Crónicas Levantistas

J. M. Marqués Perales

jmmarques@diariodecadiz.com

Ciudadanos se desliza hacia el PP

Hay inquietud entre parlamentarios de Ciudadanos por pasarse al PP, prisas por asegurarse un futuro

Vox querría que Juanma Moreno convocase elecciones ahora, digamos que para después de verano, pero no son los únicos en el bloque de la derecha que animarían al presidente a convocarlas para dejar sentenciado al PSOE andaluz ahora que está mudando el liderazgo. El PP no ganó los pasados comicios, pero el trasvase de voto naranja a Moreno y la fuerza que le da a todo presidente el gobierno de la Junta pueden colocarle en una mayoría holgada. Sobre esto se ha reflexionado poco. Susana Díaz perdió porque mucho votante socialista se abstuvo y es cierto que podrían volver si hay una candidatura renovada, pero también habrá miles de electores que votarán al partido que les asegura el funcionamiento de la Junta, y ese es el PP. Los populares, a pesar de lo que prometieron en la oposición, no han cerrado la administración paralela, no han acometido despidos ni han socavado la enseñanza y la sanidad pública, y muchos de estos empleados se lo agradecerán. El PSOE no gana las elecciones, lo hace la Junta.

El momento dulce de Juanma Moreno se nota en la calle, pero una vez que se acabe de vacunar a toda la población y de que el gasto privado se tome su revancha por este año de hibernación pandémica, vendrán tiempos difíciles. Por eso, las elecciones caerán más bien en primavera de 2022 que en diciembre, que es cuando tocan. O en diciembre de este año, aunque le faltarían argumentos para comerse todo un año de legislatura.

Vox puede darle el argumento para la primavera si no aprueba el Presupuesto de 2022. Casi no es una excusa: sin el apoyo de este aliado, sin cuentas, lo mejor sería buscar una nueva mayoría en la Cámara. Todo el mundo se lo compraría.

Pero hay otro factor que tomará cuerpo en los próximos meses: hay parlamentarios de Ciudadanos con prisas por pasarse al PP, la inestabilidad que no desea Juanma Moreno puede llegar por la parte de los aliados naranjas. En contra de lo que sostiene Vox, no hay quien pretenda en esas filas una moción de censura contra el Gobierno, pero sí hay intranquilidad por quedarse en un partido de escaso futuro. Juan Marín intenta aguantar las siglas hasta la llegada de las elecciones andaluzas, el PP le ayuda, pero Ciudadanos no será más que una marca blanca del partido de los populares. De momento, se mantiene el acuerdo al que se llegó en el Consejo de Gobierno de no admitir traspaso de cargos públicos entre ambos partidos.

Se aproxima un verano que será feliz, el de un país inmunizado, pero cuando llegue septiembre el cronómetro del fin de la legislatura comenzará a correr.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios