Campiña Este

Alfonso Rojano, el concejal independiente que tiene en su mano la moción de censura en Baena

  • "Roma no paga a traidores", es la frase que Luis Moreno repite estos días entre sus seguidores

  • Sin experiencia política previa, Alfonso Rojano es la clave para echar al PP y Cs del cogobierno

Alfonso Rojano y Luis Moreno. Alfonso Rojano y Luis Moreno.

Alfonso Rojano y Luis Moreno. / S. Núñez

"Roma no paga a traidores". Es la frase que más repite estos días el presidente de Independientes por Baena y Albendín (Iporba), Luis Moreno, al referirse a su concejal Alfonso Rojano, recién expulsado de la formación por "trapichear" la moción de censura impulsada por el PSOE para derrocar el cogobierno de PP y Cs. Alfonso Rojano, un recién llegado a la política que no ha intervenido en el Pleno desde que tomó posesión tras las elecciones municipales, es otro pupilo que le sale díscolo a Moreno, a quien el apellido Rojano se le ha atragantado doblemente. Del exalcalde socialista Jesús Rojano, orillado ahora en la política local, tampoco guarda buenos recuerdos.

Sin experiencia previa y con poco más currículum en la política que alguna reunión con los integrantes de Iporba cuando Moreno fundó el partido, Alfonso Rojano, de 44 años y gerente de una empresa de profesión, tiene ahora en su mano la llave de la moción de censura, presumiblemente acordada ya con PSOE e IU, para echar de la Alcaldía a Cristina Piernagorda. La popular, pese al derecho al pataleo, empieza a asumir que tiene en su contra la aritmética del Pleno. "Pagará un precio muy alto, porque los pueblos son los pueblos y las familias son las familias", cuentan que Luis Moreno refiere a sus allegados.

Luis Moreno, que tiene la capacidad de referirse a los demás sin nombrarlos y que todo el mundo lo entienda, se refiere a la secretaria general de los socialistas baenenses, María Jesús Serrano, como a "esa señora". Así que reprocha que, "desde la llegada de esa señora", su "impresión" es que "quiere que alguien le guarde el sitio". "A este juego no nos vamos a prestar", censuró el martes por la noche tras anunciar la expulsión del partido de Rojano al entender que ha cometido "varias faltas muy graves" por haber negociado con el PSOE el voto de censura "a sus espaldas".

Moreno explicó que su edil actuó "sin el conocimiento de los órganos de gobierno" y que, por tanto, "ya no pertenece al partido". "Iporba nació para regenerar la vida política por la gestión nefasta y dudosa de los anteriores responsables [el PSOE] y, por tanto, no los va a apoyar ahora de nuevo", incidió el exalcalde, quien mantiene una guerra abierta con sus antiguos compañeros de partido.

IU dice sí abiertamente al voto de censura

Mientras, la asamblea de IU ha decidido apoyar por unanimidad “la posibilidad de presentación de una moción de censura en el Ayuntamiento que desaloje a las derechas y propicie la formación de un gobierno municipal progresista”. “La militancia también ha respaldado por unanimidad los documentos que formarían parte de un principio de acuerdo para el gobierno y la estabilidad del Ayuntamiento de Baena. La asamblea se celebró de manera mixta, es decir, la mayoría asistió de manera telemática y otras personas acudieron a la sede para cumplir así con las normas sanitarias", han detallado desde la coalición de izquierdas.  

IU ha explicado que “desde junio de 2019 han venido denunciando la anormalidad democrática que supone que siete concejales con el respaldo de 3.937 votantes, gobernasen la localidad frente a ocho concejales con el respaldo de 4.649 votantes” y han detallado que “fue entonces el voto de Iporba el que decantó la balanza hacia los partidos de derechas y tendrán que ser nuevamente los concejales de Iporba, los que decidan si siguen sustentando un gobierno de PP y Cs o dan la oportunidad y estabilidad necesaria a un gobierno de progreso”.

Desde IU consideran que “son numerosas las razones que desencadenan esta decisión: mala gestión del Ayuntamiento, pérdida de subvenciones de manera continuada, falta de diálogo, actuaciones unilaterales del equipo de gobierno sin conocimiento alguno del pleno, procesos administrativos que no se realizan y un largo etcétera”.

En opinión de esta formación, “los ciudadanos necesitan un gobierno que sea capaz de dar estabilidad y garantías a Baena y Albendín”, así como “un gobierno que fortalezca los servicios públicos, que contribuya al crecimiento económico, que combata la despoblación y que garantice una economía sostenible que apueste por los recursos naturales y que garantice un empleo digno y de calidad para los trabajadores”. “El reto es enorme y estamos preparados para empezar ese camino”, han sentenciado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios