Bienestar social

La Unidad de Adicciones de la Diputación de Córdoba mantiene en terapia a 5.918 personas

  • El 39% de los tratamientos responde a problemas con las drogas y el 30% a dependencia del tabaco

Desde la izquierda, José Repiso y Francisco Ángel Sánchez. Desde la izquierda, José Repiso y Francisco Ángel Sánchez.

Desde la izquierda, José Repiso y Francisco Ángel Sánchez. / El Día

La Unidad de Adicciones (UDA) del Instituto Provincial de Bienestar Social (IPBS), dependiente de la Diputación de Córdoba, mantiene actualmente en proceso terapéutico a 5.918 personas, ya sea por presentar un problema de adicción a sustancias o por tener una conducta adictiva, según ha informado este jueves el presidente del organismo, Francisco Ángel Sánchez.

En lo que va de año, se han admitido a tratamiento a 1.230 usuarios, de manera que Córdoba es la segunda provincia de Andalucía, después de Sevilla, que más admisiones ha tenido durante este periodo. De ellas, un 39,35% han sido por un problema de adicción a sustancias ilegales, seguidas de adicción al tabaco, con un 30,08%; al alcohol, con un 26,83, y por juego patológico, con un 3,33%.

Cabe recordar, ha indicado el diputado, “que durante el estado de alarma la labor que desarrolla la Unidad de Adicciones, al igual que otros servicios y departamentos, se adaptaron a la realidad y a las necesidades que estaba demandando la población". Para ello, se centró en la atención psicológica, social y médica de personas individuales y grupos a través de videoconferencias, llamadas telefónicas, whatsapp o correo electrónico.

Reunión con la Junta de Andalucía

El presidente del IPBS ha avanzado también que ha mantenido una reunión con el director general de Servicios Sociosanitarios de la Junta de Andalucía, José Repiso, en la que se ha puesto sobre la mesa la intención de la administración autonómica de tramitar en las próximas semanas la subvención que concede a la Unidad de Adicciones, que vendría además con un aumento presupuestario, con respecto a 2019, de 1,15 millones de euros.

Asimismo, se ha puesto sobre la mesa la propuesta de que el Instituto Provincial de Bienestar Social participe en una comisión de interoperabilidad, que tiene como objetivo “mejorar la colaboración y coordinación entre ambas instituciones”. Tanto el presidente del IPBS como el director general de la Junta de Andalucía han valorado “muy positivamente” la reunión, ya que “todo este trabajo de comunicación y coordinación redundará en un mejor servicio a la ciudadanía”.

Además, han querido “agradecer” al equipo de personas que conforman dicha unidad el “trabajo realizado en estos momentos excepcionales para que nadie se quede atrás, siempre desde la responsabilidad y el compromiso con las personas más vulnerables, como son aquellas tienen un problema de adicciones o conducta adictiva sin sustancias”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios