Pasarela

Deporte y moda, pareja rentable

  • Ronaldo es el nombre de moda no sólo por su carísimo fichaje por el Real Madrid sino por su creciente papel como referencia para los jóvenes.

Comentarios 4

En los últimos tiempos, los deportistas de elite se han convertido en auténticos iconos mundiales de la moda y las nuevas tendencias. Aunque parezca que este fenómeno es reciente, ya hubo algunos deportistas que causaron sensación en tiempos más lejanos por su estilo personal. Es el caso de Mark Spitz, que puso de moda el bigote, el jugador español del Inter Luis Suárez, con su tradicional peinado, el tenista francés Yannick Noah y su mestizaje, Bjorg Borg, que abrió su línea de ropa propia y se arruinó, o el norirlandés George Best, antecesor de los líderes futbolísticos de hoy, entre otros.

Ya en los 90, otros fueron los rostros deportivos que unieron su nombre a la moda. Sin duda, el que mejor supo explotar su imagen fue Michael Jordan. El mejor jugador de baloncesto de la historia creó unas zapatillas especiales (Air Jordan) y también tuvo la oportunidad de diseñar su propia línea de ropa para Nike (Jordan Brand). Nike y Jordan mantuvieron un idilio espectacular, que sólo en el primer año se tradujo en 100 millones de euros de facturación. Tampoco nos podemos olvidar en el tenis de Pete Sampras y Andre Agassi, éste último una de las calvicies más codiciadas de la historia del deporte.

En la actualidad, son muchos los deportistas que protagonizan las campañas de las firmas más importantes del mundo, con especial énfasis los futbolistas, que han visto en la moda una nueva salida profesional. Ellos combinan como nadie la conjunción belleza y energía, cuerpos increíbles que rebosan perfección y salud. El futbolista que mejor ha sabido aprovechar su imagen ha sido David Beckham. El británico, famoso por sus cambios de look, ha usado peinados con trenzas, crestas, pelo corto, rapados… Cuida mucho su imagen y le encanta combinar prendas más casual con otras más de vestir. Es considerado un generador de tendencias en la moda masculina. Entre otras firma, Beckham es imagen de la italiana Giorgio Armani.

Su heredero, Cristiano Ronaldo, es uno de los activos actuales más rentables. El portugués, consciente de que su imagen vende, decidió comercializar su propia línea de ropa. Para ello, el flamante fichaje del Real Madrid, abrió una boutique en la isla de Madeira bajo el nombre de CR7. Ahora se comenta que en España tiene pensado registrar una nueva denominación de su marca, CR9, en honor al dorsal que lucirá en su nuevo equipo. Otros jugadores requeridos por las firmas han sido Kaká (imagen de Armani Jeans), Ljungberg (Calvin Klein), los italianos Cannavaro y Gatusso (Dolce Gabbana) y Fernando Torres, el jugador español más mediático del momento. Sin ir más lejos, Cannavaro ha presentado su propia línea de ropa bajo la denominación N Cinque CF. Su colección se inspira en grandes iconos de estilo como Steve McQueen, Paul Newman y Robert Redford.

No obstante, no sólo es el fútbol el que aporta deportistas identificados con las últimas tendencias en moda. El tenis se ha convertido en un mundo muy propenso a este tipo de actividades. Desde Rafael Nadal, uno de los tenistas más modernos del momento con sus piratas y su look desenfadado, pasando por la elegancia y la seriedad propia de Roger Federer, sin olvidarnos de la explosión protagonizada por Fernando Verdasco.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios