Sevilla Atlético - Córdoba CF | La Crónica Adiós al sostén de los resultados (2-1)

  • El Córdoba CF sufre la primera derrota de la temporada, fruto de la falta de intensidad defensiva en momentos puntuales y de su escaso tino en ataque

  • El gol de Owusu que abrió el partido fue contestado por el doblete del sevillista Mena

Fernández es trabado por Javi Vázquez, lateral del Sevilla Atlético. Fernández es trabado por Javi Vázquez, lateral del Sevilla Atlético.

Fernández es trabado por Javi Vázquez, lateral del Sevilla Atlético. / Víctor Rodríguez

El Córdoba CF ya no tiene red. El sostén de los resultados se quedó en Sevilla, ante un filial bisoño y que jugó con más corazón que cabeza, pero que aún así superó con dos golpes de calidad a los de Enrique Martín, que pecaron de falta de intensidad defensiva en jugadas clave para la resolución del partido. En uno de los partidos que más disparó contra la meta rival, el conjunto blanquiverde se volvió de vacío, para acrecentar las dudas que ya venía dejando por el fútbol que practica. Porque no nos engañemos, a nadie le enamoraba el juego del Córdoba CF hasta la fecha, pero también es cierto que los buenos resultados del conjunto cordobesista tapaban las deficiencias. Ahora bien, cuando el argumento sobre el que sustentas a tu equipo es el marcador, más vale que no deje de sonreírte, porque a partir de ahí empiezan los problemas.

Todo ello a pesar de que Enrique Martín confirmó de salida lo que venía barruntando durante la semana, con una apuesta por un once inicial más ofensivo, en el que entraron Fidel Escobar, De las Cuevas y Gabriel Novaes. Un cambio por línea para dar otro aire al equipo blanquiverde, que en el arranque se mostró bien plantado y con facilidad para llegar al ataque de manera directa.

Pocos minutos hicieron falta, eso sí, para que el Sevilla Atlético encontrara los enormes huecos entre la medular y la zaga blanquiverdes. Diabate estuvo a punto de abrir el marcador a los cinco minutos, pero su remate a centro de Pau Miguélez se marchó desviado. Pese a esos desajustes, el Córdoba se mostró activo en ataque desde el arranque. Owusu fue el más peligroso de los cordobesistas en el primer acto. El ghanés, con su habitual anarquía, fue el primero en probar a Alfonso, con un disparo alto que se estrelló en el larguero después de romper a Javi Pérez.

Tras el primer aviso, Owusu no perdonó a la segunda. El atacante del Córdoba siguió a la perfección una buena jugada trazada entre Javi Flores y Gabriel Novaes por el costado derecho. El centro raso del brasileño lo remachó a placer el ghanés en el segundo palo.

Apenas había transcurrido un cuarto de hora y el Córdoba era netamente superior, pero el gol generó un exceso de relajación en los de Enrique Martín. Poco a poco, el Sevilla Atlético recuperó el mando del partido y Pau Miguélez empezó a entrar en juego en el perfil derecho del ataque local. Un par de escaramuzas del habilidoso extremo derecho sevillista fueron el preludio del tanto de la igualada para los locales. Diabate bajó un balón largo desde su defensa, encaró a Chus Herrero y consiguió la atención de los tres zagueros blanquiverdes, que se tragaron el amago y posterior pase del punto africano, que Mena aprovechó para superar a Becerra con un disparo raso.

Afición blanquiverde presente en el Estadio Jesús Navas. Afición blanquiverde presente en el Estadio Jesús Navas.

Afición blanquiverde presente en el Estadio Jesús Navas. / Víctor Rodríguez

La falta de intensidad atrás del cuadro de Enrique Martín emborronó una buena primera media hora. Y todavía pudo ser peor, porque el Córdoba acusó el golpe del empate y pudo encajar el segundo en otra salida rápida del filial sevillista que desperdició Miguélez.

Con todo, los blanquiverdes también pudieron irse por delante al descanso, pues Owusu acumuló una doble ocasión en apenas dos minutos. En la primera, el ghanés fue un poco egoísta tras conectar en el costado izquierdo con Jesús Álvaro y querer acabar por su cuenta, cuando tenía a De las Cuevas solo en el punto de penalti. Un minuto más tarde, en la última acción de la primera parte, el punta cordobesista disparó flojo con todo a favor, tras un gran pase entre líneas de Javi Flores.

Tras el descanso, volvió más sereno el Córdoba CF, que logró frenar a un incisivo filial y se hizo con el balón de manera más clara, aunque curiosamente apareció algo menos en el ataque en el primer cuarto de hora del segundo acto. Para colmo de males, Gabriel Novaes recibió una dura entrada de Berrocal y se tuvo que marchar, por lo que Martín gastó una bala en los cambios por lesión.

Con los locales ya bastante cansados, el dominio del conjunto blanquiverde se hizo patente. Javi Flores acaparó balón y ahí el Córdoba tuvo las mejores ocasiones para haberse adelantado en el marcador. La primera fue del propio mediapunta de Fátima, que tras combinación con Fernández sacó un disparo desde la frontal del área que se marchó alto.

De las Cuevas intenta sortear la presión de Genaro y Juanpe. De las Cuevas intenta sortear la presión de Genaro y Juanpe.

De las Cuevas intenta sortear la presión de Genaro y Juanpe. / Víctor Rodríguez

Martín quiso redoblar el dominio de su equipo en la medular dando entrada a José Antonio González por un gris De las Cuevas. Y el Córdoba siguió intentándolo. Antes del cuarto de hora final, Fernández trazó una buena pared con Flores, pero su disparo fue excesivamente flojo. Dos minutos después fue Ortuño el que desperdició un balón del de Fátima en el área local.

Mena sorprende con un golazo

Con el partido controlado, nadie se esperaba el zarpazo que el Sevilla Atlético fabricó en un balón aislado. Diabate, inmenso durante todo el partido, bajó la enésima pelota en largo y Mena conectó un derechazo a la primera que cogió a Becerra adelantado. Golazo y a remar ya a la desesperada. Martín quemó los cartuchos retirando a Chus Herrero y dando entrada a Zelu, de manera que el Córdoba pasó a atacar con un 4-2-3-1.

Las dos últimas ocasiones claras de los blanquiverdes llegaron ya en el añadido. En el 94, Escobar remató mordido un córner en el área pequeña y el bujalanceño Alfonso Pastor salvó el gol en la línea. Un minuto más tarde, Ortuño desperdició con un remate al poste una gran cabalgada de Owusu, que fue la última jugada del partido.

Merecida o no, al Córdoba CF le toca digerir una derrota que le lleva a encadenar tres semanas sin ganar y que le deja sin la defensa de los resultados a su irregular juego en estas seis primeras jornadas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios