Los Pedroches

El oficio de la piedra seca ya es Patrimonio Mundial

  • La candidatura ha sido impulsada por España, Croacia, Chipre, Francia, Grecia, Italia, Eslovenia y Suiza

Un muro levantado con piedra seca en la dehesa pedrocheña. Un muro levantado con piedra seca en la dehesa pedrocheña.

Un muro levantado con piedra seca en la dehesa pedrocheña. / El Día

El oficio de la construcción en piedra seca, tradición ancestral en todo el Mediterráneo y que tiene numerosos ejemplos en la comarca de Los Pedroches, ya es Patrimonio Mundial. La candidatura, impulsada de manera conjunta por España, Croacia, Chipre, Francia, Grecia, Italia, Eslovenia y Suiza, ha recibido el visto bueno de los expertos reunidos en la cumbre que se celebra desde el lunes en Islas Mauricio. Las tamboradas de Baena también optan a este distintivo.

El expediente sobre el arte de la piedra seca incluye diversos informes del Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico respaldando la candidatura. El departamento de la Junta describe que la construcción en piedra en seco es uno de los "oficios más singulares" de algunas comarcas de Sierra Morena, consistente en que "aprovecha piedras sin labrar y barro, materiales recogidos en las proximidades, en la arquitectura rural". Se consiguen así "estructuras perdurables en el tiempo". Para ello, se emplean "piedras de tamaño y peso reducidos", y "el manejo de la técnica y la habilidad del hombre representan las herramientas principales".

Esta técnica, "distintiva de la arquitectura rural", era tradicionalmente empleada para construir viviendas rurales, chozos, cercados, portales y recintos para el ganado, de ahí que su integración en el entorno natural "permite hablar de un paisaje antropizado, al responder a la necesidad de aprovechar racionalmente materiales muy abundantes en la dehesa serrana para organizar el territorio y despejar el terreno de los excesos rocosos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios