Puerto del Calatraveño

Una explosión de flores y política

  • El mes de mayo arranca con multitud de festejos en los municipios de Córdoba, un pico de alergia y un desembarco de políticos dispuestos a todo en clave de elecciones municipales

Carmen Calvo, el miércoles, con el candidato del PSOE en Cabra. Carmen Calvo, el miércoles, con el candidato del PSOE en Cabra.

Carmen Calvo, el miércoles, con el candidato del PSOE en Cabra. / Antonio J. Roldán

La primavera acaba de explotar en la provincia de Córdoba con su munición de cruces, romerías, rincones pintorescos y flores a tropel, sus temidas alergias y, lo que es más temible, su sucesión de citas electorales. Mientras Lucena celebra sus Fiestas Aracelitanas, Añora desvela sus Cruces tras un año de arduo trabajo y en Cañete de las Torres todo está a punto para cocinar el salmorejo más grande del mundo –con nada menos que 550 kilos de tomates–, los candidatos a las elecciones municipales han iniciado una maratón con la presentación de sus listas que terminará el 26 de mayo, ya exhaustos, con un último brindis que para algunos será dulce y para otros será totalmente amargo.

Una de las candidaturas que más nervios ha provocado en la provincia es la presidida por Luis Moreno en Baena, exalcalde del PSOE no muy querido en su antiguo partido y que el viernes por la noche desveló los rostros que lo acompañarán en esta nueva aventura política bajo las siglas de Independientes por Baena y Albendín (Iporba). Lo de independientes no es algo muy novedoso para Moreno, que siempre fue un incómodo verso libre en su antiguo partido y que ahora, sin ningún tipo de ataduras, aspira a levantar tempestades contra su antiguo pupilo, el alcalde Jesús Rojano, a quien acusa de todos los males del municipio, como si él no tuviera nada que ver.

“Tengo tanta experiencia que el resto de la candidatura no la necesita porque yo la sumo toda, ya que soy el político que más tiempo ha estado en cargos públicos y en política local en la historia de Baena”, dejó dicho Moreno el viernes por la noche ante sus estupefactos convecinos, no se sabe muy bien como mérito o como demérito. Sus pensamientos y aspiraciones consisten, así básicamente y sin ningún tipo de cortapisas, en torpedear la gestión del PSOE y desalojar a Rojano de la Alcaldía.

Nada mejor como una cruz de mayo para rebajar tanta tensión. En Puente Genil, donde la Mananta se alarga casi desde febrero hasta mayo, lo tradicional en el Día de la Cruz es un desfile infantil que rememora, a pequeña escala, los desfiles del Viernes Santo de los mayores. Por poco no se topó con el Imperio Romano en miniatura el ministro de Agricultura, Luis Planas, quien ayer estuvo en Puente Genil para respaldar la candidatura del socialista Esteban Morales, que aspira a revalidar el cargo por tercera vez. Planas, todo lo contrario que Moreno, apeló al “sentido común, la mesura y la moderación” como rasgos esenciales que deben mantener al candidato socialista en la Alcaldía.

Su compañera en Madrid, la egabrense Carmen Calvo, también ha estado esta semana en Córdoba en clave medio electoral medio festivo. El Primero de Mayo aprovechó el puente para respaldar la candidatura del PSOE de Cabra, liderada por Antonio Jesús Caballero, que las tiene difíciles para desbancar al senador popular Fernando Priego, uno de los baluartes del partido de Pablo Casado en Andalucía. Calvo, por cierto, se llevó a la Subbética el discurso nacional de miedo a “las derechas”: “Nos apoya gente que incluso ni nos esperamos con tal de disipar los nubarrones”, dijo literalmente en una intervención que ha gustado muy poco al Norte de Despeñaperros al entender que no se sabe dónde empieza el papel de Carmen Calvo vicepresidenta del Gobierno y dónde empieza el de Cerman Calvo militante socialista.

Aunque lo de las fronteras líquidas empieza a ser cada vez más habitual en los cargos públicos, y es practicado por unos y por otros, y criticado igualmente por unos y por otros. En Los Pedroches, que estos días también se divierten vistiendo cruceros de granito, las han tenido con el delegado del Gobierno en la Junta de Andalucía, Antonio Repullo, por una visita a la residencia de mayores El Salvador de Pedroche. “Mezclar las instituciones con los partidos, más aun en periodo electoral, es algo que parece gustar demasiado en las filas del PP”, se quejó el alcalde, el socialista Santiago Ruiz. ¿Nos lo aplicamos todos?

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios