Fútbol sala | Primera División
  • El arquero se muestra "ilusionado" ante el proyecto de base del club blanquiverde que él abandera

  • Niños de seis a 12 años se entrenarán dos veces por semana en Vista Alegre junto a sus ídolos

Un impulso a la cantera: Cristian Ramos, profesor de élite en la escuela del Córdoba Futsal

Cristian Ramos posa para 'el Día' en Vista Alegre. Cristian Ramos posa para 'el Día' en Vista Alegre.

Cristian Ramos posa para 'el Día' en Vista Alegre. / Juan Ayala

El Córdoba Patrimonio de la Humanidad sigue creciendo mientras se asienta en la máxima categoría del fútbol sala español y apuesta por nuevos proyectos que consoliden de la mejor manera las bases del club. Los blanquiverdes disputan en esta 22-23 su cuarta temporada consecutiva en Primera División, por lo que perfeccionar la cantera es uno de los objetivos prioritarios de una ambiciosa entidad con menos de una década de historia. 

Es por eso que desde el pasado jueves 15 de septiembre el club puso en funcionamiento la escuela Córdoba Patrimonio Vista Alegre. Una idea que la entidad maneja desde hace unos años, pero que ha querido sacar a la luz en este 2022 después encontrar a un responsable ideal para gestionarla. Quien actuará como gestor y entrenador de los más pequeños será, nada más y nada menos, que el portero del primer equipo, Cristian Ramos.

Con precios especiales para los hijos de los abonados que se apunten a este prometedor proyecto de cantera, los niños de seis a 12 años tendrán la oportunidad de conocer de primera mano el fútbol sala y de jugar sobre el parqué de Vista Alegre dos días a la semana, ya que los entrenamientos se desarrollan los martes y jueves de 16:30 a 17:30.

"Me lo plantearon a final de la temporada pasada y vi una buena iniciativa para que los niños, a parte de ser yo el monitor, disfruten de la presencia de compañeros que van a venir del primer equipo, echar un rato practicando deporte y entrenar con ellos. Va a estar chulo", asegura el portero cordobés a el Día. Y es que Ramos es todo un experimentado en trabajar en este tipo de escuelas deportivas, algo que lleva haciendo desde hace 10 u 11 años.

De hecho, cuenta con su propia escuela de porteros que nutre de guardametas al filial del Córdoba Patrimonio desde hace tiempo. Un proyecto que podrá hacer compatible con la nueva escuela de iniciación, ya que el horario es los martes y jueves de 17:30 a 18:30. Eso sí, para el guardameta se trata de un desafío totalmente distinto, pues reconoce Cristian que "nunca había cogido ningún equipo base por el tema de disponibilidad". 

Cristian Ramos posa para 'el Día' en Vista Alegre. Cristian Ramos posa para 'el Día' en Vista Alegre.

Cristian Ramos posa para 'el Día' en Vista Alegre. / Juan Ayala

"Fueron ellos los que me lo plantearon porque todos los años tenía alguna escuela diferente", confiesa un Cristian Ramos que tiene muchas ganas de arrancar la escuela que, en principio, no tiene límite de alumnos: "Se irá viendo conforme avancemos el número de niños y las edades que tendremos y, a partir de ahí, ya veremos si es necesario algún monitor más, pero todo irá en función de los niños que haya para ofrecer un servicio de calidad y no estar yo solo con muchos alumnos", explica el portero.

Un proyecto que el propio Cristian afronta "con ilusión" y sobre el que ni se lo pensó cuando el club se lo propuso. "Para mí, tener en Vista Alegre niños viéndonos con ilusión es lo mejor. Que no crean que por jugar en Primera somos extraterrestres, al revés, estamos siempre dispuestos a fotos y demás", asegura el capitán del Córdoba Futsal, que considera que el objetivo principal de la escuela es "que los niños se sientan identificados con el club desde la base".

Por supuesto, lo que más ayudará a cumplir con ese fin es que en los entrenamientos habrá algún que otro jugador del primer equipo presente que ayudará a formarlos y con el que podrán dar unos toques. Además, los jóvenes lo harán en Vista Alegre, algo que destaca Ramos, pues "es bueno que los niños se vean jugando donde entrenan y juegan los del primer equipo", una situación que, por supuesto, "ayudará a fomentar el fútbol sala en la ciudad".

Así, con "muchas ganas" y con la oportunidad de conocer a sus referentes arranca esta iniciativa que busca "motivar a que los niños hagan deporte y a que vayan tirando para el fútbol sala", y más, como destaca Cristian, que lo hagan en el Córdoba Futsal, un club "pionero en Primera División" que pone en lo más alto el deporte en la ciudad: "La base es importante para nosotros, porque, que vayan saliendo jugadores de Córdoba es la identidad del club y de los cordobeses. Con este tipo de iniciativas se intenta que el club vaya creciendo en jugadores locales y de aquí a un futuro podamos tener el mayor número de cordobeses posible en el primer equipo", comenta el capitán blanquiverde.

Y es que, Cristian Ramos es el claro ejemplo de joven futbolista de Córdoba que alcanza el éxito vistiendo los colores de su ciudad en un equipo al que a día de hoy sigue defendiendo en la élite nacional. Por eso espera que con su "formación y experiencia", los niños "se vayan enganchando cada vez más a la entidad y vayan subiendo para que cada entrenador los vaya cogiendo y formándolos en base a la metodología del club". Un proyecto de cantera del que "se beneficia el futuro del club" y, por supuesto, "el de Córdoba en sí".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios