Córdoba

El juez dicta el archivo provisional del amaño de las oposiciones de bombero de la Diputación

  • El magistrado, tras 18 meses de investigación, reduce a simples “rumores o suposiciones” la carga probatoria por enchufismo a interinos en el Consorcio Provincial de Extinción de Incendios

Recepción a los bomberos de la oposición en el palacio de la Merced. Recepción a los bomberos de la oposición en el palacio de la Merced.

Recepción a los bomberos de la oposición en el palacio de la Merced. / El Día

El Juzgado de Instrucción número 4 de Córdoba ha decretado el archivo provisional del supuesto amaño de las oposiciones de bombero de la Diputación de Córdoba, un caso por el que se imputó a la ahora vicepresidenta primera de la institución, Dolores Amo; a parte de la cúpula del Consorcio Provincial de Prevención y Extinción de Incendios y a un grupo de funcionarios, y que en los últimos años ha generado una enorme polvareda política.

El auto, al que ha tenido acceso el Día, recoge que las líneas de imputación en la causa, relacionada con un proceso selectivo para 54 plazas de bombero-conductor, parten de la base de una “auténtica confabulación de autoridades y aspirantes internos, con la mediación de un sindicato, para la aprobación de la misma por parte del cupo de bomberos interinos”. 

Pero concluye que “no se ha podido acreditar en modo alguno la existencia de un grupo de trabajo que tuviera por cometido preparar el proceso selectivo en las condiciones más favorables posibles para asegurar la aprobación de la oposición por los interinos”, como denunció un grupo de aspirantes que no aprobó. “No contamos sino con rumores o suposiciones, que incluso han ido variando a tenor de las resultas de la investigación”, señala el auto, que añade también que una “clara muestra” de ello es que el pretendido acta notarial que un querellante presentó como prueba “pasa de ser del cuestionario teórico a la prueba psicotécnica”.

La resolución judicial recuerda que la supuesta trama arrancaría en una reunión informal de bomberos interinos en otoño de 2015, en la que habrían aparecido el gerente y la entonces vicepresidenta del Consorcio, la dirigente socialista Dolores Amo. Los querellantes, que en un momento de la causa llegaron a prestar declaración como imputados, insistían en la denuncia “de forma vehemente” en que en la reunión los dirigentes habrían referido “que darían todo tipo de facilidades para conseguir el objetivo”.

“Codos y músculo” para superar las pruebas

El auto determina ahora que, “incluso acudiendo a la versión aportada por testigos presenciales no investigados se constata, en la mejor de las hipótesis de la acusación, una actitud tibia o ambigua”. Así, se habría hablado de que superar la oposición era “una cuestión de codos y músculo”.

La idea del voto útil y la “abrumadora” victoria de UGT en las elecciones sindicales es otro planteamiento que ha quedado “igualmente desfigurado ante la realidad de que ni la victoria fue tan aplastante ni consta la imposición del criterio del sindicato en las distintas mesas celebradas en la convocatoria”. La investigación ha arrojado, incluso, que “no se llegaron a formalizar reclamaciones ni recursos contra decisiones referentes a la configuración del proceso selectivo a nivel sindical o incluso individual”.

Herramientas contra la manipulación

La existencias de presiones en las pruebas psicotécnicas para que algunos aspirantes en concreto “fueran literalmente repescados” y la intervención del entonces alcalde de Priego de Córdoba, el socialista José Manuel Mármol, también investigado, han quedado “igualmente desdibujadas”, concluye el magistrado, quien argumenta que también en este asunto las acusaciones no van más allá de “simples apreciaciones, conjeturas o rumores”. El juez hace hincapié, de hecho, en que la existencia de herramientas de evitación de manipulación de respuestas supone un serio contrapeso frente a la manipulación”.

De hecho, durante la instrucción se ha comprobada “cómo la reiteración o preparación de ejercicios similares o del mismo cuestionario puede llevar a la comisión de errores que dan como resultado la aparición de alarmas de manipulación”.

Descubrimiento de secretos “sin base”

Desde que la denuncia se presentó hace 18 meses, el juez también ha investigado la supuesta filtración de información a través de un chat de UGT en el que, en la madrugada del día del primer ejercicio práctica, se habrían dado pistas. La información, aquí sí, coincide con las opciones que manejaba el tribunal, pero el juez no ve “base alguna para imputar el eventual delito de descubrimiento de secretos”. También rechaza el magistrado que hubiera “favoritismo” entre los opositores, con consignas a las que atribuye “un bagaje probatorio igualmente escaso”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios