Cultura

Antonio Álamo gana el XXI Premio SGAE de Teatro Infantil 2020 con ‘La increíble historia de la caca mutante’

  • Se trata de la primera obra del cordobés en el ámbito de la literatura infantil

El escritor Antonio Álamo. El escritor Antonio Álamo.

El escritor Antonio Álamo. / El Día

El dramaturgo Antonio Álamo (Córdoba, 1964) ha resultado ganador del XXI Premio SGAE de Teatro Infantil, que convoca anualmente la Fundación SGAE, por su obra La increíble historia de la caca mutante. El autor logra así este galardón, dotado con 8.000 euros, el diploma, la publicación del texto en la Serie de Teatro Infantil y Juvenil Sopa de Libros (coeditado por el grupo editorial Anaya junto a la Fundación SGAE) y la dramatización del texto ganador dentro del XXV Ciclo SGAE de Lecturas Dramatizadas. “Me ha hecho una ilusión tremenda recibir este galardón, es genial, sobre todo porque es mi primera incursión en la literatura infantil y porque, además, en tiempos tan duros para la creación, cualquier aliento es muy bienvenido”, apunta el escritor cordobés. “No hay muchos premios centrados en el teatro para la infancia y destacaría el de Fundación SGAE por ser uno de los de mayor dotación económica y tratarse de unas ediciones muy cuidadas”, señala.

Para el creador, que no buscaba segundas lecturas, “el título anuncia perfectamente lo que es: una obra divertida, excéntrica y disparatada con una caca como protagonista, que quiere hacerse un lugar en un mundo adverso y va mutando porque necesita sobrevivir”. ”En tiempos de pandemia, y a pesar de las circunstancias, estoy siendo muy productivo: ante la parálisis y el confinamiento, decidí viajar por mi cuenta. Era buen momento para desarrollar y dar vida a ciertas ideas".

Así, añade que "esta era una de ellas, que, idealmente, me gustaría pensar que también podría gustar a los adultos". A tenor de esto último, el autor de La increíble historia de la caca mutante, señala que entre sus obras favoritas figura alguna con la etiqueta de obras para niños o adolescente, "como Peter Pan, que, por cierto, originariamente era una obra de teatro”.   Aunque es su estreno como autor de una obra para la infancia, Antonio Álamo es un autor prolífico, que además de escribir novela, cuentos, guiones y ensayos, ha estrenado decenas de textos dramáticos, tanto en España como en el extranjero. Entre ellos. se encuentra Los enfermos, recientemente estrenada en París, y se ha hecho cargo de la dramaturgia de espectáculos de compañías como TNT/Mujeres del Vacie, Chirigóticas, de las que fue cofundador y director de sus cinco montajes, dirigiendo también El pintor de batallase, Mira cómo te olvido y Tres deseos

Su periplo como autor dramático le ha llevado a ser representado tanto en España como en el extranjero. Más de medio centenar de estrenos jalonan su trayectoria, y sus textos dramáticos, entre los que se cuentan obras como Los borrachos, Los enfermos, Yo, Satán, Caos, Cantando bajo las balas, Veinticinco años menos un día, La Copla Negra o Mira cómo te olvido, han sido reconocidos con más de una decena de premios, como el Tirso de Molina o el Premi Born.
 
Ha publicado las novelas Breve historia de la inmortalidad, Una buena idea, Nata soy, El incendio del paraíso y Más allá del mar de las Tinieblas, así como ensayos, libros de relatos y de viajes. Ha sido traducido al italiano, al catalán, al portugués, al árabe, al inglés, al francés, al rumano y al ruso. También ha escrito series de televisión y guiones de largometrajes y, últimamente, ha dirigido una película, Mi gran despedida, junto al productor malagueño Antonio Hens, presentada en el Festival de Cine de Málaga.
 El jurado del XXI Premio SGAE de Teatro Infantil ha estado presidido por el autor y escritor bilingüe Paco Romeu; la actriz y directora Fina Calleja; y los dramaturgos Rocío Bello y Javier Hernando, ganadores del XX Premio SGAE de Teatro Infantil. Al XXI Premio SGAE de Teatro Infantil han concurrido un total de 78 obras originales.

La Fundación SGAE convoca este galardón desde hace 20 años con el propósito de impulsar y apoyar la creación de nuevos textos dramáticos dirigidos a niños que, tanto por la buena calidad y originalidad de sus diálogos, como por su visión escénica, contribuyen al progreso del panorama teatral orientado a público infantil.

Desde el año 2000, el premio ha reconocido a: Rocío Bello y Javier Hernando, el pasado ejercicio; Paco Romeu, en 2018; Nieves Rodríguez Rodríguez, en 2017; Paco Gámez, en 2016; Itziar Pascual, en 2015; Rodrigo Muñoz, en 2014; Luis Matilla, en 2013; Mariano Lloret, en 2012; Gracia Morales, en 2011; Cesc Adriá, en 2010; Magdalena Labarga, en 2009; Luis Matilla, en 2008; Helena Tornero, en 2007; Juan Luis Mira, en 2006; Joseph Albanell, en 2005; Rafael Alcaraz, en 2004; Carmen Fernández Villalba, en 2003; Luis Matilla, en 2002; José González Torices, en 2001; y Luis Matilla, en 2000.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios