Córdoba CF

¿Cuáles serán los rivales del Córdoba CF la próxima temporada en Segunda B?

Iván Navarro presiona al sevillista Kibamba en el derbi celebrado en El Arcángel. Iván Navarro presiona al sevillista Kibamba en el derbi celebrado en El Arcángel.

Iván Navarro presiona al sevillista Kibamba en el derbi celebrado en El Arcángel. / Álex Gallegos

La conclusión este sábado de las diferentes fases de ascenso a Segunda División B y la suerte ya decidida de los cuatro representantes del Grupo IV en su promoción (ascenso del Cartagena y fracaso del Marbella, el Yeclano y el Badajoz) ha dejado configurada la lista de los posibles rivales que tendrá el Córdoba CF en la categoría de bronce en una temporada que arrancará el próximo 27 de septiembre y cuyos primeros pilares se deben poner la próxima semana (seguramente el martes) en una reunión de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) de la que debe salir el formato de calendario y competición que maneja el organismo.

La escuadra blanquiverde busca nueve compañeros de viaje para uno de los diez subgrupos que pelearán en la primera fase de la rocambolesca Segunda B de 100 equipos. Está claro que las combinaciones son amplias porque, incluso antes de que se cierre el cupo con la repesca entre los campeones de Tercera de las últimas dos plazas (el Linares es el único andaluz con opciones, que apurará el próximo fin de semana), cuadrar manteniendo los criterios de proximidad es harto complicado.

Pero entre las que ya se manejan en distintos foros hay una más que razonable y pasa por seguir casi a pies juntillas los criterios que la Real Federación Andaluza de Fútbol utiliza en Tercera División; es decir, dividir la región en Occidental y Oriental. Porque de los 12 conjuntos andaluces que jugarán en Segunda B el próximo curso, nueve pertenecen a las provincias de Huelva, Cádiz, Sevilla y Córdoba, y solo haría falta cuadrar con uno más, para lo que también se abren diferentes alternativas.

De momento, estarían garantizados Algeciras, Balompédica Linense, Cádiz B, Sanluqueño y San Fernando, a los que habría que sumar al Recreativo, los filiales del Sevilla y el Betis -verdugo el sábado del Ciudad de Lucena- y el Córdoba. A ellos lo normal es que se uniese el Marbella, el más cercano entre los que no pertenecen a ese colectivo. De hecho, ese criterio ya se ha utilizado en temporadas precedentes en competiciones de baloncesto. Todo eso, sin descartar que el grupo lo apuntalase el Melilla.

De respetarse ese principio, lo que está claro es que el subgrupo sería fortísimo en el apartado deportivo. No hay que olvidar que de acuerdo al reglamento que ya se ha filtrado, los tres primeros de esa primera fase de diez equipos serán los que opten al ascenso a Segunda División, pasando a pelear cuartos, quintos, sextos y séptimos por entrar en la Segunda B Pro que se pondrá en marcha en el ejercicio 21-22.

La RFEF debe dar luz ya en unos días

Por suerte para los intereses del Córdoba -y sus rivales-, esta no deja de ser una alternativa. Entre otras cosas porque en algunos foros se ha deslizado que la RFEF no quiere unir en esta fase inicial a todos los equipos de una región para evitar que se produzca un descenso masivo de clubes de la misma (a fin de cuentas quedarse en Segunda B es descender una categoría al crearse una nueva), con el consiguiente lío que tendrían que asumir las territoriales afectadas.

Es por eso que surge una combinación tampoco exenta de lógica y que seguiría criterios parecidos a la anterior. En la misma, los 12 conjuntos andaluces podrían unirse a los cuatro murcianos (Real Murcia, UCAM Murcia, Yeclano, Lorca Deportiva) y los cuatro castellano-manchegos (Villarrubia, Villarrobledo, Talavera y Socuéllamos), formando un grupo total de 20 del que saldrían dos subgrupos.

Y no queda ahí la cosa, sino que entre las innumerables alternativas que han salido a la luz en las últimas horas aparece otra que sí mantiene a los conjuntos extremeños con los andaluces. Al total de 17 equipos que saldría de esa unión se le unirían los dos canarios (Las Palmas Atlético y el Tamaraceite), y el Melilla.

De momento son solo conjeturas que la Federación Española tendrá que ir aclarando, se espera que ya desde esta próxima semana, tras el lío formado por el propio organismo para resolver la campaña 20-21 sin descensos tras la cancelación de los campeonatos no profesionales -a excepción de los play off- por la crisis sanitaria del coronavirus.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios