Barro. Participantes en la misión comercial de Extenda en En Barro.

Participantes en la misión comercial de Extenda en En Barro. / Juan Ayala

Torres ha añadido que el relevo generacional “va mucho más de la artesanía”, pues obedece más a una cuestión “de educación y de estilo de vida”. “Siempre insisto en que hay una generación perdida en la alfarería en La Rambla. Quienes hemos tenido a padres alfareros, lo hemos visto como un castigo cuando no queríamos ir al colegio y nos decían: tú estudia que, si no, te vas al taller”.

En busca de fórmulas para mejorar la formación

Con el objetivo de involucrar a los jóvenes, el alcalde en funciones vio interesante contar con una escuela taller sobre la materia que ilustre a los emprendedores con los fundamentos básicos de la cerámica.

El delegado de la Junta, por su parte, ha animado a evitar el pensamiento que tienen muchos estudiantes de que “la cerámica no tiene futuro”. Y, consultado por la idoneidad de contar con un ciclo de Formación Profesional pese a que la competencia es del área de Cultura, ha reconocido que “sería una forma de acercar a los jóvenes al sector”. Herrador ha puesto como ejemplo la experiencia de la vecina Montilla, donde la incorporación de estudios sobre Enología a la oferta del instituto Emilio Canalejo está empezando a dar sus frutos con el acceso de profesionales muy especializados al mercado laboral.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios