Fútbol

Pablo Lozano, presidente de la Andaluza: "Hay que ser justos y terminar las competiciones"

  • El cordobés apunta que "la salud es lo más importante, pero estamos preparados para volver en cuanto se nos permita"

  • Sobre los contratos que finalizan el 30 de junio explica: "Habrá que crear una reglamentación que nos permita que todo siga funcionando"

Pablo Lozano, presidente en funciones de la Real Federación Andaluza de Fútbol, durante un acto. Pablo Lozano, presidente en funciones de la Real Federación Andaluza de Fútbol, durante un acto.

Pablo Lozano, presidente en funciones de la Real Federación Andaluza de Fútbol, durante un acto. / El Día

El futuro de las competiciones sigue en el aire mientras no se vislumbra una fecha para cerrar el estado de alarma actual provocado por la crisis del coronavirus. Nadie sabe cuándo podrán retomarse los torneos, pero si algo tiene claro el mundo del fútbol es que hay que intentar acabar la temporada por todos los medios. Es la línea que han mantenido en la última semana desde la UEFA a la Real Federación Española de Fútbol o LaLiga, y la que también mantiene la Real Federación Andaluza de Fútbol.

El presidente de la junta gestora del ente autonómico es el cordobés Pablo Lozano, que al igual que su colega Luis Rubiales, es partidario de terminar porque "ya se ha disputado un 75% de la temporada, y lo justo es acabar con las mismas normas que comenzó". A su vez, el pozoalbense pide tranquilidad a los clubes y se muestra optimista mirando al futuro porque "todos necesitamos fútbol y somos un motor para la sociedad; a ver si en 20 días o un mes ya el balón comienza a rodar, será una buena señal".

Ese es el tiempo, en la versión más optimista, que manejan las federaciones. Y el que tienen también en su hoja de ruta los clubes ahora mismo afectados por esta suspensión. En la provincia de Córdoba, entre otros, el Córdoba CF (Segunda División B); el Córdoba B, el Ciudad de Lucena, el Salerm Puente Genil y el Pozoblanco (Tercera División), o el Córdoba Femenino y el Pozoalbense (Liga Reto Iberdrola). Todos saben que la idea es volver a competir, pero sólo cuando la situación se normalice en el país y se gane la batalla al covid-19.

Pablo Lozano ha mantenido desde el primer momento un continuo contacto con todos los clubes andaluces para "preguntarles a todos por su salud y les hemos transmitido tranquilidad, saben que estamos ahí; nadie esperaba esta situación tan dramática". "Ahora mismo, lo primero es la salud y que se restablezca la normalidad en la sociedad, y luego las competiciones", ha asegurado en una entrevista concedida a golsur.com.

Por el momento, las incógnitas están en el aire porque "desgraciadamente no tenemos fechas y no sabemos cuándo se podrá entrenar ni jugar con seguridad. La salud es lo importarte y no podemos establecer fechas, somos partidarios en estos momentos de la modificación de calendarios de la próxima temporada". Esa es la clave que manejan los organismos: acabar el presente curso y ajustar todo lo que haga falta el siguiente.

El cordobés admitió que establecer un nuevo calendario es "algo complejo. Desde el primer momento montamos un grupo de trabajo y nos planteamos cinco escenarios. El quinto ya no se puede dar. El más optimista era comenzar a competir a principios de mayo, pero viendo lo que tenemos es imposible".

Los cambios, para la próxima temporada

"Ya -continúa- es el gobierno el que nos tiene que dar las instrucciones. Luego, todos tenemos que ir de la mano de la Española, y la Española de la mano de las instituciones internacionales deportivas. Nosotros estamos preparados para volver, hemos creado unas comisiones deportivas que no les importa echar horas para cuando llegue el momento reanudar las competiciones teniendo en cuenta todos los supuestos y la problemática. Sólo después estableceremos el calendario".

Pero con todo esto, a día de hoy, pese a que se han manejado muchas opciones, la Andaluza sólo baraja una: "Estamos en el 75% de la competiciones y lo más justo es acabarlas con las normas que se establecieron al inicio. Otra cosa es que estuviesen al 50% o que la segunda vuelta acabase de arrancar. Esta situación es excepcional y ojalá no se dé nunca más, no sólo por el fútbol, sino por las personas enfermas y las que están muriendo, por sus familiares, por los sanitarios...".

"Hay que ser justos y finalizar las competiciones, y cuando llegue el momento ya hablaremos de fechas y de calendarios. Si hay que modificar una competición abogo porque sea la de la campaña que viene. Si esto no mejora y no se ve la luz al final del túnel, pues ya veríamos", insiste el dirigente pozoalbense, que admite que la problemática de los contratos podría solventarse sin mayores problemas llegado el caso de tener que jugar más allá del 30 de junio.

"Si la competición se prolonga habrá que crear una reglamentación que nos permita que todo pueda seguir funcionando, desde la mutualidad hasta la competición. Ahora mismo, no nos planteamos nada porque no se sabe, pero dentro de las federaciones hay comisiones que tienen trabajados posibles calendarios a partir de mayo, de mitad de mayo en adelante, de junio...", argumenta Lozano, comedido porque es consciente de que no se puede "dar datos" a día de hoy, sobre todo tras conocerse que el confinamiento se mantendrá hasta finales de abril.

Aún así, el cordobés reconoce que "habrá que ver cómo retomamos primero los entrenamientos y luego la competición. Después de tanto tiempo parado, la salud de los deportistas sigue siendo nuestra prioridad y habrá que dar un plazo para que se haga una minipretemporada, el que marquen los especialistas, y luego nos plantearemos lo escenarios pertinentes. Lo primero es la salud".

El fútbol base, en la misma hoja de ruta

Si en Segunda B y Tercera en la RFAF tienen claras sus intenciones, de esas categorías hacia abajo "es lo mismo, cuando hay ascensos y descensos, cuando se ha desarrollado el 75% de la temporada, lo justo es acabar. De todos modos, cada día tenemos menos fechas y a ver qué pasa. Cuando todo se pueda restablecer con garantías, la intención es jugar y hay que buscar posibilidades y modificar los calendarios".

Por ahora, sí parece claro que nadie quiera valorar la opción de tener que jugar sin público, aunque "eso lo van a marcar los gobiernos, las instituciones; no es que sea una opción más o menos, pero no dependerá de nosotros. A puerta cerrada es complicado, pero habría que verlo". "Nos gustaría que todos pudiesen participar como siempre. No entendemos un partido sin público, sin las familias de los jugadores de la base y sin la pasión y el amor a los colores de las aficiones de los clubes de categoría nacional en la grada", incide el dirigente, que se muestra convencido de que "entre todos vamos a salir de esta situación y vamos a ver pronto rodar el balón".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios