Balonmano | Liga Asobal

El Ángel Ximénez-Avia confirma su presencia en una Liga Asobal 20-21 sin modelo definido

  • El club de Puente Genil asegura la continuidad del proyecto y agradece el apoyo a los patrocinadores

  • La Federación llevará a su Asamblea del día 13 dos propuestas: liga de 34 jornadas o en dos fases

Los jugadores del Ángel Ximénez-Avia saltan a la pista al final de un partido. Los jugadores del Ángel Ximénez-Avia saltan a la pista al final de un partido.

Los jugadores del Ángel Ximénez-Avia saltan a la pista al final de un partido. / BM Puente Genil

Por octava temporada consecutiva, Puente Genil continuará disfrutando de la Liga Asobal. El Ángel Ximénez-Avia, a pesar de las dificultades económicas provocadas por la crisis del coronavirus, ha confirmado su participación en la próxima campaña, la 20-21, que aún no tiene un modelo definido. La Federación Española de Balonmano llevará dos alternativas a su Asamblea del próximo sábado 13, una con una liga regular de 34 jornadas y otra con dos fases con una primera dividida en función de la clasificación de esta campaña.

Tras semanas de incertidumbre y después de superar un ERTE, el Ángel Ximénez comunicó este viernes la mejor de las noticias: su continuidad en la máxima categoría. Lo hizo con un comunicado en el que destacaba que las consecuencias del paso del covid-19 dibujan "una época difícil" que ha obligado a la entidad a cambiar "toda la planificación presente y futura de la temporada" próxima que aparecía fijada en el guion.

Pero también en el que reflejaba que el proyecto "saldrá adelante, con la misma ilusión de siempre y con un equipo sólido que dará lo mejor de sí mismo" para competir con todas las de la ley en la Liga Asobal. En parte, una decisión que el club de Puente Genil agradece a uno de sus "pilares fundamentales: los patrocinadores, un apoyo que en los tiempos que corren, vale doble", y de la que hace partícipe a todas sus estructuras y hasta a la afición, a la que pide que aliente "más que nunca para que juntos podamos salir adelante y vivir una nueva temporada de momentos inolvidables".

Una campaña, la 20-21, que por ahora no está claro cómo se va a desarrollar. De momento, la Federación llevará a su Asamblea del próximo sábado 13 dos modelos de competición: uno que mantiene el formato actual de liga regular, con 34 jornadas en lugar de las 30 desarrolladas hasta ahora al incrementarse en dos el número de participantes por la supresión de los descensos; y otro con dos fases.

En el primero de ellos, el tradicional, los 18 equipos jugarán a ida y vuelta todos contra todos para un total de 34 partidos. Descenderían a División de Honor Plata los cuatro últimos, mientras que como ya quedó aprobado el pasado año, se introduciría un play off entre el clasificado en el puesto 14 y el tercero de la DHP para determinar la última plaza en la Asobal. Este formato sólo tendría validez si el torneo puede arrancar en el mes de septiembre.

La Asobal arrancaría el 5 de septiembre

De no poder ser así, el sistema elegido directamente sería el de una competición en dos fases, con una primera conformada por dos grupos de 9 equipos atendiendo a la clasificación de la última campaña (impares y pares). De esta manera, el Ángel Ximénez-Avia, que finalizó octavo, integraría el Grupo B junto a Ademar León, Bidasoa, Granollers, Valladolid, Puerto Sagunto, Anaitasuna, Huesca y el recién ascendido Cisne. El A lo formarían Barcelona, Logroño, Cuenca, Guadalajara, Nava, Benidorm, Cantabria, Cangas y Villa de Aranda, que también llega de Plata.

A continuación, para dar forma a la segunda fase, los cuatro primeros de cada grupo lucharían por el título en un grupo y los cinco restantes, por la permanencia en otro; en ambos se arrastrarían los resultados de la primera fase y se jugaría únicamente a ida y vuelta con los conjuntos llegados de otro sector. Los cuatro últimos del grupo por la salvación perderían la categoría y el sexto jugaría ese play out con el tercero de la División de Honor Plata.

Además, durante la Asamblea de la Rfebm, que a buen seguro pondrá de nuevo sobre la mesa las distancias entre la Federación y la Asobal, se debatirá sobre la supresión de la obligatoriedad de pertenecer a la patronal para poder competir en la máxima categoría, así como de la Copa Asobal. Por su parte, la Copa del Rey cambiaría de nuevo el formato, estando sólo clasificados para la Fase Final el campeón de la edición anterior y el organizador, o en su caso el subcampeón si el campeón es el que organiza el torneo.

Por último, las propuestas de calendario para la temporada próximas que estarán sobre la mesa también se someterán a examen. En todo caso, la Liga Asobal comenzaría el fin de semana del 5 de septiembre, finalizando el 30 de mayo en caso de optar por la opción con dos grupos, o el 5 de junio si es fase regular de 34 fechas (en ambos casos el play out se disputaría en los dos fines de semana siguientes). La Supercopa de España sería el miércoles 2 de septiembre para dar el pistoletazo de salida a un curso que integraría la Copa del Rey entre el 5 y el 7 de marzo en el Wizink Center de Madrid.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios