Un duelo con toda la miga

Nadal aguarda en semifinales a un Djokovic que cada vez está más cerca de su mejor versión. Desde 2011 no se ven las caras en Londres.