Campiña Sur

Montilla nombra a Luis del Olmo Capataz de Honor de la Fiesta de la Vendimia

  • "Montilla en mi corazón es tan importante como el Bierzo", agradece el periodista

  • "Los vinos de Montilla van a marcar lo que me queda de vida", destaca

Brindis en el Castillo del Gran Capitán de Montilla. Brindis en el Castillo del Gran Capitán de Montilla.

Brindis en el Castillo del Gran Capitán de Montilla. / El Día

La Fiesta de la Vendimia de Montilla sigue su curso con multitud de actividades en las que el protagonista está siendo el periodista Luis del Olmo. El Castillo del Gran Capitán fue en la noche de este sábado el escenario donde el maestro de la radio recibió el título de Capataz de Honor de manos de la anterior, Rosa Gallardo Cobos, directora de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Agrónomos y de Montes de la Universidad de Córdoba

En el acto estuvieron presentes los miembros de la Corporación Municipal de Montilla encabezados por el alcalde, Rafael Llamas (PSOE); la regidora de Moriles, Francisca Carmona (PSOE); el Consejo Regulador de la Denominación de Origen (DO) Montilla-Moriles, la Hermandad de la Virgen de las Viñas y diferentes autoridades civiles, militares y religiosas, así como multitud de público.

“El vino se ha convertido en el vínculo entre el hombre, la tierra y el espíritu. En estos días de vendimia elogiamos al vino y vendimiamos amistad”, comenzó la presentación de este acto la periodista Carmina Leiva, para, tras presentar a todos los presentes, ceder el turno a Rosa Gallardo, quien otorgó el relevo al nuevo Capataz de Honor.

El periodista radiofónico recibió las llaves de la bodega de la Casa del Inca Garcilaso de manos del alcalde como símbolo de las bodegas y lagares de toda la comarca. A continuación, el hermano mayor de la Cofradía de la Santa Cena, María Santísima de la Estrella y Nuestra Señora de las Viñas lo nombró oficialmente Capataz de Honor.

Del Olmo fue el responsable de designar, a continuación, a los nuevos Capataces de Campo y de Bodega, títulos otorgados al lucentino Manuel Gómez Gómez y José Hidalgo López, conocido como Pepe El Maleno, respectivamente.

“Es la segunda vez que vengo a esta ciudad. La primera vez vine a trabajar y no era consciente de la grandeza de esta tierra. Montilla en mi corazón es tan importante como el Bierzo, Ponferrada”, admitía Del Olmo.

“He recibido muchos premios pero nunca soñaba ni había esperado que unos buenos amigos de Montilla me iban a nombrar su Capataz de Honor. Los vinos de Montilla han marcado y sin duda van a marcar lo que me queda de vida”, destacó. Luis del Olmo se despedía en el atril con el poema Cuando seamos viejos de Alberto Bourbon, que tantos años utilizó para despedir su programa Protagonistas.

El alcalde de Montilla, Rafael Llamas felicitó a los nuevos capataces y agradeció a Luis del Olmo su aceptación de este título, que “honra a nuestro pueblo”. “Venir a Montilla es un privilegio de poder sentir la pasión de la cultura, la emoción por el arte y la atención por la historia que esta ciudad encierra y atesora. Tenemos el empeño de poner en valor el amplio potencial turístico que posee Montilla y lo hacemos de la mejor forma que sabemos que es compartiéndolo”, subrayó el primer edil.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios