Fútbol | Primera RFEF Femenina

El Córdoba Femenino se deja llevar ante las urgencias del Granadilla Tenerife B

La blanquiverde Cintia pelea un balón con la cordobesa Encarni.

La blanquiverde Cintia pelea un balón con la cordobesa Encarni. / Miguel Ángel Salas

El Córdoba Femenino, con el descenso consumado desde la anterior jornada, se dejó llevar ante las urgencias del Granadilla Tenerife B. Las blanquiverdes, con solo el honor y los tres puntos en juego, cayeron con claridad en la Ciudad Deportiva ante un conjunto insular necesitado y en plena pelea por la permanencia en Primera RFEF Femenina.

Tras perder con el Barcelona B en la anterior cita y consumar su descenso matemático, el Córdoba Femenino buscaba darse una alegría para cerrar de la mejor manera la temporada en casa. Por ello, Alfonso Mesa, con las bajas de Gordillo y Palacios, hizo solo dos cambios en el once inicial, en el que entraron la portera Inmita y la defensa Morilla

Enfrente estaba un Granadilla Tenerife B que buscaba su escapada de la zona peligrosa de la tabla y que contaba en sus filas con la cordobesa y excordobesista Encarni. Solo se llevaban 13 minutos de juego cuando Loba cometió una falta en su área y la colegiada no dudó en señalar una pena máxima que fue transformada por Giovana

El partido se puso cuesta arriba demasiado pronto. Peor se puso cuando Porcuna Sánchez expulsó con roja directa a Elisa y Bárbara. Los dos conjuntos se quedaban con diez jugadoras cuando restaban 70 minutos de juego. La blanquiverde Yanire, pasada la media hora de juego, lo probó con un lanzamiento que hizo intervenir a la meta insular. Acto seguido, llegó el segundo mazazo. Giovana hizo el 0-2 y puso tierra de por medio en un partido cada vez más decantado para el Granadilla B.

Con el 0-2, Alfonso Mesa dio entrada a Esojo por Moreira. Sin embargo, antes de llegar al descanso, el conjunto tinerfeño dejó sentenciado el envite al anotar su tercer tanto. Tras el receso, cuando solo se llevaban cuatro minutos de juego de la segunda mitad, Ainhoa hizo más grande la herida con el cuarto gol insular. Barquero y Maral entraron al verde para dar más frescura al ataque cordobesista, pero el partido ya estaba visto para sentencia.

Solo quedaba que los minutos pasasen y que la colegiada pitase el pitido final al choque. Sin embargo, antes de que sucediese eso, el Granadilla Tenerife B anotó su quinto gol por medio de Cindy. Fue la guinda a un mal partido de un Córdoba Femenino que se dejó llevar por las necesidades y urgencias de un rival que da otro paso hacia la permanencia. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios