Cultura

Javier Mariscal gana el Premio Antonio Gala en la modalidad de artes plásticas

  • El jurado reconoce la intensa trayectoria de un creador que ha brillado en diversas disciplinas

Javier Mariscal, el mes pasado, durante la presentación de su exposición 'La luz de Valencia'. Javier Mariscal, el mes pasado, durante la presentación de su exposición 'La luz de Valencia'.

Javier Mariscal, el mes pasado, durante la presentación de su exposición 'La luz de Valencia'. / Efe

El diseñador Javier Mariscal (Valencia, 1950) ha resultado ganador del premio Ciudad de Córdoba por la Paz y Antonio Gala de las Bellas Artes en su modalidad de artes plásticas, distinción que recogerá el próximo jueves 25 de abril durante una gala que se celebrá en el Teatro Góngora.

El jurado-academia que otorga estos galardones, y que preside el exrector de la Universidad de Córdoba y de la UNIA Eugenio Domínguez, reconoce de este modo la intensa trayectoria de un creador que ha brillado en diversas disciplinas y que ha dejado una huella profunda en las artes plásticas y el diseño contemporáneo.

En el fallo se valora la capacidad del creador valenciano para abrir nuevos caminos hasta el punto de convertirse en un referente internacional, así como la tenacidad que mostrado a lo largo de los años en la defensa de unos criterios artísticos y éticos que son fiel reflejo de una personalidad muy especial.

El artista realizó junto a Fernando Trueba la película 'Chico y Rita', ganadora de un Goya

El jurado destaca que Mariscal ha sabido compatibilizar el diseño con otras disciplinas como la novela gráfica, la escultura y el cine de animación, género en el que ahora prepara su regreso en una nueva colaboración con Fernando Trueba, con el que ya realizó la película Chico y Rita, ganadora del Goya y de numerosos galardones internacionales. Todo ello "incrementa la riqueza de una obra que han marcado tendencia y que ha influenciado de manera decisiva tanto al arte contemporáneo como el diseño y la moda".

Javier Mariscal se dio a conocer en los años 70 en el ambiente del cómic underground, para luego establecerse en Barcelona e iniciar una carrera en el diseño plagada de éxitos nacionales e internacionales. Muy recordadas son creaciones suyas como Cobi, la exitosa mascota de los Juegos Olímpicos de 1992; o Twipsy, la mascota de la Expo 2000 de Hannover, en Alemania. También cabe reseñar sus colaboraciones con arquitectos de la talla del japonés Arata Isozaki o diseños tan innovadores como los realizados en el Hotel Gran Domine de Bilbao, junto al Museo Guggenheim, o del Club Calle 54 y el Hotel Puerta de América en Madrid.

Su obra se ha podido ver igualmente en las grandes ferias internacionales del arte y el diseño, como es el caso de Arco o la Documenta de Kassel, y en museos y salas como el Pompidou de París o La Pedrera de Barcelona. El artista se mantiene hoy en plena actividad y hace apenas unos días acaba de abrir en en la galería Pepita Lumier de Valencia, su ciudad natal, una exposición en la que la luz y el paisaje de esta ciudad del Mediterráneo español se convierten en grandes protagonistas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios