EL DÍA DE CÓRDOBA En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Entrevista a Ángel Madueño, bajista de Viva Belgrado

Viva Belgrado: "Bellavista nace de la sensación de tener algo delante de ti que no conseguirás nunca"

  • Los cordobeses Viva Belgrado vuelven con ‘Bellavista’, su tercer disco tras años de silencio, un grito de rock y melodía que los sitúa  en primera línea del rock español

'Más triste que Shinji Ikari', de Viva Belgrado.

Los cordobeses Viva Belgrado acaban de lanzar su tercer álbum, Bellavista (Aloud Music, 2020), en el que se abren a nuevos sonidos más luminosos dentro de su propuesta de rock ruidoso y espíritu screamo que los ha llevado a dar cientos de conciertos por toda Europa.

–¿Cómo llegan a Bellavista?

–Bellavista nace principalmente de la situación como banda en la que nos encontrábamos y nos encontramos. La sensación de tener algo delante de ti extremadamente bello que no puedes alcanzar y no conseguirás nunca. Esto se puede asociar perfectamente con la imagen del arco iris que está representada en la portada por Handshake.fun, que han sido los encargados del arte del disco.

–El nuevo single, Más triste que Shinji Ikari, muestra la versión más acústica de la banda y una manera de cantar que ha sorprendido a los seguidores. ¿Ha sido una decisión arriesgada optar por esta propuesta, mucho más suave de lo habitual?

–Al fin y al cabo, nosotros tendemos a hacer lo que nos gusta en cada momento. La idea original era hacer un tema lo-fi chillhop que como elemento característico utilizan un loop de anime a modo de imagen. Al final dio como resultado un tema algo menos cercano a ese estilo pero que todavía sigue conservando algo de la esencia original.

–¿En qué momento se encuentran como grupo? El nuevo disco muestra, al menos, a una banda mucho más abierta en términos de sonoridad.

–Nos gusta escuchar mucha música y explorar nuevos caminos, al final siempre tendemos a hacer lo que nos engancha en ese momento, como decía antes. En estos momentos de cierta incertidumbre nos encontramos con muchas ganas tocar en directo y poner en marcha el setlist nuevo, ver cómo funciona e ir dándole forma.

Un collar tiene una inspiración claramente flamenca. ¿Es una música que escuchan? ¿Qué les ha inspirado para este tema en concreto?

–No somos grandes conocedores del género pero está claro que está en nuestras raíces como andaluces y es algo con lo que se está relacionado desde pequeño si vives en esta tierra. A nosotros nos encantan álbumes como Omega, de Morente y Lagartija Nick, o Para quienes aún viven, de Exquirla, y esa valentía para lanzar algo que sabían que no mucha gente iba a entender. Obviamente nunca estaremos a ese nivel.

–El disco se cierra con ¿Qué hay detrás de la ventana? No sé si tiene algo que ver con todo lo que estamos viviendo ahora, en que la vida se está haciendo detrás de las ventanas. Es la canción más larga del disco, más de cinco minutos, con una instrumentación larga y muy luminosa. ¿Cómo se llega hasta aquí?

–La idea original era hacer un tema shoegaze, influenciado entre otros por Cigarettes After Sex. Este tema se compuso mucho antes de saber lo que estaba por venir, con lo que no guarda relación con la vida de ahora. El título se tomó de la última línea de la novela Los detectives salvajes, de Roberto Bolaño. Si mal no recuerdo fue el último tema que cerramos.

Viva Belgrado son Cándido Gálvez (guitarra y voz), Ángel Madueño (bajo), Pedro Ruiz (guitarras) y Álvaro Mérida (batería). Viva Belgrado son Cándido Gálvez (guitarra y voz), Ángel Madueño (bajo), Pedro Ruiz (guitarras) y Álvaro Mérida (batería).

Viva Belgrado son Cándido Gálvez (guitarra y voz), Ángel Madueño (bajo), Pedro Ruiz (guitarras) y Álvaro Mérida (batería). / Pablo Alzaga

–¿Cómo es la escena en Córdoba, en el caso de que haya una escena…?

–Córdoba tiene grandes músicos y grandes bandas a las que la misma ciudad, muchas veces infravalora. Esto siempre ha pasado y desgraciadamente siempre será así. Dicho esto, hay bandas que nos encantan como por ejemplo Same Fire, Bear the Story Teller o Ramen. Siendo más concretos y afín a nuestro estilo, habría que mencionar a la banda Goblins, que en su día abrieron camino en esta ciudad.

–Hay muchas bandas que han optado por cancelar sus nuevos lanzamientos durante estos días, pero en su caso incluso lo han anticipado, ¿no es una decisión demasiado arriesgada? ¿Qué ha pesado más?

–Ya trabajábamos con las fechas de lanzamiento y de promoción del disco cuando llegó el confinamiento, así que decidimos mantenerlo para intentar llegar al público de la misma forma. Quizá lo más difícil haya sido tener que renunciar a los conciertos

–¿Qué ha supuesto la crisis del covid-19 para la escena musical y grupos como Viva Belgrado?

–Supone un estancamiento sin precedentes, no solo para las bandas también para todo el sector. Al final hay mucha gente que vive dedicándose a temas relacionados con la música en directo.

–Supongo que habrán tenido que cancelar conciertos, afrontar la promoción de manera distinta, no sé cómo van los festivales…

–Hemos tenido que cancelar y aplazar una buena cantidad de conciertos, entre ellos un tour con una banda japonesa, Lang, que nos hacía muchísima ilusión. Íbamos a pasar por salas que nos han visto crecer y a las que les tenemos mucho cariño.

–¿Cómo plantean la gira de presentación?

–De momento es difícil hablar sobre este tema, no sabemos cómo se desarrollará la epidemia ni si habrá posibles nuevos contagios y vuelta a este estado. De momento, lo más importante es pensar en la salud y más adelante decidiremos y valoraremos cómo presentar el disco de la manera más adecuada.

–Con vuestros anteriores trabajos han tocado por toda Europa, ¿lo tienen previsto ahora? ¿Es posible con las medidas tan restrictivas por el coronavirus?

–La banda nos ha dado grandes alegrías. No solo hemos tenido la oportunidad de pasar por Europa, también hemos vivido la experiencia de tocar en Japón, Latinoamérica, Rusia y hasta por encima del Círculo Polar Ártico. Nuestra idea es no parar de hacer ese tipo de cosas, aunque no sabemos muy bien cuáles van a ser las políticas de los distintos países para gestionar el tipo de eventos en los que nosotros nos movemos; todavía es pronto para saberlo.

–Empieza a hablarse de planes de reconstrucción, ¿qué sería necesario en el sector de la música?

–Hablar de ayudas concretas en este momento sería tirarse a la piscina porque ciertamente antes deberíamos saber las dimensiones del daño causado. De momento tocará esperar y ver cómo nos afectan las nuevas medidas en los planes de desaceleración.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios