Córdoba CF

Las cuentas del Córdoba CF para seguir peleando por el ascenso a Segunda

Piovaccari controla el balón entre los dos centrales del Real Murcia.

Piovaccari controla el balón entre los dos centrales del Real Murcia. / Juan Ayala

El empate ante el Real Murcia significó para el Córdoba CF ponerse de nuevo en manos de sus rivales, exactamente en la situación en la que estaba cuando restaban cuatro jornadas para el final de la primera fase en la Segunda División B. La principal diferencia, sin embargo, es que ahora queda la mitad de tiempo y que el conjunto blanquiverde ha desaprovechado algunos fallos de sus rivales más directos, de los que tendrá que esperar alguna concesión más si quiere mantener sus esperanzas de acabar entre los tres primeros, para seguir peleando por el ascenso a Segunda División y asegurarse además el escenario menos gravoso de tener que militar el año que viene en la Primera RFEF.

El Córdoba parte como tercer clasificado de manera momentánea, con los mismos 24 puntos que el Sevilla Atlético y el Betis Deportivo. Todas las cuentas de los aficionados del conjunto cordobesista pasan por un pleno de su equipo en las últimas dos jornadas, pues es el escenario más esperanzador para esperar el fallo del rival. Pero en realidad, al Córdoba le bastaría con ganar al filial del Betis en la última jornada en El Arcángel y conseguir, en general en estas últimas dos jornadas, un punto más de los que firme el Sevilla Atlético. Con el filial hispalense, el goal average particular está totalmente perdido al haber caído en los dos enfrentamientos directos, por lo que cualquier empate a puntos dejará fuera a los de Alfaro.

Las combinaciones son múltiples, y la puerta está abierta para colarse incluso con un solo empate, siempre que fuera ante el Betis Deportivo y que el Sevilla Atlético perdiera sus dos encuentros. En esa combinación -una de las más rocambolescas- haría falta también que el Real Murcia no ganara ninguno de sus dos partidos y el Recreativo Granada fallara en al menos uno. Sería, sin duda, una carambola delirante.

Las opciones más realistas para el Córdoba pasan por conseguir los seis puntos que disputará ante El Ejido y el Betis Deportivo, para forzar así al Sevilla Atlético a hacer un pleno. El filial hispalense goza del calendario más favorable, siempre sobre el papel, pues las últimas jornadas del campeonato suelen deparar sorpresas, como ya recordó Pablo Alfaro en el post-partido ante el Real Murcia. El Sevilla Atlético visitará este domingo al Lorca Deportiva, colista del grupo con nueve puntos y una sola victoria en todo lo que va de campeonato. A la semana siguiente, los de Paco Gallardo cerrarán la primera fase recibiendo al Yeclano Deportivo en la Ciudad Deportiva José Ramón Cisneros. El filial sevillista sabe que dos victorias le dan la tercera plaza de manera segura. El objetivo está en su mano y el saber jugar con esa presión también puede condicionar a un equipo de talento pero carente de experiencia.

Respecto al Betis Deportivo, una victoria en El Arcángel en la última jornada bastaría al Córdoba para dejarlo atrás, gracias al goal average particular, pues en la primera vuelta ambos equipos empataron en Sevilla. Los de Manel Ruano tendrán además un compromiso muy complicado este fin de semana al recibir al Linares, en otro partido del que tendrá que estar muy atento el equipo de Pablo Alfaro.

La remota opción de ser segundo

En el baile de posiciones que puede sufrir el Córdoba en las dos jornadas finales, la horquilla se mueve del segundo al octavo puesto. Una auténtica locura que deja la puerta abierta a los tres escenarios posibles, desde el más optimista a la catástrofe absoluta. Pensando en un escenario positivo para los intereses del club de El Arcángel, dos victorias del conjunto blanquiverde le permitirían apurar sus opciones de superar al UCAM Murcia. Los universitarios suman 29 puntos, cinco más que el Córdoba, pero tienen que recibir este domingo al Real Murcia y visitar al Recreativo Granada la próxima semana. Un calendario nada sencillo. Si no pasaran de un punto en esas dos jornadas, el Córdoba los igualaría con un pleno de puntos y habría que acudir al goal average. El particular está empatado, pues los duelos directos se resolvieron con sendos empates. En el general, el UCAM tiene ahora mismo +6, por +5 del Córdoba, un balance que se tornaría favorable a los blanquiverdes en caso de darse este escenario mencionado.

El riesgo de los triples empates

En el apretado final de primera fase que se espera, el escenario de los triples empates está más abierto que nunca. De hecho, el Córdoba parte ahora mismo con los mismos puntos que el Sevilla Atlético y el Betis Deportivo, pero en muy pocos de esos empates a tres bandas saldría ganador. Con el Linares y el UCAM Murcia quedarían últimos los de Alfaro, al igual que con el UCAM Murcia y el Sevilla Atlético. Solo en caso de acabar igualado con el UCAM y el Betis Deportivo, la cábala podría sonreír a los blanquiverdes, algo que también dependerá de ese último duelo ante el filial verdiblanco en El Arcángel.

Con todo, pese a la multitud de combinaciones posibles y dependiendo de terceros rivales, el mayor reto que enfrenta el Córdoba CF en estas dos jornadas es asegurar sus dos triunfos. Una circunstancia que, atendiendo al rendimiento del equipo en las últimas semanas, ya de por sí supondrá una tarea titánica.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios