• La judoca cordobesa afronta su segunda experiencia olímpica con la ambición de colarse entre las mejores de los -48 kilogramos

Juegos Olímpicos

Julia Figueroa: "Si no soñara con una medalla, para qué dedicarme a esto"

Julia Figueroa, sonriente tras vencer en un combate. Julia Figueroa, sonriente tras vencer en un combate.

Julia Figueroa, sonriente tras vencer en un combate.

IJF

Escrito por

· Rafael Cano

Redactor

En Río 2016 le tocó la cara más amarga de los Juegos Olímpicos, al verse eliminada en el primer combate tras cuatro años de sacrificio y esfuerzo. Una espina que Julia Figueroa convirtió en motivación para, cinco años más tarde, buscar su segunda experiencia olímpica con la misma ambición de siempre y la mira puesta en un podio que, como quinta cabeza de serie en la categoría de -48 kilogramos, está muy alcance de sus posibilidades. La cordobesa vivirá además unos Juegos especiales, en la cuna de su deporte. Un escenario inmejorable para soñar con alcanzar las medallas.

-¿Cómo afronta estos Juegos? ¿La espera de un año extra ha agrandado la ansiedad por que lleguen?

-Son unos Juegos Olímpicos y llegas con muchas ganas de competir, pero me lo tomo con calma, sin más ganas de la cuenta ni ansiedad. Simplemente afrontarlo como lo que son, unos Juegos, una competición en la que hay que ir a por todas.

-¿Cómo llega físicamente después de los problemas en un hombro? En el Mundial se le vio muy bien.

-Por suerte los tiempos de recuperación han ido según lo esperado y la planificación física ha ido muy bien. Las competiciones han salido muy bien y la verdad es que llego en un estado de forma muy bueno a Tokio.

-A eso se suma el subidón moral de verse en el podio en esa competición

-Sí, aunque también creo que si ese bronce en el Mundial hubiera llegado en otra fecha casi que lo habría disfrutado un poco más, porque al final fue sacarlo y directamente centrarme ya en los Juegos. Igual lo hubiera saboreado un poco más en otras circunstancias, pero por otro lado conseguir medalla en un Mundial siempre es un refuerzo. Por fin la pude conseguir, que era una de las que me faltaba. Me dejó muy contenta la competición que hice en Budapest y eso es un subidón de confianza y adrenalina para los Juegos.

-¿Cómo ha llevado el hecho de tener que pelear por la plaza olímpica hasta la última competición?

-Sinceramente, me hubiera gustado tener las cosas claras un poco antes, uno o dos meses. No es lo mismo preparar una competición como el Mundial sabiendo que tiene tu plaza olímpica asegurada o que te la tienes que jugar. Yo, por suerte, he sabido llevar bien esa presión y he dado lo mejor de mí. Conseguí aislar esa presión extra que genera el no tener la plaza asegurada y no he ido a competir pensando en los Juegos, si no en el resultado de cada competición. Y al final salió bien.

"Conseguí aislar esa presión extra que genera el no tener la plaza asegurada y no he ido a competir pensando en los Juegos"

-En Tokio no faltarán ninguna de las rivales más potentes del mundo. ¿Espera sorpresas en la competición?

-En los Juegos siempre hay varias favoritas y luego siempre hay sorpresas. Es una competición en la que nunca falta nadie pero es que además se dan esas sorpresas. Las que vamos un poco por detrás, sin el cartel de ser tan favoritas, contamos con sorprender y es a lo que vamos.

-¿El objetivo está puesto en el podio o hay que ser más cauta?

-No pretendo ser cauta. Yo voy a los Juegos con intención de subir al podio. Luego allí hay que ir combate a combate, sin pensar en la medalla. Pero la intención es clara: luchar por una medalla.

-¿Espera que le sirva la experiencia vivida en los Juegos de Río?

-Bueno, creo que será todo totalmente diferente a lo que hemos podido vivir hasta ahora. Vamos a tener que acoplarnos y quien mejor se adapte a las normas y restricciones tendrá un punto extra. La suerte de los judocas es que desde enero venimos compitiendo con unas restricciones muy fuertes, sin salir del hotel, con pruebas PCR por un tubo… No será igual a ninguna competición y habrá que saber manejar esa nueva normalidad en esta competición.

-No me negará que competir en judo en estos Juegos será algo muy especial.

-Sí que es una experiencia bonita y emotiva porque estaremos en la cuna del judo. Desde pequeña veía esas competiciones y alucinaba con los japoneses. Siempre he tenido ganas de ir a Japón y entrenar allí. Con lo organizados que son, creo que será algo muy bonito y especial.

-A la hora de señalar candidatos a las medallas, los japoneses partirán como favoritos casi en todos los pesos.

-Sí, de hecho parten con la intención de ganar en todos los pesos. El equipo olímpico de Japón no sé si ha salido a una o dos competiciones desde enero. Están preparándose en su país y creo que van a llegar muy preparados. Son favoritos en casi todos los pesos a medalla, aunque el oro siempre habrá que pelearlo más.

-¿Cuántas veces se ha visto en ese podio de Tokio?

-Muchas. Por supuesto que me lo imagino. Si no soñara con una medalla, para qué dedicarme a esto.

-¿Qué le han hecho prometer los amigos o la familia si vuelve de Japón con una medalla?

-Bueno, hace tiempo que vengo diciendo que si saco medalla olímpica me tiño de rubio. La verdad es que no me costaría cumplirlo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios