Vega del Guadalquivir

Asaja tilda de "pésimo" el arranque de la campaña de la naranja

  • La organización agraria alerta de que el kilo del cítrico en el campo es de 0,10 euros, mientras que en los supermercados llega a los dos euros

Un trabajador en la recogida de la naranja Un trabajador en la recogida de la naranja

Un trabajador en la recogida de la naranja / Rafael Morales

Asaja Córdoba ha informado de que la campaña de la naranja se encuentra actualmente al 20-25% de la recolección en la provincia de Córdoba, en una campaña que está resultando "pésima en cuanto a precios y que está muy retrasada en la recolección comparada con la del año pasado donde por estas fechas nos encontrábamos en torno al 35%".

Tal y como ya informó el Día, los precios en origen de las naranjas se han hundido después de un par de años en los que se habían recuperado ligeramente, debido a varios factores, entre los que destaca el solape con producciones de terceros países, especialmente por el acuerdo comercial entre la Unión Europea y Sudáfrica.

Un kilo de naranjas se paga en el campo entre 0,10-0,14 euros en el caso de la Navelina y entre 0,14-0,20 euros en el caso de la Salustiana, según la Lonja de la Cámara de Comercio, unos precios muy inferiores a los cotizados en la misma época del año anterior a pesar de que se espera una producción similar o incluso inferior a la de la campaña pasada.

Sin embargo, en los lineales de algunos supermercados de Córdoba pueden alcanzar los dos euros el kilo en algunos casos, lo que está provocando fuertes pérdidas económicas a los productores que en muchos casos están vendiendo por debajo de los costes de producción, establecidos en 0,15 euros el kilo en los estudios de la Cadena de Valor del Ministerio y de la Junta de Andalucía.

Según Asaja, en esta crisis de precios "ha tenido mucha culpa" la aplicación del acuerdo comercial de la Unión Europea con Sudáfrica, que entró en vigor en 2016 y permite la importación de cítricos de este país hasta el 30 de noviembre con unos aranceles que en 2018 han sido del 11,6% e irán reduciéndose hasta desaparecer en 2026, y es que las variedades tardías de naranjas sudafricanas se solapan con las primeras de la temporada española, como la Navelina o la Salustiana habiendo incluso todavía en los lineales naranjas de países del Cono Sur como Uruguay.

Por ello, la organización agraria recomienda a los agricultores que no vendan sus producciones a resultas y establezcan contratos en las condiciones que establece la Ley de la cadena Alimentaria, especialmente en un año como éste en el que la producción es similar o inferior al año pasado y en el que los precios en origen deberían estar en el entorno de los del año pasado, "pero que factores externos y ajenos han hecho que volvamos a los años en los que los precios en origen se encuentran por debajo de los costes de producción".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios