El Capullo de Jerez | Crítica El territorio de la fiesta

  • El cantaor presenta su quinto trabajo, doce años después, en el que demuestra que es el rey de la bulería

El Capullo de Jerez presenta nuevo disco, doce años después. El Capullo de Jerez presenta nuevo disco, doce años después.

El Capullo de Jerez presenta nuevo disco, doce años después. / Grupo Joly

El nuevo disco del Capullo de Jerez se sitúa en la línea de sus otros tres trabajos de estudio anteriores, el último de 2007: su prodigioso compás es la base del mismo, de ahí la abundancia de estilos festeros (tangos, rumbas y bulerías), con letras y melodías que firma el propio cantaor jerezano que ha patentado una manera diferente de entender la lírica flamenca. El disco incluye dos cantes por tangos el primero de los cuales, Me estoy enamorando, viene arreglado por vientos caribeños y el tumbao al piano de Sergio Monroy. Ya estoy jarto de llorar presenta un perfil más tradicional y una melodía semejante. Con la guitarra, habitual en sus presentaciones en directo, de Manuel Jero, que se marca un par de falsetas notables. La rumba Este mundo no lo entiendo se abre con una variación libre de ritmo a cargo de Sergio Monroy. Llevamos tanto tiempo escuchando el tema en directo que hasta ahora no nos hemos dado cuenta de que no había sido grabado: la letra se inspira en el atentado de Madrid del 11 de marzo de 2004. Los fandangos naturales son otra de las bazas en directo del cantaor que aquí se presentan con la fiereza habitual de su tierra y con la inspiración manueltorreña.

Portada del nuevo disco de El Capullo de Jerez Portada del nuevo disco de El Capullo de Jerez

Portada del nuevo disco de El Capullo de Jerez

La bulería por soleá se inscribe en el repertorio clásico actual de Jerez y es el corte más clásico de este disco, siempre con la particular forma de entender el flamenco del Capullo de Jerez. Un prodigio de compás y libertad flamenca. Pero el territorio del Capullo por excelencia es la bulería, la fiesta. Y por eso este disco presenta cuatro cortes por este palo. El primero, Camarón, es un homenaje a Paco de Lucía y a Camarón y se inspira en las vivencias del Capullo con estos dos genios de lo jondo. Con la voz de Alejandro Sanz que le da la réplica por bulerías y se une a la del Capullo en un estribillo rotundo. Se amarra el pelo es otro clásico del repertorio del Capullo, de nuevo con un estribillo subyugante. La guitarra acústica de Luis de Perikín contribuye a dar variedad tímbrica a la pieza. Himnos se inspira en la crisis actual (¿eterna?) del Real Madrid e incluye un par de estrofas de su aclamada versión del Himno de Andalucía que registró en su momento.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios