Alto Guadiato

Peñarroya-Pueblonuevo recupera la monumental chimenea de La Papelera, un momento "histórico"

  • La estructura, construida en 1917, sobresale sobre los tejados de la localidad con sus 47 metros de altura

  • La restauración ha sido posible gracias a la colaboración de todo el municipio y arrancó en 2017 con una campaña de micromecenazgo

Fotografía tomada con un dron por Guadiato Mavic. Fotografía tomada con un dron por Guadiato Mavic.

Fotografía tomada con un dron por Guadiato Mavic. / Guadiato Mavic

El pasado industrial de Peñarroya-Pueblonuevo empieza a brillar tras décadas de abandono. Después de tres años de gestiones y trabajos, la Asociación La Maquinilla ha conseguido restaurar e iluminar al fin la chimenea de La Papelera, construida en 1917 y con 47 metros de altura, uno de los emblemas del municipio del Alto Guadiato. Y la recuperación ha sido posible gracias a la colaboración de "todo el pueblo" peñarriblense, como ha valorado el alcalde, José Ignacio Expósito (PSOE). El presidente de La Maquinilla, Rubén Cañamaque, ha calificado de "histórico" este momento por lo que significa para los vecinos: "Es una manera de recuperar nuestro orgullo. Este monumento forma parte de la memoria del trabajo de generaciones pasadas. En otros pueblos hay castillos o iglesias, pero esto es lo que somos en Peñarroya".

El término municipal peñarriblense conserva 13 chimeneas, el mayor conjunto de todo el Sur de España, aunque muchas de ellas se encuentran en ruina o en mal estado de conservación. En diciembre de 2018, la Junta de Andalucía declaró Bien de Interés Cultural (BIC) todos los vestigios del pasado industrial y minero de la comarca, con el Cerco Industrial de Peñarroya como principal emblema. Este reconocimiento, sin embargo, apenas ha alterado la situación decadente de este patrimonio, por lo que la recuperación de este chimeneón se ha vivido como un "impulso a la autoestima" del municipio.

El proyecto no ha sido fácil y arranca en 2017, cuando la estructura cumplió un siglo de vida. La Maquinilla organizó una compaña de micromecenazgo que logró 17.500 euros de recaudación, una buena suma, aunque insuficiente para una labor de tanta envergadura. La factura total, de hecho, ha superado los 30.000 euros y ha sido posible gracias a aportaciones de empresarios locales y del propio Ayuntamiento, ha explicado el alcalde. El proyecto técnico, por ejemplo, se ha hecho por colaboración del arquitecto, sin ningún coste. Al igual que los paneles explicativos que se han instalado a los pies del monumento, que han sido elaborados por la propia asociación.

Inauguración de la iluminación artística. Inauguración de la iluminación artística.

Inauguración de la iluminación artística. / Jorge Custodio

La principal dificultad, en todo caso, ha sido encontrar una empresa que "se atreviera" a alcanzar con una plataforma la corona de la chimenea. Tras muchos contactos, Técnika SL, con sede social en Sevilla, aceptó el encargo y, para los trabajos, utilizó la plataforma más grande del mercado, como ha explicado Cañamaque. En cuanto a la recuperación de la estructura inferior, ha corrido a cargo de voluntarios. La base se encontraba inundada y llena de humedades, y ahora es visitable el conducto de unos diez metros de longitud que la conectaba con la fábrica de papel, actualmente la Litoteca, también declarado BIC.

Queda pendiente la autorización administrativa para derribar el muro que la separa de este edificio para que la experiencia sea completa y se comprenda mejor el funcionamiento de todo el complejo. "Aunque solo hayamos iluminado un monumento, significa muchísimo. Es una manera de recuperar autoestima en un pueblo muy castigado por el paro o la pérdida de población, en el que casi todo son malas noticias. Es nuestra historia, nuestros orígenes", destaca Cañamaque.

El alcalde ha explicado que este será el primer paso para la recuperación del patrimonio industrial de la localidad, de manera que ya está en proyecto la iluminación de una segunda chimenea, la de la Fundición de Plomo, de 53 metros, la más alta de todo el conjunto. Será un proyecto más rápido y económico debido a que, por su buen estado de conservación, no requiere de restauración previa.

Un excepcional Lugar de Interés Industrial

La chimenea de La Papelera se ubica en pleno casco urbano del municipio y forma parte de lo que se llamó el segundo cerco industrial. En diciembre de 2018, la Junta lo declaró Bien de Interés Cultural (BIC) con la categoría de Lugar de Interés Industrial. Este conjunto vinculado a la extracción del plomo y el carbón, que constituye uno de los mejores referentes de la actividad minero-industrial andaluza durante los siglos XIX y XX, alberga un variado patrimonio de edificaciones en las que predomina el eclecticismo y el historicismo, además de elementos propios de la arquitectura popular francesa.

Actualmente se mantienen en pie 13 chimeneas, que son los elementos más llamativos del conjunto, y edificios notables por su singularidad arquitectónica. Entre ellos destacan los de la Fundición de Plomo, el Almacén Central, la Fábrica de Briquetas, el Edificio del Planning, los Silos de Fertilizantes, los Talleres de Vagones, todos ellos construidos en el siglo XIX, y la Central Térmica, de principios del XX.

Respecto al patrimonio del casco urbano, sobresalen el edificio de la Dirección de la Sociedad Minero Metalúrgica de Peñarroya, la casa social y vivienda del director, el Hospital Minero (actual centro de salud), el antiguo Círculo Franco-Español (actual biblioteca municipal), el convento de la Presentación de María, el antiguo Colegio Francés y la iglesia de Santa Bárbara. El Lugar de Interés Industrial se completa con otros edificios y conjuntos como la chimenea de la fábrica de la luz, la fábrica de papel, la fábrica de tejidos La Yutera (donde se ubica el Museo Geológico y Minero), el conjunto de castilletes del Pozo Montera y del Pozo número 3 y los complejos mineros del Pozo de Belmez y del Pozo María (Fuente Obejuna).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios