almodóvar del río

El embalse de La Breña cuenta ya con la primera playa de Córdoba

  • El Ayuntamiento habilita una zona de baño de 150 metros con sombrillas y duchas, que estará en uso hasta el próximo 30 de septiembre

  • El horario permitido es de 11:00 a 20:00

Panorámica del área de baño, con la presa al fondo. Panorámica del área de baño, con la presa al fondo.

Panorámica del área de baño, con la presa al fondo. / reportaje gráfico: el día

Comentarios 1

Almodóvar del Río cuenta ya con la primera zona autorizada de baño interior de toda la provincia de Córdoba. Y esta playa lacustre se encuentra a poco más de 20 kilómetros de la capital, media hora en coche. El Ayuntamiento carbulense ultima los detalles de esta zona recreativa en el pantano de La Breña, donde ha instalado sombrillas, papeleras y duchas, y el próximo fin de semana, con el ascenso de las temperaturas previsto -38 grados centígrados de máxima prevista en Sierra Morena, según la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet)-, vivirá su estreno oficioso. "Las expectativas son bastante buenas porque hay ciudadanos que llevan años esperándolo", destacó la alcaldesa, Sierra Luque (IU). La temporada se prolongará hasta el 30 de septiembre y el horario de baño permitido será de 11:00 a 20:00, según los permisos obtenidos.

Luque detalló que la zona de baño, de 140 metros de longitud, se ubica en el paraje conocido como El Pinillo, junto al chiringuito y el área de actividades recreativas, donde también se ha habilitado una zona de estacionamiento. La regidora destacó que el Ayuntamiento de Almodóvar del Río lleva años trabajando para convertir La Breña en un espacio recreativo cuya oferta pueda competir con la de las zonas costeras. De hecho, son varias las empresas que actualmente ofrecen servicios de ocio.

"Las expectativas son bastante buenas porque se espera desde hace años", dice la alcaldesa

Una de ellas, Active Andalucía, se encuentra junto al edificio de actividades en la naturaleza. Entre su oferta se encuentran el senderismo, el tiro con arco, rutas en kayak, escalada en rocódromo, escalada en roca, rutas en bicicleta de montaña, tirolina o esquí náutico. La otra empresa es Xtreme Gene, especializada en actividades deportivas como waterski o wakeboard. La pesca es otro "atractivo" que el embalse ofrece, pues sus aguas son ricas en black bass y lucios, aunque su práctica está prohibida en la zona de baño. Tampoco se permite la acampada ni encender fuegos.

El procedimiento burocrático arrancó en marzo de 2016, cuando el Consistorio envió a Bruselas el cuestionario pertinente para recibir el visto bueno. En agosto de aquel año, técnicos municipales remitieron a los servicios de Salud de la Junta de Andalucía las muestras de agua requeridas para determinar su calidad. La Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG), además, ya instaló en febrero de 2016 en el embalse la primera estación móvil de desinfección de mejillón cebra en la cuenca del Guadalquivir, lo que facilita desde entonces utilizar embarcaciones en el lago artificial. Al igual que en Iznájar, desde que la CHG decretó el 28 de mayo de 2015 el confinamiento de embarcaciones en el embalse de La Breña II por la presencia de mejillón cebra, todo propietario quedaba obligado a aplicar el protocolo de limpieza y desinfección en sus embarcaciones, así como en los elementos auxiliares de baño o en cualquier utensilio que pudiera contribuir a la propagación de esta especie.

Contando el actual, Córdoba llevaba ya diez veranos sin tener zonas de baño continental autorizadas por parte de las administraciones sanitarias competentes. Esto significa que el baño no estaba permitido en ninguno de estos espacios, que van desde los embalses hasta playas -como la de Valdearenas, en la localidad de Iznájar y a los pies de su pantano- hasta por ejemplo el de Vadomojón, en la comarca del Guadajoz, donde en pleno verano no es difícil ver embarcaciones y algún que otro bañista en sus aguas sin temor alguno. Son los ayuntamientos los que tienen que solicitar el permiso necesario para dar de alta la zona de baño, una demanda que la Junta comunica al Ministerio de Sanidad, que es el órgano que tiene que dar el visto bueno definitivo y el que concede o no la autorización.

Desde el año 2008, cuando entró en vigor la nueva normativa, la Secretaría General de Calidad, Innovación y Salud Pública se encarga de la elaboración del censo de aguas de baño de Andalucía. Durante la temporada de baño, las administraciones están obligadas a proporcionar información sobre la calidad de las zonas de baño. Los sitios sin censar escapan a esta vigilancia y, por tanto, los riesgos se multiplican. Además del preceptivo estudio de calidad sanitaria obligatorio al inicio de la temporada, existen informes quincenales. Y, además, en las inmediaciones de cada zona de baño el Consistorio correspondiente tiene que facilitar información sobre el plan de limpieza, el grado de cumplimiento de los requisitos de calidad o la descripción del sitio y de las infraestructuras disponibles.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios