Crisis de precios en el olivar

UPA tilda de “fracaso para el sector” el almacenamiento privado del aceite

  • La organización asegura que las ayudas y las toneladas retiradas establecidas por la UE “son ridículas y han conseguido un efecto contrario respecto a la reactivación de los precios en origen”

Manifestación de UPA por los bajos precios del aceite en origen en el bulevar del Gran Capitán de Córdoba el pasado marzo. Manifestación de UPA por los bajos precios del aceite en origen en el bulevar del Gran Capitán de Córdoba el pasado marzo.

Manifestación de UPA por los bajos precios del aceite en origen en el bulevar del Gran Capitán de Córdoba el pasado marzo. / Juan Ayala

La Unión de Pequeños Agricultores (UPA) considera que la primera licitación del almacenamiento privado del aceite –medida tomada por la comité de Gestión de Mercados de la Comisión Europea a petición de España para reactivar los precios en el mercado de origen y reequilibrar el mercado oleícola– “ha sido un fracaso total y ha conseguido justo el efecto contrario”, ha insistido el secretario provincial y regional de la organización, Miguel Cobos. El responsable a nivel cordobés y andaluz de UPA ha destacado que el importe de ayudas y las toneladas de aceite aprobadas para esa primera licitación del almacenamiento privado “no han frenado la caída de unos precios muy por debajo de los costes de producción, sino que han disparado esa caída aún más”.

Cobos ha detallado que el sector a nivel nacional pidió la retirada de unas 130.000 toneladas “y al final tan solo han sido 3.650 toneladas las aceptadas, una cantidad que es totalmente insuficiente”. El secretario provincial y regional de UPA ha insistido asimismo en que los precios establecidos para las ayudas en esa primera licitación “son ridículos”. En concreto, se estableció por parte de la UE un importe máximo de ayuda de 0,83 euros por tonelada y día para todas las categorías de aceite de oliva, “cuando el sector pedía entre 1,30 y 1,50 euros; eso significa 15 céntimos de euros por cada kilo, lo que no cubre los costes de producción”, ha puntualizado.

Desde la organización agraria consideran, así, que la cantidad de 0,83 euros por tonelada y día es “totalmente insuficiente”, y al respecto explican que los productores “tienen que mantener durante seis meses su aceite de oliva inmovilizado, con la pérdida de negocio que ello supone durante ese tiempo, así como de frescura, en un producto que, aunque es duradero, no deja de tener fecha de caducidad”. “A ese precio, no da ni para cubrir los gastos derivados de los trámites administrativos para gestionar el almacenamiento”, según ha advertido Cobos.

“Esperemos que en esta nueva licitación la Unión Europea tenga más sentido común y asuma una ayuda algo más alta a la que estableció en 2012, cuando también se llevó a cabo el almacenamiento privado del aceite para reactivar los precios en origen; en esa ocasión esas ayudas fueron de unos 1,30 euros por tonelada y día; al menos, tendría que establecerse en 1,50 euros por tonelada y día, para que los productores no pierdan por almacenar y retirar el aceite del mercado”. “De momento, no nos sirve el almacenamiento privado del aceite y pedimos a la Unión Europea que nos permita la autoregulación del sector, que sea el propio sector el que retire el aceite que considere necesario retirar”, ha incidido.

Justo a la misma hora que Cobos ha denunciado lo que considera esa nula eficacia de la primera licitación, el comité de Gestión de Mercados de la Organización Común de Mercados Agrícolas, celebrado en Bruselas, ha aprobado el reglamento por el que se fija el importe máximo de la ayuda en la segunda licitación. La ayuda se ha fijado en un euro por tonelada y día para el aceite de oliva virgen y en 1,1 euros por tonelada y día para la calidad lampante. No se ha fijado ayuda para el oliva virgen extra.

Este límite de ayudas permite atender el 48,6 % de las ofertas presentadas por los operadores españoles y almacenar el 18,2 % de las cantidades ofertadas. En esta segunda licitación, los operadores españoles han ajustado sus peticiones de ayuda de una forma más realista frente a las ofertas presentadas en la primera licitación, mientras que la Comisión Europea también ha revisado al alza los límites máximos de ayuda concedida, en comparación con los 0,83 euros de la primera licitación que se establecieron para todas las categorías.

Sin perjuicio de que los operadores deban seguir aproximando sus ofertas en las próximas licitaciones, el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación en funciones, Luis Planas, ha expresado su “decepción por la falta de ambición de la Comisión Europea” en la fijación de un nivel de ayuda adecuado, que permitan almacenar cantidades significativas de aceite de oliva y, con ello, estabilizar los precios al alza. “Se ha perdido una oportunidad para corregir la situación”, ha señalado el ministro y “ahora tendremos que esperar hasta enero hasta la siguiente licitación”, ha incidido.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios