Novedades de coches

Al volante del nuevo BMW X4 2018: un SUV todavía más deportivo

  • Imagina una funcionalidad similar a la del X3 con una estética más poderosa y un comportamiento más dinámico. Así es el nuevo SUV de la marca bávara.

La presentación del X4 se realizó en la base aérea de Zaragoza. La presentación del X4 se realizó en la base aérea de Zaragoza.

La presentación del X4 se realizó en la base aérea de Zaragoza.

Para BMW la gama X es muy importante. Desde que la firma bávara lanzara los modelos X en 1999, BMW ha comercializado un total de 5,6 millones de unidades. Esta cifra significa que de cada 10 BMW que se venden en todo el mundo, al menos 3 son un X.

En España este éxito de la serie X es todavía mayor. En nuestro país de 10 BMW que se venden casi 4 (el 38%) es un X. En total, se han comercializado más de 161.000 unidades desde 1999.

Y dentro de la gama X el último recién llegado es el X4, la variante coupé y deportiva del X3. El X4 fue un modelo introducido en 2014 y desde entonces, BMW ha comercializado un total de 200.000 unidades, de las 7.757 unidades se han vendido en España.

El X4 bajó de un Airbus A400M que se ensambla en Sevilla. El X4 bajó de un Airbus A400M que se ensambla en Sevilla.

El X4 bajó de un Airbus A400M que se ensambla en Sevilla.

No obstante, tras haber renovado en 2017 el X3, ahora –en 2018- tocaba cambiar por completo el X4 y lanzar esta segunda generación que hoy conducimos.

Atractivo coupé

El lanzamiento de este nuevo X4 confirma la línea de BMW de desarrollar sus modelos X impares para los todocaminos más polivalentes (X1, X3 y X5) y aquellos que acaban en número par para las variantes más emocionales (X2, X4 y X6).

Este nuevo X4, además, ofrece una buena combinación entre una silueta de coupé, con un techo con una elevada caída, y un aspecto más equilibrado, más fino que el de la generación anterior.

La nueva gama del X4 por las pistas de la base de Zaragoza. La nueva gama del X4 por las pistas de la base de Zaragoza.

La nueva gama del X4 por las pistas de la base de Zaragoza.

Respecto a su antecesor, este modelo es algo más largo (unos 8 centímetros), tiene mayor distancia entre ejes (unos 5,4 centímetros), también es más ancho (unos 4 centímetros) y es ligeramente más bajo. Todo ello permite tener unas plazas traseras mejoradas respecto a la primera generación. En concreto, BMW afirma que ha mejorado el espacio longitudinal para las piernas en 2,7 centímetros.

También se ha mejorado ligeramente la capacidad del maletero en 25 litros. Ahora la capacidad de carga es de 525 litros.

Una vez sentados dentro de él, comprobamos que las plazas delanteras son muy buenas. Las traseras, en cambio, aunque han sido mejoradas, son algo justas si en la segunda fila se sientan adultos que superan los 1,80 metros.

Nueva plataforma

Otra de las facetas de este modelo es su comportamiento más deportivo. Para ello cuenta con una nueva plataforma, la misma que la del Serie 5, Serie 7 y X3, que aporta más ligereza y rigidez.

Además, desde BMW señalan que su comportamiento más neutral gracias al ancho de vía trasero ensanchado en 3 centímetros respecto al X3.

En cuanto a la motorización, BMW ofrece ya el modelo con dos propulsores de gasolina de 184 caballos de potencia y 252 caballos, así como con tres mecánicas diésel de 190, 231 y 326 caballos. Además, en agosto llegarán dos motores nuevos para el X4, uno gasolina de 360 caballos de potencia, y otro diésel de 265 caballos.

Destaca la silueta coupé de este nuevo modelo. Destaca la silueta coupé de este nuevo modelo.

Destaca la silueta coupé de este nuevo modelo.

El modelo, que está disponible con tres opciones de personalización diferentes, xLine, "la más off road"; M Sport, "la más deportiva", y M Sport X, equipada de serie con sistemas de ayuda a la conducción como el control de velocidad de crucero con función de frenado, así como con el aviso de colisión y peatones con función de frenado urbano.

En marcha con el XDrive 20d

Con 190 CV es con toda probabilidad una de las versiones más demandas en este X4. Destaca por la potencia de su motor y por sus consumos eficientes. Además, el cambio transmite los casi 200 CV a ambos ejes con suavidad y rapidez. ¿Posibles críticas? Esta mecánica es algo rumorosa en aceleraciones fuertes.

Asimismo, otro aspecto mejorable es el precio. El precio del X4 parte de los 53.500 euros, con un motor gasolina de 184 caballos de potencia, mientras que la versión diésel de 326 caballos parte de 74.700 euros.  La unidad probada xDrive 20d tiene un precio de 54.200 euros. Todas ellas son cifras elevadas. Es lo que tiene adquirir un capricho. Y este X4 lo es.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios