Patrimonio

La Sinagoga ha perdido más de 400.000 visitas hasta octubre por la pandemia del coronavirus

  • La caída de turistas en Medina Azahara ha sido de un 64% respecto a octubre del pasado año

  • La Sinagoga sigue siendo el segundo espacio cultural más visitado de Andalucía entre los gestionados por la Junta, solo después de la Alhambra

Un visitante, en el interior de la Sinagoga. Un visitante, en el interior de la Sinagoga.

Un visitante, en el interior de la Sinagoga. / Juan Ayala

El parón que está sufriendo el turismo en Córdoba se ha visto reflejado en los cierres de comercios, hoteles y establecimientos de restauración, especialmente los situados en el Casco Histórico, una zona que supone la principal atracción para los visitantes. La crisis económica derivada de la pandemia del coronavirus, el cierre de fronteras o las dificultades para viajar han supuesto una disminución terrorífica de la afluencia de viandantes por la Judería y sus barrios colindantes. Esto ha ocasionado, a su vez, una bajada drástica de las entradas a los museos y sitios patrimoniales con los que cuenta la ciudad.

La Sinagoga, el espacio cultural más visitado después de la Mezquita-Catedral, es un fiel reflejo de la situación actual: de enero a octubre ha perdido más de 400.000 visitas. Según los datos facilitados por la Junta de Andalucía, este enclave monumental ha recibido en diez meses un total de 116.585 turistas, mientras que en el mismo periodo de 2019 fueron 522.310. Esto supone una bajada del 77,6%.

El año comenzó con muy buenas cifras para este monumento, que en enero y febrero superó las visitas registradas en 2019. En enero recibió a 26.600 personas (23.650 en 2019) y en febrero a 32.450 (28.850 en 2019). Sin embargo, cuando la temporada alta iba a comenzar en Córdoba, llegó el covid-19 y lo truncó todo. De hecho, los 51.160 turistas de marzo del pasado año se quedaron en 12.100 ya que el 15 de marzo dio comienzo el confinamiento.

Abril y mayo han sido meses en blanco, y en junio, con la reapertura, volvió la actividad aunque de forma muy simbólica, con 1.590 visitas. En julio fueron 6.535, en agosto 11.350, en septiembre 11.610 y en octubre 14.350.

En 2019, el mes de mayor afluencia a la Sinagoga fue octubre, cuando 79.350 personas pasaron por este enclave. Por el contrario, el mes más flojo fue enero, con 23.650. La diferencia entre una anualidad y otra es abismal debido a la crisis del covid-19.

Visitantes en Medina Azahara. Visitantes en Medina Azahara.

Visitantes en Medina Azahara. / Juan Ayala

La misma situación vive el conjunto arqueológico Medina Azahara. Después de un año y medio en el que había tenido un buen crecimiento influenciado por su declaración como Patrimonio Mundial de la Unesco, que se produjo en junio de 2018, las visitas al yacimiento han sufrido un descenso del 64% entre enero y octubre. 

Los datos facilitados por la Junta indican que hasta ese mes, por la ciudad califal han pasado 85.367 turistas, mientras que en 2019 fueron 240.738. Se trata de una pérdida de 155.371.

Por meses, el conjunto arqueológico registró 15.760 visitas en enero (una cantidad algo inferior a las del año anterior, cuando fueron 20.040), 24.778 en febrero (22.723 en 2019) y 9.081 en marzo (34.782 en 2019). Desde el 15 de marzo y durante abril y mayo no hubo actividad debido al confinamiento. 

La reapertura, en junio, trajo consigo 651 visitantes, en julio fueron 5.756, en agosto  9.737, en septiembre 9.339 y en octubre. 10.265. Hay que tener en cuenta que durante el puente del Pilar la ciudad recibió a un buen número de turistas por la eliminación de las restricciones de movilidad y por la celebración de una edición especial de la Fiesta de los Patios.

En 2019, la mensualidad en la que más personas acudieron a Medina Azahara fue abril, cuando se anotaron 36.984; mientras que la de menos afluencia fue julio con 15.071.

El descenso de visitantes es un fenómeno global y que, por lo tanto, afecta al resto de enclaves monumentales de Andalucía. Por ejemplo, la Alhambra de Granada ha perdido más de un millón y medio de turistas entre enero y octubre, es decir, un 67,6% menos que los 2'3 millones que obtuvo en el mismo periodo de 2019. Aún así, sigue siendo el espacio más visitado de los gestionados por la Junta. Le sigue la Sinagoga de Córdoba, la Alcazaba de Almería y Medina Azahara.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios