Cultura

La cordobesa Olga Pericet gana el Max a mejor intérprete femenina de danza

  • La bailaora y coreógrafa se alza con el galardón por su espectáculo 'Un cuerpo infinito'

Olga Pericet posa con el premio. Olga Pericet posa con el premio.

Olga Pericet posa con el premio. / SGAE

La cordobesa Olga Pericet, bailaora y coreógrafa, se ha alzado con el premio Max en la categoría de mejor intérprete femenina de danza por su espectáculo Un cuerpo infinito. Estos galardones están organizados por la Fundación SGAE con el propósito de reconocer el talento de los profesionales de la danza y el teatro de España y la promoción de los espectáculos de la temporada.

En esta edición, la vigesimotercera, por la crisis sanitaria ocasionada por la covid-19, la reunión del jurado se realizó de forma telemática. Desde la SGAE han detallado que a la XXIII edición de los Premios Max de las Artes Escénicas han concurrido un total de 386 espectáculos inscritos, de los cuales 159 resultaron candidatos en la primera fase y 38 resultaron finalistas en la segunda.

Un cuerpo infinito le valió otra nominación a Pericet, en este caso a mejor espectáculo de danza, categoría en la que finalmente ha resultado ganadora la obra Gran bolero, de Jesús Rubio.

La bailaora y coreógrafa cordobesa ya es una habitual en la nominación a los Premios Max. De hecho, en 2009 recibió la distinción a la mejor coreografía por De cabeza, y en 2015 fue galardonada como mejor bailarina principal por Pisadas, fin y principio de mujer. Además, estuvo entre las candidatas al premio en 2012 por su primer trabajo en solitario, Rosa Metal Ceniza, y en 2016 por Flamenco (Ultitled), a la mejor interpretación y mejor bailarina principal, respectivamente.

Su trabajo más reciente, Un cuerpo infinito, compone una pieza con la que, según describe en su página web, "emprende un viaje de autoconocimiento espiritual y físico a través de la legendaria figura de Carmen Amaya. Pensadores en movimiento y pensadores del movimiento se conjuran para explorar el enigma. Los cuerpos van más allá de los mitos oficiales, buscando el gran cuerpo astral de Amaya, reformulando el amor a la danza y enfrentándose al reflejo propio: el paso del tiempo, el dolor, la desaparición".

Más premiados

Jauría de Kamikaze Producciones, SL; Milonga Producciones; Zoa PTC, S.L., y Hause & Richman Produccions, SL se ha alzado con el Premio a Mejor Espectáculo de Teatro en la XXIII edición de los Premios Max en la que las artes escénicas se han hecho "escuchar" y donde han reivindicado que la cultura "es segura", "es necesaria" y "un bien de primera necesidad".

Jauría es un espectáculo de teatro alrededor de un hecho real: el histórico juicio a La Manada por violación. De igual modo, también se ha hecho con el Premio Max a la Mejor adaptación o versión de obra teatral para Jordi Casanovas.

Bajo el lema El arte de escuchar, los XXIII Premios Max, conducidos por el payaso Chochotte, personaje de Acróbata y Arlequín, han sido unos de los más atípicos, debido al coronavirus, convirtiéndose la cita en un punto de encuentro de un sector, el de las artes escénicas, "de los más golpeados y matratados por la pandemia". La ceremonia, donde se ha cumplido las medidas higiénico-sanitarias, ha estado marcada por la continúa reivindicación de que la cultura "es segura" y lamentando, entre otros, la reducción de aforo.

Durante la gala se ha hecho entrega del Premio Max de Honor a Nacho Duato, que ha dicho que es un galardón "a mi carrera, pero no ha terminado; vais a tener mucho rato a Nacho Duato", recordando que viene de una familia muy longeva.

Se han entregado además dos premios especiales el Premio Max de carácter social o aficionado (Escuela Municipal de Teatro Ricardo Iniesta de Úbeda); y el Premio Max del Público (¡Viva!, de Compañía de danza Manuel Liñán).

Entre los premiados, al Mejor actor Protagonista ha sido para Lluís Homar, por La néta de Senyor Linch, que ha dejado claro que "solo desde la cultura, desde el teatro, podemos hablar de las cosas intangibles" esperando que, al igual que la educación y la sanidad, la cultura sea "bien de primera necesidad".

El Premio Max Mejor actriz protagonista ha sido para Veronica Forqué por Las cosas que sé que son verdad. Así, Forqué, que ha ludido una banda reivindicativa, ha dicho estar "muy contenta y emocionada".

El Premio Max al Mejor diseño de vestuario ha sido para Elisa Sanz por Play, obra que también se ha llevado el Max a Mejor Composición musical para espectáculo escénico. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios