Campiña Este

Reivindicación de libertad y fe para el cofrade judío de Baena

  • El colinegro Juan Carlos Cruz protagoniza la XVIII Exaltación del Judío de Baena

  • Crisanto Hidalgo, que cumple 50 años como Judas, recibe el título de cofrade ejemplar

Juan Carlos Cruz, en un momento de la exaltación. Juan Carlos Cruz, en un momento de la exaltación.

Juan Carlos Cruz, en un momento de la exaltación. / Sara Núñez

Religiosidad, respeto, libertad y alguna que otra reivindicación han colmado la XVIII Exaltación del Judío de Baena en una mañana de domingo en la que el patio de butacas se puso en pie y aplaudió al ritmo del toque de los judíos el canto emocionado y sentido de un pregonero, Juan Carlos Cruz, que esbozó con sentimiento y pasión el día a día de la más emblemática figura de la Semana Santa baenense.

Visiblemente nervioso como así le delataban sus temblorosas manos, el pregonero inició su cantar mostrando su amor por Baena, por la imagen de San Juan (pimientos morrones) y, sobre todo, por sus “judíos colinegros”; y mostró su “gran orgullo” por pertenecer a la 4ª Cuadrilla desde los 15 años.

Defensor a ultranza del judío, Cruz ha dicho que “siempre ha preservado su identidad a pesar de las adversidades” y ha reivindicado que “el judío es cofrade y esto nunca se nos debe olvidar”, por lo que debemos de acudir “a San Francisco a escuchar los misereres pues es ahí donde está y no en los bares”.Asimismo, el pregonero ha insistido en que “el judío no tendría sentido sin la amistad, ya que ésta es el mejor caldo de cultivo”. A través de “sentimientos y emociones, se forjan amistades para toda la vida”. “La amistad es el ingrediente más importante de la receta del judío”, ha dicho.

Especialmente emotivo ha sido el “momento íntimo y único” en el que ha esbozado como su madre cada madrugada del Miércoles Santo le ayuda a colocarse el pañuelo y el anillo, y ha reivindicado que “no pongan hora al fin de tocar el tambor”. “A quién puede molestar oír a un judío solitario por la calle”, ha clamado.

A pesar de ser colinegro hasta la médula, Cruz no ha dejado a un lado su “admiración y respeto” hacia los judíos de la cola blanca y ha deseado “poder tener un casco mitad colinegro y mitad coliblanco”, así como ha dejado en el aire la idea de que en la mañana del Domingo de Resurrección pudieran desfilar ambas colas.

Crisanto Hidalgo recibe el título de cofrade ejemplar

De igual forma, la Asociación Cultural de la Primera Cuadrilla de Judíos de la Cola Negra, encargada de la organización de este Pregón al Judío, también ha hecho entrega del título de cofrade ejemplar a Crisanto Hidalgo, judío de la primera cuadrilla de coliblancos desde hace 60 años y que esta Semana Santa cumplirá medio siglo representando la figura de Judas el Miércoles Santo. Es el judío en activo más veterano de toda la cola blanca.

Además, se reconoció a la autora del cartel anunciador de la exaltación al judío de este año, la pintora baenense Rocío Pérez, quien a través de una obra realizada con técnica mixta ha querido reflejar “el color y la alegría que emite el judío de Baena”. El cuadro representa el conocido como Paso del Evangelista, realizado en esta ocasión por un judío de la cola negra.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios