Emproacsa se marca un plazo de seis meses para que los vecinos de la Zona Norte beban agua de La Colada

Alto Guadiato | Los Pedroches

La empresa provincial y la Junta llevarán a cabo unas obras valoradas en cuatro millones de euros para limpiar de algas y de materia orgánica el agua del pantano antes de potabilizarla en Sierra Boyera

La crisis del agua de la zona Norte de Córdoba ha costado ya cinco millones de euros

Más de 500 personas protagonizan un réquiem en Sierra Boyera para exigir agua potable en el Norte de Córdoba

Conducciones provisionales de La Colada a Sierra Boyera.
Conducciones provisionales de La Colada a Sierra Boyera. / Miguel Ángel Salas

La Diputación y la Junta siguen avanzando en los trabajos para conseguir que los 85.000 habitantes de la zona Norte de Córdoba (Los Pedroches y el Guadiato) -repartidos en 27 municipios- tengan agua potable en sus grifos, algo de lo que carecen hace ya casi medio año. Emproacsa ha dado un paso más para solucionar esta crisis anunciando que ejecutará durante seis meses obras de emergencia en el embalse de La Colada con el objetivo de reducir la contaminación del agua que desde allí llega hasta la planta potabilizadora (ETAP) de Sierra Boyera. Y que tras pasar el filtro de dicha ETAP pueda ser conducida a esas comarcas como apta para el consumo humano. Emproacsa se marca así un plazo de seis meses para que los vecinos de la Zona Norte puedan beber agua de La Colada.

Así lo han anunciado el presidente de Emproacsa y de la Diputación, Salvador Fuentes, y el delegado del Gobierno de la Junta de Andalucía en Córdoba, Adolfo Molina, acompañados de técnicos de la empresa provincial de aguas, insistiendo asimismo que esas actuaciones tienen un presupuesto de unos cuatro millones de euros, que financiará la Administración autonómica.

"Se van a ejecutar actuaciones que pasan por por eliminar en el propio origen del agua la enorme cantidad de materia orgánica existente en la misma, así como la gran cantidad de algas que ha generado esa materia orgánica", h sentenciado Fuentes, quien ha elogiado el trabajo que están realizando "desde hace ya bastante tiempo" los técnicos de la empresa provincial para solucionar el problema.

Uno de esos técnicos, el Jefe de Servicio de Producción de Potables y Redes de la Zona Norte de la Provincia de Córdoba en Emproacsa, Gabriel Benítez, ha detallado que "para eliminar esas algas, que han experimentado un crecimiento brutal", se instalará un equipo de ultrasonido en el embalse de La Colada. "Se trata de una técnica que está dando resultado en otros embalses", ha puntualizado.

"Después preparamos ese agua para su tratamiento con dióxido de cloro, como se hace en la ETAP de Sierra Boyera; para ello montaremos un generador en el depósito intermedio del Cuartanero, donde montaremos un generador de dióxido de cloro", ha añadido. El proceso continuará en la ETAP de Sierra Boyera, "donde evitaremos crecimiento algar que se pueda producir en esa propia planta. Lo haremos procediendo a dar cobertura para ello a todos los recintos de la ETAP", ha añadido.

"En la ETAP vamos a eliminar lo poco que le pueda quedar de materia coloidal al agua por medio de un sistema novedoso de flotación, para después que los siguientes procesos que tenemos instalados para la depuración del agua reduzcan los valores hasta los niveles permitidos por las autoridades sanitarias para consumo humano", ha puntualizado.

Foto de familia e la presentación de la actuación.
Foto de familia e la presentación de la actuación. / El Día

Benítez ha explicado que según el real decreto por el que se establecen los criterios técnico-sanitarios de la calidad del agua de consumo, su control y suministro, "por encima de los cinco miligramos por litro de carbono orgánico total (COT) hay que tomar medidas urgentes; y por encima de los siete, el agua no es apta para el consumo". El técnico de Empracsa ha relatado que el agua que en la actualidad entra procedente de La Colada en la ETAP de Sierra Boyera lo hace con entre 29 y 32 de COT "y lo estamos reduciendo a 15 miligramos por litro, algo que es muy difícil".

No obstante, en la comparecencia se ha insistido en que las actuaciones no se quedarán en estas que se han denominado como "plan de choque". Tras dicho plan de choque "quedarían por llevar a cabo la ampliación de la capacidad de tratamiento de la planta potabilizadora de Sierra Boyera. En la planta hasta el día de hoy se ha probado todo lo que hay en el mercado. Creemos que con esas medidas podremos conseguir que el agua comience a ser potable", ha explicado.

Según ya anunciaron las administraciones autonómica y provincial, con esta segunda actuación, consistente en la adecuación y modernización de esta infraestructura hidráulica ubicada en Sierra Boyera, la Junta sale al auxilio, sin ser competente, de la Diputación de Córdoba al asumir la financiación de dicho proyecto, ya que está incluida dentro de las actuaciones del tercer Decreto de Sequía de la Junta de Andalucía". El delegado del Gobierno también ha insistido en que la Junta licitará en breve por 11 millones de euros la red de conducciones entre los pantanos de La Colada y Sierra Boyera.

No obstante, tanto Fuentes como Molina han vuelto a pedirle al Gobierno de España que también se vincule con ambas comarcas de la provincia cordobesa y complete el triángulo de obras hidráulicas "que es tan necesario para Los Pedroches y para el Alto Guadiato" con la "necesaria" conexión entre Puente Nuevo y Sierra Boyera. "Seguimos reclamando esa conexión porque fue la solución que para el problema dieron hace años los técnicos de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir", ha sentenciado Fuentes.

El origen de la contaminación

El técnico de Emproacsa ha defendido que el origen de la contaminación del agua del pantano construido en los términos municipales de Belalcázar, Hinojosa del Duque y El viso se debe buscar en que el agua no se ha renovado en los años de vida que tiene el embalse, desde que en 2007 finalizaran sus obras. "En casi dos décadas, solo se ha rellenado, y de vez en cuando, por lo que esa masa de agua quieta ha ido conteniendo con el paso del tiempo materia orgánica y algas que han producido esa contaminación", ha sentenciado.

En este sentido, tanto Fuentes como Molina han pedido que no se demonice a los ganaderos de la zona como causantes de la contaminación. "Son más de 200 ya los planes de gestión de residuos llevados a cabo en explotaciones", ha informado el delegado del Gobierno de la Junta en Córdoba. "Vamos a acabar con los que no cumplen la ley, con lo que abusan, pero no tienen que pagar justos por pecadores, porque los justos son la gran mayoría", han insistido.

Lo último

stats