Medio Ambiente

Córdoba es la provincia con mayor grado de cumplimiento en depuración de aguas

  • Ecologistas en Acción elabora un informe en el que destaca que solo quebrantan la normativa ocho de las 37 estaciones de municipios de más de 2.000 habitantes

El alcalde de Pozoblanco, Santiago Cabello, y la delegada de Agricultura de la Junta, Araceli Cabello,en la depuradora de esa localidad de Los Pedroches. El alcalde de Pozoblanco, Santiago Cabello, y la delegada de Agricultura de la Junta, Araceli Cabello,en la depuradora de esa localidad de Los Pedroches.

El alcalde de Pozoblanco, Santiago Cabello, y la delegada de Agricultura de la Junta, Araceli Cabello,en la depuradora de esa localidad de Los Pedroches. / El Día

Córdoba es la provincia andaluza con un mayor grado de cumplimiento en materia de depuración de aguas residuales. Así lo recoge Ecologistas en Acción en su informe Saneamiento y Depuración en Andalucía del año 2018, donde ha concluido que el porcentaje de depuradoras “conforme” en toda Andalucía es de un de 65,85% y que Córdoba es la provincia con mejores porcentajes de toda la comunidad autónoma con algo más de un 86%, seguida de Jaén con un 85%, mientras que Almería se ha situado como la provincia con menos del 50% de conformidad del total de depuradoras analizadas.

El informe de Ecologistas en Acción –colectivo que ha explicado que la Empresa Provincial de Aguas de Córdoba (Emproacsa) le ha remitido para ello información relativa a varias depuradoras que gestiona– señala que de las 37 estaciones depuradoras de aguas residuales (EDARs) con las que cuenta Córdoba en municipios menores de 2.000 habitantes o equivalentes, solo ocho son las que declaradas no conformes según la normativa.

Las que sí cumplen la normativa son las de Adamuz, Aguilar de la Frontera, Baena, Belalcázar, Bujalance, Cabra, Carcabuey, Cardeña, Castro del Río/Espejo, Córdoba-La Golondrina, El Carpio/Pedro Abad, Espiel, Fernán Núñez, Hornachuelos, Iznájar, Lucena, Luque, Montemayor, Montilla, Montoro, Nueva Carteya, Palma del Río, Pedroche, Priego de Córdoba, Puente Genil, Villa del Río, Villafranca de Córdoba, Villanueva de Córdoba y Villaviciosa de Córdoba.

Y las que no están conforme a ella son las de Añora/Dos Torres, Belmez, El Viso/Villaralto, Fuente Obejuna, Hinojosa del Duque, Peñarroya-Pueblonuevo, Pozoblanco y Villanueva del Rey.

“Son pocas las depuradoras no conformes en Córdoba, aunque una parte de ellas siguen dando problemas desde el año 2013, donde Ecologistas en Acción comenzó a analizar las analíticas”, sentencian en el informe. Son los casos de Añora/Dos Torres y Peñarroya-Pueblonuevo, “donde la solución a los problemas de incumplimiento pasan por construir una nueva depuradora, en el primer caso está pendiente su adecuación y mejora por parte de la Administración andaluza que la declaró de interés en 2010”, detallan.

En el segundo caso, según Ecologistas, necesita una ampliación de la existente para que se implante un tratamiento terciario que elimine la carga orgánica residual y aquellas otras sustancias contaminantes no eliminadas en los tratamientos secundarios como por el nitrógeno y el fósforo, ya que además se sitúa en la zona sensible del embalse de Sierra Boyera”.

En el caso de la EDAR de Bélmez, se trata del primer año que incumple la normativa por culpa de los nitratos, por lo que, según el colectivo ecologista, necesitaría una ampliación de la existente “para que se implante un tratamiento terciario que elimine la carga orgánica residual y aquellas otras sustancias contaminantes no eliminadas en los tratamientos secundarios como por ejemplo el nitrógeno y el fósforo”.

Con la de Fuente Obejuna ocurre lo mismo, salvo que, recuerdan, también incumplió la normativa en 2017 y aquí se necesita una nueva infraestructura así como la conexión de sus núcleos a través de colectores.

El informe incide asimismo en que la depuradora de El Viso/Villaralto necesita reparaciones dado que “incumple todo el año los parámetros N y P” con valores muy superiores al mínimo permitido y con porcentajes de rendimiento entre el 25 y el 35%.

Según Ecologistas en Acción, Pozoblanco necesita una nueva estación depuradora o, en su defecto, la ampliación de la existente para que se implante un tratamiento terciario que elimine la carga orgánica residual y aquellas otras sustancias contaminantes no eliminadas en los tratamientos secundarios como por ejemplo los nutrientes, el nitrógeno y el fósforo. Y en el caso de la de Villanueva del Rey, ha venido alternando años con cumplimientos con otros donde no era conforme a la normativa, “por lo que necesita adecuar y mejorar la infraestructura actual para cumplir con la normativa”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios