Alto Guadalquivir

Pedro Abad planta cara al coronavirus y ya saborea los 'chorchos' de Santiago

Reparto de 'chorchos' en un comercio de Pedro Abad. Reparto de 'chorchos' en un comercio de Pedro Abad.

Reparto de 'chorchos' en un comercio de Pedro Abad. / El Día

A Santiago el Menor, los perabeños lo festejan cada final de abril con un reparto de chorchos, una tradición muy salada que ni la pandemia mundial del coronavirus ha podido frenar este año. Aunque sin el ambiente festivo de otras ocasiones, ya que la degustación suele hacerse en el paseo al ritmo de un tambor, desde primera hora de la mañana de este martes el Ayuntamiento de Pedro Abad ha distribuido los altramuces en las tiendas de alimentación y panaderías que permanecen abiertas, como ha explicado la alcaldesa, Magdalena Luque.

El Consistorio ha repartido 500 kilos, media tonelada, entre los vecinos, en pequeñas bolsas. Y lo ha hecho con un mensaje de esperanza: "Hemos querido que los perabeños y las perabeñas no se queden sin probar los chorchos de Santiago", ha dicho la primera edil, que ha animado a sus conciudadanos a celebrar "desde las ventanas y los balcones" el día del patrón. "Que no se desanimen porque pronto estaremos en la verbena de la plaza de Andalucía todos juntos y cantando el Viva Santiago, más pronto que tarde seguro que lo conseguimos", ha confiado Luque.

La romería de Santiago el Menor se celebra en el municipio del Alto Guadalquivir el Primero de Mayo desde la época de la Reconquista de Córdoba. Los actos comienzan en la mañana del 30 de abril, cuando el hermano mayor de la cofradía acude a los colegios para llamar a los niños al paseo, y es cuando se distribuyen los altramuces, que los más pequeños reclaman al grito de ¡Queremos chorchos! 

También es tradicional que en el centro Sagrada Familia (Safa) los escolares saquen en procesión una pequeña talla, mientras que el 1 de mayo tiene lugar la romería, con carrozas y caballos, hasta el paraje de los Huertos, donde se celebran los tradicionales concursos y se recibe a Santiago. Nada de esto podrá hacerse en este año funesto, que también en Pedro Abad transcurre de puertas para adentro pese a que el buen tiempo y una primavera apabullante animan a salir.

En el oasis del Valle del Guadalquivir

La localidad, de 2.800 habitantes, es una de la decena que en la provincia de Córdoba ve la luz al final del túnel, pues ha logrado recuperarse y los tres casos de covid-19 diagnostiados -el primero hace justo un mes- se han superado. "Los vecinos han respondido muy bien a los llamamientos para quedarse en casa. Todo ha estado tranquilo, se han respetado las normas", agradece la primera edil, que ya piensa en la reconstrucción después de larguísimas jornadas que se han centrado en contener la pandemia, con trabajos a destajo de desinfección y reparto de material preventivo.

La idea del equipo de gobierno es poner en marcha un plan de empleo que complemente los que ya han impulsado otras administraciones, centrado en la hostelería y el turismo, que son los ámbitos peor parados y que más ayuda van a necesitar para poder salir de esta crisis sanitaria, económica y social. Sin olvidar, claro está, a los pequeños empresarios y a las familias más vulnerables.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios