EL DÍA DE CÓRDOBA En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Cultura

Gutiérrez Solís vuelve a la novela negra con 'El lenguaje de las mareas' y la inspectora Carmen Puerto

  • El escritor cordobés acaba de publicar un nuevo libro que se desarrolla en torno a la desaparición de dos jóvenes en Ayamonte

El escritor cordobés Salvador Gutiérrez Solís. El escritor cordobés Salvador Gutiérrez Solís.

El escritor cordobés Salvador Gutiérrez Solís.

El escritor cordobés Salvador Gutiérrez Solís regresa a la novela negra con El lenguaje de las mareas (editorial Almuzara), una obra en la que retoma al personaje de Carmen Puerto, una singular y carismática inspectora de policía que ya apareció en su libro Los amantes anónimos.

La historia comienza la noche del 30 de agosto de 2018, cuando dos chicas de 17 y 18 años, Sandra Peinado y Ana Casaño, desaparecen sin dejar rastro en Punta del Moral, Ayamonte, junto a la frontera con Portugal.

Sandra es hija de un personaje de máxima actualidad, implicado en un caso de corrupción política, mientras que Ana es una joven de fuerte temperamento que mantiene una relación muy complicada con sus padres, además de una frenética actividad en las redes sociales.

A partir de ahí, Gutiérrez Solís plantea una novela que "como las muñecas rusas, cuenta con distintos niveles, historias e incluso géneros". Por un lado, el autor muestra la avalancha de información con la que convivimos, "siéndonos muy difícil distinguir lo fake de lo verdadero, en la mayoría de las ocasiones", advierte.

Igualmente, en esta obra el autor cordobés aborda el tema de las denominadas redes sociales y como "su uso desmedido puede depararnos consecuencias que no somos capaces de predecir".

Vídeo promocional de la novela 'El lenguaje de las mareas'.

Para el autor, El lenguaje de las mareas es la novela que más refleja la realidad, considerándola como una "especie de True Crime literario", y añade que "sucesos que nos han sobrecogido a todos, como el de Diana Quer, Laura Luelmo o La Manada pululan en el interior" de sus páginas. Según el autor, todos los casos citados "coinciden en el mismo punto: en los sucesos criminales más trágicos, las mujeres, y especialmente las más jóvenes, también se encuentran en desigualdad".

Gutiérrez Solís no duda al afirmar que "la literatura también se ha caracterizado por su trato desigual a las mujeres, y muy especialmente en la novela negra, que tradicionalmente se ha caracterizado por su machismo. Salvo honrosas excepciones, las mujeres han sido víctimas o meros elementos decorativos".

Como en su anterior novela, Los amantes anónimos, la protagonista de El lenguaje de las mareas es Carmen Puerto, una inspectora de policía de muy mal genio, que vive confinada en un pequeño piso en Nervión, Sevilla, sobre la peluquería de Jesús, el hombre que hace las veces de enlace con el mundo exterior.

Para el autor, la policía es "una representación a escala de la sociedad actual: podemos estar completamente solos a pesar de estar interconectados, ya que vivimos rodeados de amigos virtuales, información sin filtrar y falsas apariencias".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios