córdoba cf

La semana del acelerón

  • Luna Eslava tiene que cerrar entre seis y ocho incorporaciones en los próximos días para dar empaque a la plantilla actual · Las prioridades son un portero, dos laterales, un pivote, un interior derecho y un delantero

Comentarios 6

"Ojalá estuvieran como mínimo 22, porque el trabajo de pretemporada y en una concentración es importantísimo y se debe trabajar con el bloque. Mientras más jugadores vayan a la concentración, o incluso empiecen el día 11, mucho mejor". Juan Luna Eslava no esconde su deseo de que Paco Jémez cuente con la mayor parte del grupo el próximo lunes, cuando el Córdoba vuelva a los entrenamientos para iniciar el trabajo de pretemporada. Actualmente, la plantilla cuenta con sólo diez integrantes, a los que habría que sumar los canteranos Fede Vico, Bernardo Cruz y Javi Hervás, que tratarán de ganarse un hueco entre los mayores durante el verano. Queda claro que el secretario técnico blanquiverde tiene mucho trabajo todavía por delante para hacer realidad su deseo. En los próximos siete días debe cerrar entre seis u ocho incorporaciones que den un mayor empaque a un plantel que ahora mismo está cogido con alfileres tras la profunda renovación llevada a cabo por los nuevos dirigentes -Expediente de Regulación de Empleo (ERE) incluido- y el desembarco de apenas cuatro refuerzos.

Luna Eslava no puede permitirse el más mínimo respiro. Tiene siete días por delante para acabar de conformar el grupo que defienda sobre el terreno de juego el proyecto liderado por Carlos González desde los despachos. Ahora mismo, el equipo tiene más pinta de solar que de otra cosa. Un panorama que tiene que transformarse sí o sí en los próximos días. Primero porque el CCF vuelve al trabajo en apenas siete días y debe hacerlo con material humano suficiente para que los entrenamientos sean de calidad. Segundo porque hoy se presenta la campaña de renovación y captación de abonados, la primera vía de ingresos de la que dispone ahora mismo el club, y con los nombres que hay confirmados la afición no acaba de calentarse.

El Córdoba cuenta en la actualidad con diez futbolistas: el portero Alberto García; los defensas Fernández, Tena, Astrain y Fuentes; los centrocampistas Alberto Aguilar, Carlos Caballero y López Silva, y los delanteros Charles y Patiño. A ellos hay que sumar los tres canteranos que, tras renovar sus respectivos contratos, se han asegurado hacer la pretemporada con los mayores: el central Bernardo Cruz, el mediocentro Javi Hervás y el interior zurdo Fede Vico. En total, trece futbolistas, cifra que en los próximos días debe verse incrementada hasta acercarse a la veintena.

Entre las prioridades que tiene encima de la mesa Luna Eslava está la llegada de dos laterales que hagan la competencia a los canteranos Fernández y Fuentes, un pivote, un interior derecho y un delantero centro puro. Los ofrecimientos son múltiples y la cautela máxima. Manuel Blanco, con experiencia en el Tenerife, el Alicante y el Albacete en Segunda, y que viene de firmar un gran año en el Ontinyent, o el uruguayo Mathias Buongiorno, del Durazno de la segunda categoría de su país, y el osasunista Oier Sanjurjo son algunos de los nombres que maneja la secretaría técnica blanquiverde para los costados.

Luna Eslava también está centrado en la contratación de un portero, pues con Raúl Navas incluido en el ERE y Coca con destino al Lucena, Alberto García se ha quedado solo. Los nombres que más fuerte suenan son los de Biel Ribas (Salamanca) y el internacional paraguayo Roberto Júnior Fernández, que se encuentra disputando la Copa América. Para el mediocentro, Héctor Yuste sigue siendo una opción a pesar del enfriamiento progresivo de la negociación, al igual que su compañero Perico o Jorge Luque. En la derecha, el que más gusta es el malaguista Portillo, pero su llegada como la del también albiazul Sandro Silva está en punto muerto a pesar de la buena disposición del club de Martiricos, toda vez que los jugadores no acaban de ver con buenos ojos bajar a Segunda. Una situación similar a la que se vive con el central del Getafe Álex Pérez, que también prefiere esperar a ver su situación en la pretemporada con Luis García Plaza antes de decidirse a emigrar.

Queda claro que el panorama no es el más alentador. Pero como se encarga de recordar Luna, "a lo mejor lo que en un día no avanza en una hora avanza mucho". No es cuestión de horas, pero sí de días; quedan siete y un número similar de refuerzos por llegar. Mucho trabajo y poco tiempo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios