Córdoba CF

El ejemplo de la ACB que respalda el plan de Infinity para la inscripción del Córdoba CF

Los jugadores del Delteco Gipuzkoa Basket, tras un partido. Los jugadores del Delteco Gipuzkoa Basket, tras un partido.

Los jugadores del Delteco Gipuzkoa Basket, tras un partido. / GBC

Quizás pueda tener algún matiz formal, pero Infinity, Unión Futbolística Cordobesa y, por ende, el Córdoba CF se han encontrado esta misma semana un argumento más que respalda su inscripción federativa para el curso 20-21 por parte de la Real Federación Española de Fútbol. Y éste no es otro que el auto judicial que ha obligado a la ACB a ofrecer plaza en la próxima Liga Endesa al Gipuzkoa Basket, tras serle negada en primera instancia.

El GB se ganó el ascenso en la pista tras la suspensión de la LEB Oro por la crisis del coronavirus, cuando iba líder en solitario. Sin embargo, la ACB votó en contra el pasado 23 de julio en su asamblea ante la negativa a que la competición pasara a tener 19 equipos (ya había suprimido los descensos al cerrar la campaña 19-20 con el play off exprés que finalmente llevó el título al Baskonia).

Ante este primer no, el club de San Sebastián llevó el caso a la Federación Española de Baloncesto y al Consejo Superior de Deportes, que descartaron actuar en contra de una asociación privada que gestiona directamente su competición. Aquí está el primer matiz respecto al caso del Córdoba, pues la RFEF es un ente privado, pero de utilidad pública que se rige por la Ley del Deporte, con lo que eso conlleva ante el CSD y el Gobierno.

Fue entonces cuando el Gipuzkoa Basket decidió acudir a la justicia ordinaria, encontrando la razón el pasado 31 de julio. El Juzgado de Primera Instancia número 38 de Barcelona estimaba la medida cautelar solicitada por la entidad e imponía la obligación a la ACB de proceder a cursar la respectiva invitación, algo que se produjo el pasado martes. Eso sí, también recoge el auto que la resolución permite la oposición de la Asociación de Clubes de Baloncesto ante estas medidas cautelares.

Un precedente más al que agarrarse desde El Arcángel, donde desde el pasado diciembre cuentan con un auto judicial que valida el paso de los derechos deportivos dentro de la compra de la Unidad Productiva del Córdoba CF SAD. En este caso, la resolución no es firme, aunque sí ejecutable, por la paralización del proceso que causó la recusación del juez Antonio Fuentes Bujalance y la tardanza en la ratificación por parte del Consejo General del Poder Judicial del magistrado Fernando Caballero como su sustituto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios