Hornachuelos

El Gobierno justifica que El Cabril se amplíe ante el cierre de las centrales nucleares

La vicepresidenta cuarta y ministra para la Transición Ecológica Teresa Ribera , durante la sesión de control en el Pleno del Senado. La vicepresidenta cuarta y ministra para la Transición Ecológica Teresa  Ribera , durante la sesión de control en el Pleno del Senado.

La vicepresidenta cuarta y ministra para la Transición Ecológica Teresa Ribera , durante la sesión de control en el Pleno del Senado. / Kiko Huesca / Efe

"No hay la menor intención de cambiar el tipo de residuos que se almacena en El Cabril", pero "sí el adecuar sus necesidades volumétricas ahora que tenemos fecha cierta para el calendario de cierre de las centrales nucleares", ha asegurado la vicepresidenta cuarta del Gobierno y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera.

De esta forma ha confirmado el Gobierno central la pretensión de ampliar el centro de residuos nucleares situado en Hornachuelos, propuesta que ya avanzó el Día a mediados del pasado mes de noviembre.

Ribera ha ofrecido esta información este martes en el Senado ante una pregunta realizada por la senadora de Adelante Andalucía María Pilar González Modino sobre los planes del Gobierno respecto al almacén de residuos nucleares de El Cabril.

La ministra ha indicado que El Cabril es una parte "muy importante" del Sistema Nacional de Gestión de Residuos Radiactivos de muy baja, baja o media intensidad, y ya desde el Programa Nacional de Residuos "estaba prevista su ampliación con respecto a este tipo de residuos" y también "pendiente de concretar qué podría ocurrir con este tipo de residuos como consecuencia del calendario de cierre de centrales nucleares".

Se tratará, ha indicado la titular de Medio Ambiente, de una "modificación del emplazamiento", que "no solo requerirá una evaluación de impacto ambiental" sino también "diálogo con todos los municipios y vecinos afectados".

La senadora González Modino ha indicado que la intención del Gobierno pasa por "duplicar la capacidad de basura radiactiva que hay en El Cabril de muy baja, baja, media intensidad y también de residuos nucleares".

"¿No tienen otro sitio? ¿Nada más que Andalucía? ¿Nada más que la provincia de Córdoba para almacenar los residuos radiactivos del conjunto del Estado?", ha preguntado la senadora a la vicepresidenta.

González Modino ha apuntado a la ministra que "si quiere arreglar algo en Andalucía, es un buen sitio para empezar la Transición Ecológica" y también ha indicado que "no nos den solo basura de baja y media intensidad radiactiva", pues la Transición Ecológica podría empezar por la de Andalucía".

"Nunca nadie jamás ha planteado un Almacén Temporal Centralizado (ATC) en El Cabril, aunque constituye una pieza fundamental del Sistema Nacional de Gestión de Residuos de muy baja, baja o de intensidad media", ha contestado Ribera.

La ministra ha declarado que en este séptimo Programa Nacional de Residuos Radiactivos, que el Gobierno está abordando, "queda pendiente dar una solución" que "esperamos poder encontrar a lo largo del año sobre cómo se puede producir ese almacenamiento temporal de residuos de alta intensidad con todas las garantías de seguridad".

La única diferencia con respecto a El Cabril en la situación actual, ha dicho Ribera, es que "tal y como estaba previsto en 2006, necesitamos incrementar su capacidad para los residuos de baja y media intensidad".

"Me consta que el presidente de Enresa está disponible para hablar con todos aquellos que quieran entender porque la transparencia y la seguridad van a ser una señal muy importante de la confiabilidad de las personas que viven en la proximidad de toda esta zona", ha concluido Ribera.

La idea del Ejecutivo

Según avanzó este periódico, la ampliación que tiene en mente el Ejecutivo para El Cabril es de abrir 12 celdas más para 2028, todo a través de una nueva plataforma que contenga residuos nucleares de media y baja intensidad.

El Cabril cuenta actualmente con una capacidad de almacenamiento acondicionado de unos 50.000 metros cúbicos y dispone de 28 celdas. No obstante, casi el 80% de ese espacio está ya ocupado, por lo que Enresa considera necesaria la ampliación para poder tratar y guardar los restos que generen las centrales nucleares –y otros operadores– una vez que se desmantelen.

El centro de almacenamiento de residuos nucleares de Hornachuelos es el único que existe en España, de ahí que Enresa defienda que "El Cabril es parte esencial del sistema nacional de gestión de los residuos de media y baja actividad (RBMA) y constituye el eje del mismo; tiene como objetivo fundamental el almacenamiento definitivo de este tipo de residuos en forma sólida, aunque también cuenta con diversas capacidades tecnológicas, incluyendo instalaciones de tratamiento y acondicionamiento", en consonancia con lo expresado por la ministra Ribera.

El Cabril ya almacena los restos de la central José Cabrera, en Guadalajara, que se desactivó hace algunos años, además de los residuos radioactivos que se generan en otros espacios, como hospitales. Esta ampliación supondrá que El Cabril también acoja los restos de Almaraz I y II deben estar apagadas entre 2027 y 2028, en el ejercicio 2030 le tocará el turno a las de Ascó I y Cofrentes; para 2032 se prevé el cierre de Ascó II, y en 2035 toman el relevo las de Vandellós II y Trillo, según el calendario del Ministerio de Transición Ecológica y Reto Demográfico (Miteco).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios